antioquia | Publicado el 19 de abril de 2016

“Me preocupan las ilegalidades en el contrato del Toyo”: Luis Pérez

El gobernador Luis Pérez afirma que se prepara para el posconflicto con Empresa de Desarrollo Agropecuario. FOTO Donaldo Zuluaga

Víctor Andrés Álvarez Correa

En una mano con la calculadora y en la otra lápiz y papel, el gobernador Luis Pérez busca darle forma a la Antioquia que sueña. Bulevares con ciclorrutas, que unan a los pueblos; la rehabilitación de un tramo del Ferrocarril, una universidad digital y la pavimentación de 1.000 kilómetros de vías terciarias son algunos de sus proyectos bandera, con los cuales -afirma-cumplirá.

Mientras diseña la estrategia para poder ejecutar esas obras insiste en hacer hincapié en los déficit que dice haber recibido de la anterior administración. No obstante, es enfático en afirmar que no mira atrás y se esmera en desvirtuar lo que considera algunos mitos, que alega, hay sobre algunos temas como Savia Salud, el túnel del Toyo y los parques educativos.

Ha recalcado dificultades del departamento. ¿Cuál es la realidad de lo recibido?

“Una alta agonía económica. Primero, la FLA dejó de vender 331.000 millones de pesos hasta diciembre pasado. Eso es un déficit que entra directo al departamento. Encontramos un segundo problema que fue la Secretaría de Salud, que tiene hoy un déficit de 300.000 millones de pesos. Lo otro es un endeudamiento muy alto: en el último cuatrienio se pasó de $600.000 millones de deuda a $1, 4 billones, eso también es un golpe a las finanzas”.

¿Cómo está el sistema de salud en Antioquia?

“Ocultar los problemas es lo peor que le puede pasar a una sociedad. En Antioquia tenemos un problema con la Secretaría de Salud que el Gobierno Nacional le dejó acumular un déficit muy alto. Le propuse al Ministro que el departamento ponía $ 71.000 de los $300.000 millones y que el resto lo pusiera la Nación. Estuvo de acuerdo pero aún no se ha firmado, porque él sugirió que yo pusiera la plata por adelantado y le dije que lo hiciéramos al mismo tiempo. Para que se constituyera en un alivio”.

¿Cómo ve la propuesta para pagar el No POS con regalías?

“No la veo bien. El Gobierno Nacional tiene una obligación con la salud de los municipios y los departamentos. Y no podemos caer en un proceso de ‘recentralización’ sabiendo que sin recursos para el desarrollo del departamento que la Nación los empieza a amarrar y a soltarse de su función en salud”.

¿Qué hará con Savia Salud?

“Recientemente encontramos un problema con Savia. Aparecía como una entidad sólida, moderna y atractiva. Pero tenía una especie de velo que no dejaba ver lo que realmente le sucedía: en los dos años de su creación tuvo pérdidas de 200.000 millones de pesos”.

¿Qué salvavidas tiene para Savia Salud?

“El hecho de que tengamos 200.000 millones de pérdida, que tenga grandes deudas con las clínicas y hospitales nos puede llevar a una parálisis. Por eso le he pedido al Gobierno Nacional que sea socio de Savia, porque cuando se hizo Savia debieron haber metido a la Nación que podría poner una suma importante para que Savia nuevamente arranque. En campaña política decían que eso era la joya de la corona y ahora que me posesioné resulta que tiene 200.000 millones de pérdida”.

¿Cuál es su análisis sobre la FLA?

“La Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) la venían recalentando, porque exigían a los distribuidores que compraran, primero hasta abril, luego a julio y ya iban en octubre, pero del año siguiente. Generaban ventas que son ficticias. Había distribuidores que compraban en noviembre el producto para octubre del año siguiente. Además se descuidó mucho la marca. No se pude gastar la publicidad de la FLA en hacer una escuela o un festival cultural o construir una casa para la acción comunal. Si no se hace publicidad en la Costa van a comprar otro licor. La marca de Aguardiente y Ron se debilitó por estar anunciando obras del gobierno o para dónde va el gobernador”.

¿Qué hacer con la empresa?

“Le he pedido al gerente de la FLA que este año venda 165.000 millones de pesos más de lo presupuestado para que en dos años superemos el déficit. Ya ellos están haciendo los reajustes para que esos 331.000 millones que se dejaron de vender los podamos recuperar. La marca de la FLA hay que defenderla, buscar que los distribuidores se especialicen más. A veces nuestros distribuidores son despachadores y los tenemos que obligar a que sepan más de ventas y mercadeo. Tenemos que incursionar en el mercado internacional. En España hay 6 millones de colombianos, entonces deberíamos estar vendiendo si quiera el 15 por ciento del producto allá”.

¿Cómo financiará sus proyectos de infraestructura?

“Estamos haciendo proyectos que nos permiten cofinanciar con la Nación, el sector privado, por valorización y otros recaudos el total de los recursos. Cada obra tiene una financiación diferente”.

¿Cómo conseguirá recursos para su plan de 1.000 km de vías pavimentadas?

“He propuesto que vamos a pavimentar 1.000 kilómetros de vías terciarias y secundarias, para eso hay estrategias como la pavimentación de las llegadas a las áreas urbanas de los dos municipios de Oriente que faltan: Alejandría y Concepción. Esa vía la vamos a hacer con recursos del departamento, pero vamos a cobrarles valorización a Isagén, que tiene parte allá, y a EPM, así como a la empresa que inauguraremos en junio y que es generadora de energía (15 megavatios). Vamos a trabajar de Alejandría hasta el Alto del Chuscal, que es donde empieza Barbosa. Y haremos gestión para que el Área Metropolitana y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, nos ayude a terminarla”.

¿Cuáles nuevas dobles calzadas tiene gestionadas?

“El Peñol – Marinilla - Peñol Guatapé que es una carretera muy estrecha (6 metros). Nosotros la vamos a convertir de 12 metros. Ya tenemos una alianza público privada que nos permite invertir 190.000 millones y el que los invierte queda con un peaje por 10 años. Ya tenemos la propuesta sobre la mesa. Vamos a hacer dobles calzadas en Oriente para acabar el trancón que hay hoy. Estas irán de Sancho Paisa, por la Fe, hasta Rionegro. Marinilla Rionegro. Desde Guarne hasta el mall Llanogrande. Eso lo estamos negociando y los concesionarios de Oriente han dado su visto bueno”.

También ha criticado el estado de las vías terciarias. ¿Cómo las mejorará?

“Esto está resultando más fácil de lo que imaginaba. El secretario de Obras Públicas acaba de firmar con 52 municipios un pacto donde el departamento pone el cemento, ayuda con el hierro y los municipios ponen la gravilla y mano de obra. Entonces, con 56 municipios acabamos de firmar para hacer 130 kilómetros de vías terciarias”.

¿Y las entradas a otros municipios, que son trocha?

“Aquí hay 16 municipios que no tienen pavimentadas sus vías a zonas urbanas y me parece injusto. Por ejemplo, Briceño, en 2019 recibirá una suma grande por Hidroituango, entonces el Alcalde me dijo que no le diera plata sino que le consiguiera un crédito para empezar a pagar ese año, pero que pueda empezar la vía. Ya hablé con Findeter y dijo que podría conseguirle un crédito a largo plazo. Las vías secundarias que van a los municipios son las más deterioradas y son las que vamos a tratar de arreglar. Por ejemplo, Armenia Mantequilla, que está sin pavimentar del municipio a San Antonio de Prado. Al Alcalde de ese municipio le dije que le daba 4.000 millones de pesos, pero que buscará los congresistas que sacaron allá voticos, y vamos a hacer una reunión en la plaza para que ellos también pidan”.

TOYO

Sus críticos dicen que su visión sobre el Toyo está viciada por la presencia de Sergio Fajardo... ¿Eso lo molesta?

“A mí no me dan miedo los espantos. Quisiera que lo miraran al revés. ¿Dónde me han visto peleando con la administración anterior? En ninguna parte. Yo soy de obras grandes. Por ejemplo, al túnel de Oriente dije que le pusiéramos el acelerador para terminarlo”.

¿Cómo ve la obra túnel del Toyo?

“El túnel del Toyo es una obra importante para Antioquia. El primer problema que resulta con ella es que el contrato de construcción es ilegal. Tiene elementos de ilegalidad. He tratado de guardar silencio, el que no lo ha guardado es el periódico EL COLOMBIANO, para ver si no se hunde el proyecto”.

¿Y cuáles son esas irregularidades que usted advierte?

“Primero, que el contrato fue adjudicado por una empresa privada. El secretario de Obras Públicas delegó la adjudicación del contrato. Uno no puede delegar lo que le han delegado y menos delegarle funciones públicas a un privado. Lo segundo es que, creo que por inexperiencia de quien estaba adjudicando, el contrato se adjudicó como si fuese un contrato de concesión y no de obra pública. Generalmente las concesiones se adjudican para que hagan la licencia ambiental, diseño definitivo, estudios de predios, consulta con comunidades. Toda obra pública, por ley, antes de la licitación tiene que tener precio definitivo. Aquí no hay ni diseños, ni precio definitivo. Tampoco tiene licencia, no tiene compra de predios y aún no tiene consulta a las comunidades”.

No obstante, las últimas administraciones de Medellín y la Gobernación y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) defienden la transparencia de los contratos para El Toyo...

“Aquí no hay enemigos de ninguna obra, ni estamos mirando hacia atrás. No quiero perder un minuto para hacer obras en Antioquia. El contrato lo adjudicó la Secretaría de Obras, previa delegación de un tercero”.

Defensores del contrato dicen que la nueva Ley da la posibilidad de contratar sin necesidad de la licencia ambiental...

“Ellos alegan que la Ley 1682 de 2013 permite contratar primero la licencia ambiental, luego el diseño definitivo, después la obra... Esa ley es para concesiones, no para obra púbica. Esa ley dejó viva la Ley 80 de obras públicas. Tengo una carta del Contralor que dice que en virtud del Artículo 125 del estatuto anticorrupción, me pide que suspenda el contrato. Yo no lo quise hacer porque quiero salvar la obra”.

¿Por qué se suspende por dos meses el contrato de construcción?

“No me he querido meter en discusiones públicas para ver si salvamos la obra, porque si esto se va a una demanda de un Tribunal puede uno demorarse 15 o 20 años. Nosotros pedimos a los contratistas un aplazamiento por dos meses para ver si es posible superar las ilegalidades del contrato. Le pedimos al Procurador General que cree una mesa de trabajo. La semana pasada se creó, y en ella están la Alcaldía, Gobernación, ANI, Invías y Mintransporte”.

¿Qué espera que suceda en esos 60 días?

“Creemos que en estos días que faltan (menos de 35) salga una decisión. Leí que decían que si no se hace el túnel el viaje a Urabá demoraría una hora y media más. Esa información es mal fundamentada. Por ello le envié una carta a la ANI. De Santa Fe de Antioquia a Cañasgordas, la ANI propuso hacer una vía de doble calzada por encima. Aquí (en Antioquia) se propuso hacer un túnel. La de doble calzada que proponen es una vía nueva de Santa Fe a Manglar y de ahí, en doble calzada hasta Cañasgordas. Eso daría aproximadamente 44, 3 kilómetros (...) Es decir que estamos hablando de ir en 38,7 por el túnel o en 44,3 por fuera. La diferencia puede estar entre dos o cinco minutos, no en hora y media”.

¿Eso quiere decir que usted contempla otra alternativa diferente al túnel?

“Yo soy amigo de la obra. En Antioquia no hay nadie que haga obras más grandes que Luis Pérez. Mucho más porque soy de esa zona. Pero mi preocupación son las ilegalidades del contrato”.

¿Una solución sería indemnizar a los contratistas?

“Nosotros no pensamos en indemnizar a nadie porque no vamos a cancelar la obra. Sino se hace es porque la ilegalidad del contrato nos se puede superar. Estamos trabajando para hacer el túnel y si no fuera así no estaríamos llamando al contratista para ver cómo subsanamos el problema”.

Pero, usted habla de una vía alterna. Sin embargo, la Nación sigue apoyando el túnel como complemento de Mar 1 y Mar 2...

“Quienes han dicho que no ponen un solo peso para el túnel son Invías y la ANI. Nosotros seguimos trabajando en el tema. Las diferencias las queremos solucionar por las vías de la concertación. La ANI dice que no se metieron en el túnel porque no saben ni cuánto vale, y prefirieron hacer una vía superficial de Santa Fe de Antioquia a Cañasgordas. Es decir, esa conexión no está en peligro. La ANI e Invías tienen el dinero para eso y la hacen si es superficial. Lo que dice es que si la región tomó la determinación de hacer el túnel, entonces la región lo paga. Las irregularidades las comparten la Ministra, la ANI e Invías”.

¿Cuál es su propuesta definitiva para revivir la obra?

“Una solución podría ser tener el diseño definitivo y la licencia ambiental, y nosotros comprar los predios. Ya, de hecho, nos llegó una carta de los alcaldes de la zona pidiéndonos que nos expliquen por dónde sale el túnel, a quién hay que mover, trasladar. Creemos que si el contrato se suspende podríamos tener acercamientos para adelantar esos pasos”.

... ¿Los mismo contratistas?

“Es que no podemos cambiarlos, porque son contratos adjudicados. Los estudios preliminares los podrían hacer los mismos contratistas”.

¿En qué va la negociación con ellos?

“Han sido conversaciones cordiales. Ellos mismos no saben cuánto vale la obra”.

PARQUES EDUCATIVOS

Uno de sus sueños para el futuro de Antioquia es la creación de una universidad digital. ¿Cómo avanza su proyectol?

“Queremos trabajar en la educación digital: primero la universidad, es una innovación y la ministra manifestó que quería que fuera de Colombia, que sería el centro de la innovación de la educación en este país. La gran parte de nuestros recursos de regalías irá a esa universidad digital. Lo es que crearemos el bachillerato digital”.

¿Aprovechará los parques educativos?

“Lo primero es que hay que bajarle a los mitos: nosotros recibimos 48 parques educativos y vamos a completar 80. Además, por algo que me da pena decirlo, pero los parques educativos, biblioteca surgieron en la Alcaldía de Luis Pérez.

Y digo que hay que bajarle a esos mitos, porque esos no son edificios gigantes. Son estructuras que están entre 620 y 660 metros. Son edificios razonablemente importantes en tamaño y resultaría muy egocéntrico que el departamento fuera el que tuviera las llaves de esos centros educativos.

Yo creo que son espacios donde se pueden realizar actividades de la Universidad Digital, pero también puede funcionar una casa de la cultura del municipio, un museo, como lo pidió el Peñol. Que sean los alcaldes quienes deciden sobre estas edificaciones, complementarias con lo que estamos haciendo. Pero que para abrirlos llamen al Gobernador, no tiene sentido.

¿Cuál es su énfasis en el tema educativo?

“Vamos a hacer una reforma a la estructura de la Secretaría de Educación para darle prioridad a la educación digital. Mejoraremos la infraestructura escolar que está destruida. Es que, en el periodo pasado se hizo énfasis en parques educativos, pero no se hizo mantenimiento a las entidades educativas”.

¿Cuánto cuesta repararlas?

“Si fuéramos a arreglar todas las instituciones educativas nos gastaríamos un billón de pesos. Vamos a empezar a trabajar de a poco. Este año firmamos un convenio con el Ministerio de Educación. Ellos ponen el 70 % y nosotros el 30 por ciento. Vamos a invertir este año cerca de 60.000 millones de pesos para recuperar las escuelas. Hacemos una gestión para que el año entrante invirtamos de $150.000 a “180.000 millones en la misma proporción: 70 % y 30 %”.

¿Qué porcentaje de esa universidad digital es virtual y qué presencial?

“Eso depende de los programas académicos. Hoy todo funciona por computador y es injusto que la educación no entre a enriquecerse de eso. Hoy la memoria de la gente se la dejamos al computador. Si en Colombia, por ejemplo, hay 75.000 madres comunitarias que no tienen licenciatura en educación integral infantil, para ellas un 90 % del plan de estudio puede ser digital y apoyarnos en parques educativos y bibliotecas para que completen lo que es necesario”.

¿Por qué suprimió la entidad encargada de los parques bibliotecas?

“Qué sentido tiene una subsecretaría de Bibliotecas cuando lo que necesitamos es enseñar a educar y no a manejar una biblioteca. No suena razonable que por cada edificio hagamos una estructura municipal”.

¿Y el presupuesto para mantenerlos?

“Son 40.000 millones de presupuesto de Antioquia y hay que subsanar el déficit. Es un mito, porque hay que empezar a redistribuir esos recursos en todo el déficit que le quedó al departamento”.

¿Le preocupa la situación financiera del Departamento?

“Soy pragmático. Así como no me ven desanimado porque encontré déficit, si a mí se me pierde un peso en vez de ponerme a llorar y estimular la fábrica de pañuelos, yo me pongo a trabajar para conseguir dos. No me he quejado. Hay que buscar la manera de superar los inconvenientes”.

¿Cómo se está preparando para el posconflicto?

“La firma de la paz es un acto simbólico. La paz la tenemos que construir y podemos empezar a construirla, aún sin firmar el acuerdo. En mi programa tengo algo muy ambicioso como la Empresa de Desarrollo Agropecuario con 500.000 millones de pesos para cultivar unas 100.000 hectáreas de agricultura comercial y generar un empleo al campesino, que es un soporte del planeta”.

¿Esa agricultura que promueve es a gran escala?

“La idea nuestra es conseguir tierras, no compradas y hacer un Plan de Ordenamiento Territorial Agrícola y empezar a sembrar productos que sean manejables por una entidad entre estatal y privada. Por ejemplo el cultivo del cacao que es manejable porque no es perecedero y da un empleo por cada hectárea de sembrada.

Analistas plantean que la política suya en seguridad es incierta...

“Estamos uniendo a todas las fuerzas de seguridad del Estado. Antioquia ha dejado acumular muchos problemas porque ha habido laxitud en el pasado en el manejo de la ilegalidad y el orden público. La minería ilegal se está apoderando del departamento. Hoy tenemos casi resuelto el problema de la minería en Buriticá que es aterradoramente grave y es precedido por el “clan Úsuga”.

Gobernador Luis Pérez dice que cree en el túnel del Toyo, pero explica que si esa obra no prospera hay un trazado de vía superficial en doble calzada. Habla de crisis de la salud y parques educativos.

Otras Noticias