Medio Ambiente | Publicado el

Agua de la llave contaminada con fibras de plástico


Se encontraron fibras plásticas en el agua del grifo en todo el mundo, revela el estudio. FOTO: Shutterstock

Encontraron microfribras de plástico en el agua potable. Está en el edificio de la Torre Trump, en Estados Unidos y también en África. ¿De extrañar? No tanto si se considera que una sola persona consume más de 4.000 bolsas de plástico al año.

Mucho se ha informado y visualizado sobre su creciente amenaza a la fauna, la flora y la vida en general de los ríos y los mares. El plástico altera los rellenos sanitarios y causa una contaminación global alarmante.

Ahora se sabe que también están en el agua de la llave. El estudio difundido por The Guardian y liderado por Orb Media, organización periodística internacional sin ánimo de lucro con sede en Washington en colaboración con investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York y la Universidad de Minnesota, tomó muestras de agua del grifo de diferentes países de los cinco continentes. El resultado arrojó que el 83 % de las muestras obtenidas contenían microfibras de plástico que podrían ser dañinas para la salud.

Estados Unidos tuvo la tasa de contaminación más alta, con un 94% de fibras plásticas encontradas en el agua del grifo en sitios como edificios del Congreso, la sede de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y Torre Trump en Nueva York. Líbano e India tuvieron las siguientes tasas más altas.

Países europeos, incluyendo el Reino Unido, Alemania y Francia tuvieron la tasa de contaminación más baja, pero igual fue del 72%. El número medio de fibras encontradas en cada muestra de 500 mililitros de agua varió de 4,8 en Estados Unidos a 1,9 en Europa.

Los nuevos análisis indican el alcance omnipresente de la contaminación microplástica en el ambiente global. Los trabajos previos se han centrado principalmente en la contaminación plástica en los océanos.

Según contó recientemente en charla pública la ingeniera química de la Universidad de Antioquia con doctorado en química de la North Texas University, Betty Lucy López: “en el año 2050 habrá más plástico que peces”, los seres humanos “vertimos de ocho a nueve mil toneladas de basura por año”.

La contaminación microplástica global está empezando a quedar al descubierto. Otros estudios en Alemania encontraron fibras y fragmentos en todas las 24 marcas de cerveza que probaron, así como en la miel y el azúcar. En París, en 2015, otros investigadores descubrieron que los microplásticos caían del aire, así como que estos se encontraban en el interior de las casas de la gente.


Powered by