negocios | Publicado el

Colombia no tiene riesgos de recesión: Fedesarollo


La reducción de la tasa de intervención del Banco de la República ayudaría a reactivar el consumo. FOTO edwin bustamante

Tras venir de tasas de crecimiento del 4% y 5% años atrás, Colombia se enfrenta a un pobre desempeño de su economía en 2017. Pero aún así no caerá en una recesión.

Así lo observó Leonardo Villar, director del centro de investigaciones económicas Fedesarrollo, a El País de Cali, después de considerar que si el Gobierno hubiera ahorrado parte de la bonanza petrolera, la economía, y en especial la industria y el agro, no estarían pasando dificultades.

Y aunque el economista recalca que la rebaja de las tasas de interés por parte del Banco de la República es importante, la transmisión de sus efectos en los créditos tardará al menos 12 meses.

¿Sirve una rebaja de medio punto en la tasa del Emisor para reactivar el consumo?
“Tradicionalmente, el Banco de la República ha sido muy cauteloso en ese proceso, y el deterioro de los indicadores de la actividad económica en este semestre ha conducido a una rebaja importante en la tasa de interés. Los efectos de esa reducción son importantes y con seguridad los vamos a ver para una mejora en el desempeño económico”.
¿Qué tan rápido los colombianos tendrán un alivio en sus créditos?
“Los efectos tienen un rezago, es decir, que no se ven inmediatamente y tampoco puede pensarse que es una única solución. Todo depende de las características de los créditos que haya tomado la gente. Quienes están atados a la tasa de referencia, tienen una transmisión relativamente rápida, pero hay otros que son de tasa fija a largo plazo (2 o 3 años) y, por tanto, no se ajustan igual frente a la tasa del Banco de la República. Pero las tasas seguirán bajando, aunque se estima que entre cuatro y doce meses tardan en transmitirse al valor de los préstamos con base en el comportamiento de la dinámica económica”.
Eso significa que la economía volverá a despegar...

“El segundo semestre sería mejor que el primero, pero de todas maneras vamos a tener un año con un crecimiento económico mediocre, que estimamos será del 2%. Hay un impacto rezagado de la caída en el precio del petróleo que se transmite de muchas formas a la economía. Una de ellas es la necesidad de recortar el gasto público, algo que ha sucedido en los dos últimos años, y otra es aumentar los impuestos. Ambas eran indispensables para darle sostenibilidad a las finanzas públicas, pero tienen en el corto plazo un impacto en la desaceleración en la demanda agregada del país”.

¿Ve en el horizonte el riesgo de que Colombia caiga en una recesión económica?

“En realidad no vemos ese riesgo en este momento. Diría que a pesar del gran pesimismo existente como resultado de las encuestas al consumidor y a las industrias, así como del ambiente político y económico, debe reconocerse que el país se comporta relativamente mejor que otros países latinoamericanos”.

En cuanto al dólar, ¿es factible que la tasa de cambio siga arriba de los $3.000?
“La cotización del dólar está muy relacionada con lo que pase con el precio del petróleo y depende también de las condiciones del mercado financiero mundial. En las últimas semanas se ha registrado un aumento notable del dólar, al subir de menos de 2.900 pesos a más de 3.000 pesos. No obstante, en el último año el promedio de la cotización ha estado entre 2.850 pesos y 3.100 pesos, con oscilaciones, pero dentro de ese rango, en el cual muy probablemente se mantendrá, sin descartar riesgos”.
4 %

se ubicaría la tasa nacional de inflación a finales de julio, estima Fedesarrollo.

Contexto de la Noticia

Leonardo Villar
Director de Fedesarrollo
“La reforma pensional es un imperativo. Es difícil que se tramite antes de que finalice el actual Gobierno, pero será una prioridad de cualquier gobierno que entre en el 2018. Sería una reforma con implicaciones de largo plazo, que es urgente, porque si no se hace, los efectos se van a demorar aún más. Cualquier cosa que se haga se observa 10 o 15 años más adelante”.

Powered by