antioquia | Publicado el

Tres nuevos resguardos para la población indígena antioqueña


La población indígena que se asienta en el casco urbano de Medellín alcanza las 3.500 personas. FOTO Manuel saldarriaga

Con dificultades en el acceso a agua potable o saneamiento básico, problemas de infraestructura educativa y hasta vivienda, las 212 comunidades indígenas que habitan en el departamento de Antioquia alcanzan la inquietante cifra del 92 % de necesidades básicas insatisfechas.

Pero la preocupación más importante de los pueblos indígenas tiene que ver con la tierra y con la forma de convertirse en propietarios legales de los predios que han habitado de manera ancestral.

Ese es el propósito de la creación de resguardos indígenas y ahora, luego de un proceso que tomó dos años, 350 indígenas de las etnias Embera Katío y Senú recibieron los respectivos acuerdos que los acreditan como poseedores de 197 hectáreas de tierra, en tres nuevos resguardos ubicados en los municipios de Cáceres, El Bagre y San Juan de Urabá.

En este proceso, la Gobernación de Antioquia, la Agencia Nacional de Tierras y la Ong The Amazon Conservation Team, invirtieron 1.800 millones de pesos. Con el título de propiedad colectiva, las autoridades indígenas podrán gestionar recursos para proyectos productivos y recibir ingresos del Sistema General de Participaciones.

Déficit territorial

Pero estos procedimientos de titulación implican, en ocasiones, un esfuerzo titánico.

Llanedt Martínez Ruíz, gerente Indígena de Antioquia, afirma que en la consolidación de resguardos existen numerosos inconvenientes con la titulación de los predios, muchos de ellos baldíos. A la lista de problemas se suman las deudas en impuestos, el difícil acceso a los territorios que habitan las comunidades indígenas y los obstáculos para establecer una relación interinstitucional entre ambas partes.

Para Richar Sierra, consejero de la Organización Indígena de Antioquia -OIA-, el derecho de la población indígena a poseer territorios conservados y constituidos es el que garantiza su conservación cultural, pero en el departamento hay un evidente déficit territorial.

“Existen 49 resguardos en el departamento, pero tenemos 212 comunidades indígenas. Si bien hay territorios muy amplios, hay comunidades que cuentan con escasamente 30 hectáreas para un número de 50 familias”.

Sierra indica, además, que el tema de los resguardos está ligado con la productividad en estos territorios y que esta es una necesidad que debe atenderse con prioridad. “No gozamos de proyectos productivos sostenibles en los territorios indígenas. Hay algunas experiencias que han avanzado en el Suroeste antioqueño, en donde se tiene una economía definida de cultivo de café y sus derivados, pero, en otras regiones como el Urabá y el Occidente, aún sigue siendo débil la producción agrícola”.

Esta falta de producción, de acuerdo con el consejero, genera afectación en la salud de las familias, cuadros significativos de desnutrición infantil y se suma a otras necesidades históricas de las comunidades indígenas, como la desatención del Estado y la ausencia de un sistema de educación propio que respete su visión del mundo. “En los últimos meses se han generado asesinatos a líderes indígenas y desplazamiento forzado, por lo que las medidas de autoprotección y el acompañamiento deben fortalecerse. No hay sistematicidad en la atención, pero sí la hay en el conflicto armado, que hace presencia permanente en los territorios indígenas”, concluye.

Medellín multiétnica

En Medellín habitan aproximadamente 3.500 indígenas, pertenecientes a 36 etnias del país. Para estas poblaciones que se asientan en el casco urbano, algunos puntos pendientes están relacionados con el desplazamiento forzado y la mendicidad.

Johnatan Hernández, director de Etnias de la Alcaldía de Medellín, destaca que nunca ha existido una política pública indígena y que apenas a finales de este año estará lista. Agrega que al desplazamiento forzado de pueblos indígenas que llegan a la ciudad por causa del conflicto o la minería ilegal, se le suma una marcada discriminación étnica en Medellín, especialmente en entornos laborales o educativos. “A la sociedad le falta mucho comprender que somos una ciudad multicultural y multiétnica”.

Francisco Jacanamijoy, gobernador del Cabildo Indígena Inga de Medellín, dice que la gran preocupación del cabildo es el acceso a la salud, la ausente participación pública en proyectos locales y las pocas garantías de empleo para la población indígena, que a veces es desalojada de sus puestos de trabajo.

49

resguardos indígenas están constituidos legalmente en Antioquia.

Aún con todas las dificultades, la creación de tres nuevos resguardos indígenas en Antioquia les garantiza a los pueblos ancestrales los títulos de las tierras que por derecho les pertecenen.
Nuevos resguardos indígenas en Antioquia

Contexto de la Noticia

Resguardo indígena
De acuerdo con el Ministerio del Interior son una institución legal y sociopolítica de carácter especial, conformada por una o más comunidades indígenas. De carácter inalienable, imprescriptible e inembargables, gozan de un título de propiedad colectivo y un sistema normativo propio.

Cabildo indígena
El Ministerio del Interior lo define como una entidad pública especial, cuyos integrantes son miembros de una comunidad indígena, elegidos y reconocidos por ésta. Su función es representar legalmente a la comunidad y ejercer la autoridad atribuida por la Ley.


Powered by