antioquia | Publicado el

Firma de E.U. realizará diseño para sellar túneles de Hidroituango


El proyecto hidroeléctrico suplirá hasta el 17 % de la demanda energética de Colombia. FOTO: JUAN DAVID ÚSUGA

La llegada de la temporada seca y la disminución de las precipitaciones en el valle del Alto Cauca favorece el desarrollo de las obras de estabilización del proyecto hidroeléctrico de Ituango, que ayer cumplió dos meses en contingencia. La condición climática, que se extenderá hasta finales de septiembre según los pronósticos del Ideam, ha permitido al constructor y a EPM trabajar con menos apuro en el fortalecimiento del llenado de la presa y en el proceso de sellamiento de los túneles de desvío.

El primer indicador favorecido con el menor caudal del río Cauca es el nivel del embalse, que alcanzó su mayor altura el 5 de junio pasado cuando llegó a los 393,55 metros sobre el nivel del mar (msnm). Ayer, la cota del agua se situó en 380,8 msnm.

Ese panorama eliminó las filtraciones en el lleno prioritario y despejó el panorama para comenzar el proceso que lo volverá definitivo.

Cabe recordar que en ocasión a la emergencia en el proyecto, declarada tras la obstrucción de la galería auxiliar de desvío el pasado 28 de abril, los encargados del proyecto tomaron la decisión de implementar un llenado prioritario para subir con urgencia el nivel de la presa y evitar el fenómeno de overtopping, o sobrepaso del agua por encima del muro de contención.

Ese llenado de emergencia, empleado desde la cota 385 msnm hasta la altura de 415 msnm, será robustecido para que la presa sea definitiva.

En diálogo con EL COLOMBIANO, Jorge Londoño De la Cuesta, gerente general de EPM, contó que una empresa multinacional realizará la construcción de una pantalla de concreto plástico, que irá en la parte central de la presa, para eliminar los riesgos de filtraciones. “Ese proceso nos puede tomar todo el segundo semestre, en sus fases de diseño y contratación. Eso nos permitirá tener una presa robusta y definitiva para afrontar la temporada de invierno de fin de año”, detalló.

Llegaría hasta la cota 370

El nivel del embalse continuará bajando, en el transcurso de la temporada seca y, según presupuestó Londoño De la Cuesta, podría llegar a la cota 370 a finales del verano. Ese sería su punto mínimo porque conforme disminuye el nivel del embalse, también baja la afluencia de agua en los túneles de captación.

Otro indicador favorecido por el bajo caudal es el volumen de la filtración del túnel derecho, que tuvo un flujo de 80 metros cúbicos por segundo (m3/seg.) cuando el embalse estaba más alto, y ahora está en 40 m3/seg.

Esa circunstancia de menor nivel del embalse y presión del agua facilitará la ejecución del otro frente de trabajo clave para retomar el control del megaproyecto: el sellamiento del túnel derecho.

El gerente de EPM detalló que contrataron a la empresa estadounidense Halliburton, firma dedicada a la exploración en yacimientos petroleros, para adelantar esta etapa.

El proceso consistirá en realizar una perforación, de al menos 16 pulgadas de diámetro, hasta llegar al túnel. Luego será inyectado concreto hasta que el tubo quede sellado. Con menor caudal y presión, las condiciones para llevar a cabo ese procedimiento son menos complejas.

“Hallyburton nos está terminando de preparar los diseños de ingeniería. Paralelamente, otras firmas especializas en concretos, están determinando las mezclas apropiadas. En la segunda quincena de julio vamos a tener esos diseños listos para emprender las labores del taponamiento, entre agosto y septiembre”, detalló Londoño.

La misma operación se efectuará en la galería auxiliar de desvío, el túnel que está obstruido desde el 28 de abril.

Hoy, el riesgo más probable de afectación aguas abajo es que ese túnel derecho se reabra involuntariamente y ocasione una creciente de similares proporciones a la registrada el 12 de mayo, cuando bajó un caudal de 6.000 m3/seg., tres veces el volumen del río Cauca en invierno.

¿Y la casa de máquinas?

Una vez realizado el apantallamiento de la presa y el sellamiento de los túneles, EPM presupuesta el cierre de las compuertas de la casa de máquinas, es decir, en octubre.

“El agua que está saliendo por los túneles de descarga de la casa de máquinas es la que se estima en los modelos hidráulicos, por lo menos para las captaciones 1 y 2. Eso nos indica que los daños podrían no ser significativos y nos da la señal de que el proyecto es viable”, detalló el gerente.

Asimismo, Londoño De la Cuesta informó sobre el estado de la montaña arriba del vertedero. Indicó que pese a la reducción de las precipitaciones en el valle del Alto Cauca, en el sitio de la presa continúa lloviendo casi todos los días. La montaña, anotó, todavía no ha logrado su estabilidad, por lo que siguen los movimientos de tierra en dos zonas. Se espera que se registren desprendimientos cercanos a los 100.000 m3 en los próximos días. Los aludes representan riesgo si sobrepasan los 250.000 m3.

Tras alcanzar de nuevo el control de Hidroituango, EPM estima que en tres años terminará la construcción y podrá entrar en operación plena con sus ocho generadores.

17

por ciento de la demanda energética nacional supliría Hidroituango en operación.

EPM retomaría el control del proyecto hidroeléctrico de Ituango entre septiembre y octubre próximo, una vez fortalezca la presa, logre sellar los túneles de desviación y cierre la casa de máquinas
Hidroituango: así avanzan las obras de estabilización

Contexto de la Noticia

El 28 de abril se registró una falla geológica que ocasionó un desprendimiento de tierra. El alud taponó la galería auxiliar de desvío, única salida para desviar el cauce del río Cauca en el megaproyecto. La obstrucción generó el represamiento involuntario del agua y llevó a declarar la emergencia aguas abajo del proyecto. El 10 de mayo, Epm tomó la determinación de desviar el caudal por la casa de máquinas. Dos días después, el destaponamiento del túnel derecho produjo una creciente que afectó el corregimiento de Puerto Valdivia.


Powered by