Publicado el

Corte ordena controlar deforestación de la Amazonía


Corte ordenó al gobierno detener la deforestación en la Amazonía. Foto Instituto Sinchi

La Corte Suprema de Justicia ordenó a la Presidencia de la República y autoridades nacionales, regionales y municipales involucradas, adoptar un plan de acción a corto, mediano y largo plazo para proteger la Amazonía, región en la que la deforestación aumentó 44 % entre 2015 y 2016, al pasar de 56.952 a 70.074 hectáreas.

La Corte estableció que el Estado no ha enfrentado de manera eficiente la problemática de la deforestación en esa región pese a todos los compromisos internacionales que ha suscrito y aunque en el país existe suficiente normatividad y jurisprudencia sobre el tema.

La decisión se dio al conceder la tutela de los derechos a gozar de un ambiente sano, vida y salud de un grupo de 25 niños, adolescentes y jóvenes representados por el director del Centro de Estudios Dejusticia,

La Sala de Casación Civil dispone la “elaboración del Pacto Intergeneracional por la Vida del Amazonas Colombiano–PIVAC para reducir a cero la deforestación y los gases efecto invernadero, la incorporación de componentes de preservación medioambiental en los planes municipales de ordenamiento territorial, y la ejecución efectiva de medidas policivas, judiciales y administrativas por parte de las tres corporaciones autónomas regionales con jurisdicción en el territorio amazónico”, reveló un comunicado de la Corte.

La providencia señala que las CARno están cumpliendo sus funciones de evaluar, controlar y monitorear los recursos naturales, ni de sancionar la violación de normas de protección ambiental. La deforestación se presenta en lugares bajo la tutela de Parques Nacionales Naturales de Colombia –PNN; departamentos como Amazonas, Caquetá, Guaviare y Putumayo también incumplen las funciones de protección ambiental, y municipios del área amazónica concentran altos niveles de deforestación sin contrarrestar esa situación, agrega la nota.

La Corte determinó el nexo causal entre la afectación de los derechos fundamentales de los accionantes de la tutela, y en general las personas residentes en el país, con el cambio climático generado por la reducción progresiva de la cobertura forestal, causada por la expansión de la frontera agrícola, los narco cultivos, la minería ilegal y la tala ilícitas de los bosques de la región.

“Los reseñados factores generan directamente la deforestación de la Amazonía, provocando a corto, mediano y largo plazo, un perjuicio inminente y grave para los niños, adolescentes y adultos que acuden a esta acción, y en general, a todos los habitantes del territorio nacional, tanto para las generaciones presentes como las futuras, pues desboca incontroladamente la emisión de dióxido de carbono (CO2) hacia la atmósfera, produciendo el efecto invernadero, el cual transforma y fragmenta ecosistemas, alterando el recurso hídrico y con ello, el abastecimiento de agua de los centros poblados y degradación del suelo....

“Por tanto, en aras de proteger ese ecosistema vital para el devenir global, tal como la Corte Constitucional declaró al río Atrato, se reconoce a la Amazonía Colombiana como entidad, ‘sujeto de derechos’, titular de la protección, de la conservación, mantenimiento y restauración a cargo del Estado y las entidades territoriales que la integran”, consigna la sentencia de la Sala de Casación Civil.


Powered by