antioquia | Publicado el

Medellín inicia plan de transformación ambiental


El cerro Pan de Azúcar, en la comuna 8 (oriente) es uno de los que podrán ser intervenidos con el proyecto de conectividad ecológica. Habrá siembras masivas. FOTO Julio César Herrera

Un riguroso plan para transformar a Medellín en sus componentes ambientales es hoy una herramienta con que cuenta la Administración Municipal y que empezó su socialización para, en diciembre, tener ajustes definitivos y en enero ejecutarse.

Se trata del proyecto Conectividad Ecológica de la Infraestructura Verde, un plan realizado durante cerca de un año por investigadores de la Universidad Nacional y que busca unir todos los nodos de este tipo de la ciudad, entre ellos los cerros tutelares.

Según el secretario de Ambiente de Medellín, Óscar Hoyos, la hoja de ruta, entre otras acciones, incluye la siembra de árboles en vías públicas y zonas verdes para hacer, inicialmente, una conectividad urbana y posteriormente fortalecer el componente ecológico, tanto en la parte urbana como en la rural.

“Tenemos analizado un polígono principal y donde vamos a hacer siembras. Nos permitirá establecer una conectividad de flora y fauna y llegar a una conectividad social, es decir que los ciudadanos puedan disfrutar de estos espacios. Es reverdecer a Medellín”, indicó Hoyos.

Paisajismo y aire

El proyecto tendrá intervenciones concernientes a incentivar la proliferación de flora, el atrapamiento de ruido y CO2, así como el mejoramiento del paisajismo y espacios púbicos verdes.

Hoyos agregó que el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, recibió con satisfacción el proyecto de conectividad ecológica y apuntó que con este revolucionará ambientalmente la ciudad.

“Este trabajo lo que quiere es recuperar lo que hemos perdido con el crecimiento demográfico”, acotó.

Si bien el proyecto de la Universidad Nacional, que será presentado en los próximos días por la Alcaldía, es desarrollado por expertos en el tema, el reto de mejorar los espacios naturales en la ciudad, así como en Colombia, no es menor.

Según datos oficiales, en Medellín cada habitante, en promedio, disfruta de menos de 4 metros cuadrados de espacio público y la meta, estipulada en su Plan de Desarrollo, es que sea 5,2 por persona.

La realidad no es muy diferente para el país. Según César Hernández, director de Planeación de Medellín, en Colombia se plantea que deberíamos estar en 10 metros cuadrados por habitante y a nivel internacional el estándar lo pone la Organización Mundial de la Salud al relacionar que se tiene que estar en 15 metros cuadrados por habitante.

“Estos estándares son muy altos, entendiendo que aplican en ciudades que tengan una planificación estructurada”, aseguró Hernández.

Puntos priorizados

Luis Fernando González, urbanista y profesor universitario, lamentó que Medellín siempre ha tenido déficit de espacios verdes, desde que se creó, en los años 60, el plan de parques para la ciudad.

“El principal componente de espacio verde en Medellín es el Arví, pero está afuera de la zona urbana y a la gente llegar a él le implica un costo de movilidad que lo vuelve un tema turístico y de recreación pasiva”, señaló.

Como insumo fundamental, el trabajo de la Universidad Nacional, de acuerdo con el director de Planeación de Medellín, muestra corredores que son recursos naturales invaluables de la ciudad y a los que no se les había dado la importancia debida.

Es el caso de la ruta Tres Cruces (Belén) cerro del Padre Amaya (San Cristóbal), una zona que Hernández destacó como potente y a la que “se le debe dar la misma condición del parque Arví en Santa Elena, un parque muy conservado con componentes ecosistémicos y turismo responsable”.

“Esos lugares son diseñados para brindar un componente ambiental. Hay materia prima, porque hay condición natural excepcional, pero se deben potenciar para que sea una oferta”, destacó.

Siembras masivas y adecuación de corredores ecológicos son algunas de las acciones del proyecto Conectividad Ecológica, que adelanta la Alcaldía. Cerros tendrán vocaciones específicas

Contexto de la Noticia

La intervención de tres cerros de Medellín, La Asomadera, el Nutibara y el Volador, está contenida en el proyecto de Conectividad y ya inició diseño. Su ejecución tendrá como responsables a la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), las secretarías de Medio Ambiente y Desarrollo.

Según el director de Planeación, César Hernández, la idea es que cada uno de esos lugares tenga vocaciones específicas. “Que el Nutibara sea foco de cultura y deporte. El Volador, patrimonial cultural y deportivo y la Asomadera, ambiental y deportivo”, indicó.

Aclaró que en el Nutibara, recuperarán los senderos culturales. También se realizará la renovación del teatro al aire libre Carlos Vieco.


Powered by