negocios | Publicado el

Economista Jeffrey Sachs planteó fórmula para aumentar ganancias del caficultor


Jeffrey Sachs estimó que si todas las personas toman una taza de café por día, la demanda se multiplicaría por cinco. FOTO jaime pérez

Cinco centavos más por una taza de café duplicaría los ingresos de 25 millones de cultivadores de 60 países, afirmó ayer el economista Jeffrey Sachs, durante el Foro Mundial de Productores de Café, en Medellín.

“Estoy contento pagando en Manhattan 1,85 dólares por una taza de café. Si pago 1,89 dólares no me daría cuenta, pero el agricultor sí lo notaría”, explicó el renombrado asesor de las Naciones Unidas.

La propuesta generó toda clase de reacciones entre los asistentes, entre ellos el subdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), José Levobich, quien le preguntó cómo se implementaría el cobro adicional, si sería voluntario o si sería impartido por el Gobierno o la industria.

Sin embargo, Sachs le manifestó a EL COLOMBIANO que todavía no sería posible dar una respuesta, pero indicó que el incremento no necesariamente se aplicaría para el consumidor final, “también podría estudiarse cómo contribuirían otros actores de la cadena de producción”, y aclaró que una taza que cuesta cinco centavos más no equivale a que se está tomando toda esa utilidad: “pues se deben incluir muchos otros gastos, como arrendar un local”.

También contestó que debe existir un interés en desarrollar nuevos mecanismos para asegurar que los cultivadores de café obtengan un mejor precio. Pero descartó la idea de establecer un acuerdo para que los países fijen los precios del café, como en el sector petrolero (ver paréntesis)

Así, desde 1980, el precio del producto se ha caracterizado por una tendencia bajista, lo que reduce a la mitad la ganancia real de los agricultores. “Los consumidores lo estamos disfrutando, pero los caficultores tienen ahora menores ingresos”.

Sin embargo, la demanda ha aumentado y también el suministro. La explicación, entonces, está en que ese crecimiento se ha experimentado, principalmente, en los mercados tradicionales: Estados Unidos, donde ha sido menor, por un mayor consumo de bebidas azucaradas y endulzadas artificialmente, y Europa. Mientras que Asia, que concentra un 60 % de la población, casi no toma café.

“Allí es donde el consumo tiene mayor potencial para aumentar en los próximos años”, señaló. En ese sentido, dijo que la Alianza del Pacífico es una plataforma para acercar al gremio a esa región.

Agregó que si cada persona del mundo tomara una taza de café por día, un bulto de café por cada 10, se multiplicaría por cinco la demanda de café. Pero también tendría que crecer el suministro.

“Pero eso no es tan fácil, porque la producción es frágil y sensible al cambio climático. Es decir, una de las bebidas favoritas de los consumidores está en riesgo”.

Por último, señaló que Colombia tiene experiencia tecnológica en la biología del café. Por ello, recomendó al Gobierno invertir más para ser líderes en este campo y exportar este conocimiento como propiedad intelectual .

0,3

tazas de café toma por día una persona que vive en Japón: Jeffrey Sachs.

Contexto de la Noticia

El economista estadounidense anunció la creación de un centro para trabajar por los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), en la Universidad de los Andes, en Bogotá.

En este sentido, mencionó que los espacios académicos son esenciales para articular nuevas propuestas de desarrollo sostenible a la producción cafetera, como proyectos que permitan encontrar nuevos espacios para la siembra, ante los efectos del cambio climático.


Powered by