Publicado el

Los tanques que revivieron barrios


FOTO jaime jaramillo

Hace un poco más de tres años, los lotes en los que estaban los tanques de abastecimiento de agua de EPM no tenían vida. Estaban encerrados por cercas altísimas, en las noches eran lugares oscuros y, aparte de la presencia de algunos empleados de la compañía, nadie podía entrar. Pero las cosas empezaron a cambiar cuando le preguntaron a la comunidad para qué aprovecharía esos lugares.

Las comunidades soñaron con bibliotecas, parques infantiles, gimnasios al aire libre, lugares para sentarse a conversar. Así que se tumbaron las cercas y se llenaron de vida las zonas verdes, de vida articulada.

De allí surge el nombre UVA (Unidad de Vida Articulada), porque unen a las personas, las instituciones del sector, al agua y a las zonas verdes bajo un mismo propósito: crear comunidad.

La gestora del UVA del Popular 1, Silvia Suárez, cuenta que hay una historia en particular que siempre la hace recordar la importancia del trabajo en estos lugares. “Es normal que los niños del sector crezcan alrededor de las actividades de las UVA, uno se aprende los nombres y los reconoce. A uno de estos niños lo descubrieron robando en una tienda, pero no lo llevaron a la Policía, ni siquiera a donde su mamá, sino a mí,” relata, aún impactada.

Ella se sentó a hablar y a escucharlo, pues detrás de su robo había una historia de hambre y problemas en su familia. Después de eso, no volvió a hacer algo así.

Aunque en la actualidad hay 22 UVA, son 12 las construidas en torno a los tanques. La Twittercrónica se fue a recorrer tres de estas, dos que tienen menos de un mes de inauguradas (Ilusión Verde ubicada en El Poblado y El Encanto, en Pedregal) y Armonía, en Manrique.

20

fue el número de UVAS que se planearon en un principio, pero ahora son 22 y podrían llegar a ser más.

Contexto de la Noticia

“Hay quienes dicen que han visto búhos, armadillos y zarigüeyas andando por los senderos de esta UVA,” dice Alexandra Álvarez, líder encargada del programa UVA. En el recorrido, la Twittercrónica no encontró alguno, pero si cosas sorprendentes: un docena de jóvenes aprendiendo a elevar cometa, un grupo de niños en un taller sobre el agua, una familia haciendo picnic con sus hijos después del colegio, un par de amigas jugando a tener una banda de rock imaginaria en los instrumentos musicales que están al aire libre. El lugar se inauguró apenas el 17 de enero y ya la comunidad se ha apropiado de él.

En él se unen las fuerzas de la fundación EPM, el Inder, Buen Comienzo y la Secretaría de Educación para mantener una biblioteca pública, una cancha disponible para todos, talleres de preservación de la naturaleza y actividades culturales.

Pero además, la vista de Medellín desde la montaña es hipnotizante.

La UVA de la Armonía, ubicada entre Manrique y Santa Inés, tiene dos cualidades que la hacen única. La primera es que es la única que gira en torno a un tanque abierto. El sonido del agua, los chorritos que se prenden a las dos de la tarde y la pantalla proyectora abanico. Esta forma con el agua una pantalla, que pronto comenzarán a usar para proyectar películas en la noche.

La segunda cualidad es que allí está ubicada una de las plantas de producción de energía más antiguas de la ciudad. Data de 1921 y era la encargada de llevar energía a los primeros tranvías de Medellín. Aunque es importante llamar antes para reservar la visita, es imperdible el paseo por este patrimonio arquitectónico.

“Antes la gente ni veía lo que estaba detrás de la reja, pero cuando lo abrieron, se revivió el espacio,” explica Érica María Guiral, gestoria de esta UVA.

A Sofía Uribe le gusta sacar a su perro Firulais a pasear por El Encanto, una de las UVA más grandes de la ciudad, ubicada en la Comuna 6, Doce de Octubre. Ella vive a una cuadra, con sus papás, y desde que el lugar tumbó las cercas, viene todos los días. Lo mismo Daniela Orrego, que junto a su hija Luciana de cuatro años decidieron que este nuevo espacio lo aprovecharían para que la pequeña aprendiera a patinar. y es que a las cinco de la tarde, el lugar está a reventar; una familia se muere de risa aprendiendo a jugar Twister, un grupo de adolescentes empiezan un partido de fútbol en la cancha y un joven se acerca al salón de computadores para preguntar tímidamente qué cursos gratuitos pueden tomar él y su esposa juntos.

Esta UVA tiene un poco menos de un mes de haber sido inaugurada, pero a los vecinos se les parecer haber olvidado que alguna vez no existió.


Powered by