Tour Francia 2017 | Publicado el

Movistar y Quintana, un Tour para olvidar y reflexionar


FOTO AFP

El pasado domingo Nairo Quintana, el líder del equipo Movistar en el Tour de Francia, se quedó descolgado en la subida al puerto de primera categoría de la decimoquinta etapa en el Macizo Central, el Col de Peyra Taillade.

Lea: “Tenemos que ser buenos perdedores”: Nairo Quintana

Mientras Sky, con sus dos mejores hombres, Chris Froome y Mikel Landa, entran en el grupo de favoritos, Nairo y Carlos Betancur, el otro colombiano del Movistar, quedan rezagados.

Al final de esa decimoquinta etapa con final en Le Puy en Velay, Quintana y Betancur habían perdido 3 minutos y 54 segundos frente al grupo de favoritos, con Froome y Landa mostrando el poderío del Sky frente al Movistar.

Quintana se despide definitivamente de este modo de cualquier opción en el Tour.

En la general, Froome es líder, Landa es sexto a 1 minuto y 17 segundos, mientras el colombiano es undécimo a 6 minutos y 16 segundos.

Quintana había comenzado a despedirse de la victoria en el Tour cuando decidió disputar el Giro el mismo año, donde quedó segundo.

Al Tour llegó justo de fuerzas. ¿Decidió Quintana hacer el doblete o fue Movistar?

El padre de Nairo, Luis Quintana, puso pólvora al tema el jueves en unas declaraciones a Radio Caracol.

“Los colombianos estamos protestando (al Movistar) porque están quemando a Nairo Quintana, pues no debió correr el Giro si lo llevaban para el Tour”, dijo el padre del ciclista boyacense a la radio colombiana.

Lea: El papá de Nairo dice que Movistar está quemando a su hijo

Cuando Quintana perdió mucho tiempo en la etapa en el Macizo del Jura, el domingo, con llegada en Chambery, que tuvo paradójicamente una victoria colombiana de Rigoberto Urán, quedando Nairo a 2 minutos y 13 segundos, ya se empezó a vislumbrar que éste no iba a ser el Tour del boyacense.

Un doblete fallido

“No me arrepiento de haber disputado el Giro. Es una apuesta que haces, algo diferente que queríamos hacer. Nos quedan muchas cosas por aprender, de lo que ha pasado y de cómo lo hemos hecho, para mejorar”, dijo Quintana tras su mala jornada en Chambery.

Tras la confirmación de que no se encontraba bien, después de perder más tiempo el jueves en Peyragudes, Quintana fue más explícito, culpando a la equivocación de intentar el doblete.

“Los motivos de esta situación pueden ser el sobresfuerzo. El Giro fue rápido y gastamos mucho. Puede ser la preparación, es la primera vez que corro Giro y Tour. Esperábamos acertar pero nos equivocamos. Veremos el próximo año para preparar básicamente el Tour como otros años”, explicó el colombiano.

Lea: Rigoberto Urán envía un mensaje de aliento a Nairo Quintana

La esperanza, sin embargo, renació el viernes en la siguiente etapa pirenaica, en Foix, donde fue segundo, colocándose en la general a poco más de dos minutos.

“No creemos que la causa (del tiempo perdido) sea el hecho de haber corrido Giro y Tour. No tiene fatiga ni tiene nada, no había rendido por lo que sea”, afirmó el sábado José Luis Arrrieta, director deportivo del Movistar, que estaba esperanzado tras el segundo puesto de Quintana el viernes.

Pero fue un espejismo, como se puedo comprobar el domingo en Le Puy en Velay al perder Quintana casi cuatro minutos.

La diferencia entre el Sky y el Movistar, tal vez los dos equipos más potentes del pelotón, en este Tour ha sido abismal.

Tanto Sky como Movistar perdieron a los segundos espadas del equipo, a Geraint Thomas y a Alejandro Valverde, respectivamente lugartenientes de Froome y Quintana, pero el conjunto británico se repuso sin problemas, como demuestra el poderío de Mikel Nieve y Mikel Landa arropando a su líder.

Movistar está viviendo tal vez el peor Tour de su historia y el colombiano empezó a enterrar sus posibilidades cuando decidió correr el Giro.

Movistar y el propio colombiano deberán sacar muchas enseñanzas de este Tour fallido. Una reflexión parece estar en la agenda de ambos de cara al año que viene.

Lea: ¿Qué posibilidades tiene Rigo de llegar al podio?


Powered by