Televisión | Publicado el 8 de February de 2018

Juan Pablo Llano, talento y carácter en pantalla

Juan Pablo Llano incursiona como emprendedor con una linea de productos masculinos para el pelo. FOTO CORTESÍA

Jaime Horacio Arango Duque

Juan Pablo Llano vive hoy la vida que no solo soñó, sino por la que ha trabajado con disciplina y pasión desde hace más de 20 años.

Lleva 19 años al lado de la que llama la mujer de su vida, Catalina Gómez, con la que tiene dos hijos y un hogar feliz, algo poco frecuente en el medio del entretenimiento.

Tras sus inicios en la televisión nacional, primero como presentador y luego como actor, Juan Pablo ha logrado consolidar una carrera en el mercado internacional, en producciones en Miami, México, Venezuela y próximamente en Perú. Hace parte del elenco de la exitosa serie -en rating- Sin tetas sí hay paraíso 2, en la que personifica a un periodista.

Se declara un poco beligerante en Twitter donde expone sin miedo, pero con respeto, sus posiciones políticas y sociales. Deportista consagrado, Juan Pablo se convirtió en emprendedor con una marca de productos masculinos para el cuidado del pelo.

¿Te sorprende el impacto que tiene Sin tetas sí hay paraíso?
“Nunca deja de asombrarme, sé que tenemos un muy buen producto, con una producción de excelente calidad y actuaciones de gran nivel, pero lo que pasa con la serie es sorprendente. Los números de rating son un hit, no solo en Colombia, sino en Estados Unidos, México y al país donde llega sucede lo mismo. La serie también está en Netflix y allí estamos muy bien ranqueados, es un fenómeno mundial. Uno siente gratitud y felicidad de hacer parte del proyecto”.

Estar en dos temporadas consecutivas es todo un reto...
“La verdad es que mantener un personaje tanto tiempo al aire es un reto grande, que requiere mantener la esencia del rol sin que se desdibuje, ese es el principal escollo. Hay veces en las que uno siente que cae en la monotonía, pero ahí está el trabajo del actor, darle nuevas dinámicas, en mi caso, Daniel Cerón no aparece tanto en esta temporada, es normal y uno lo entiende, porque el libretista se ocupa de otras historias, entonces a uno le toca guardarlo un tiempo, para sacarlo en el momento más fuerte, así es la dinámica de estas historias”.

Esta historia te ha permitido conquistar nuevos mercados...
“Profesionalmente ha sido un trabajo muy dinámico que me ha permitido trabajar con diferentes directores y ampliar la exposición internacional, que es donde vengo trabajando hace años. Sin tetas me ha abierto más el panorama, he conocido gente maravillosa, amigos que han quedado de todo este tiempo, lo que se ve al aire es el trabajo en equipo, donde no hay ni luchas de figuración y eso se ve al aire, por fuera de cámaras todos somos muy amigos”.

Esa armonía no es tan común en este tipo de producciones...
“Se vuelve complejo en la medida que uno deje que suceda, uno debe concentrase es en su trabajo, no en la lucha de egos, eso es profesionalismo. De nuestra producción no ha salido un solo escándalo, como se ve en otras producciones, acá no le damos cabida a eso, la premisa nuestra es el trabajo en equipo”.

¿Qué viene en tu carrera después de Sin tetas...?
“Acabo de grabar un piloto para una serie que se va a hacer en Perú y si todo sale bien comenzaremos a grabar apenas termine Sin tetas sí hay paraíso 2”.

Ajustó 19 años junto a su esposa Catalia Gómez. Tienes dos hijos. FOTO CORTESÍA

¿Te enfocaste a trabajar en el exterior?
“Tengo las puertas abiertas para trabajar en cualquier parte, eso lo decidí hace años, el de comerme la torta completa y no solo enfocarme a un mercado, así que no me limito, estoy dispuesto para trabajar donde haya buenas historias, sin importar el país. Igualmente el mercado ha cambiado mucho y mi punto de vista es que hay que estar en el exterior, hay que estar en la jugada, no hay que cerrarse, estoy donde me pongan”.

¿Te has ganado varios regaños en redes sociales por ser tan directo?
“A veces me mandan a calmar un poco...(risas), dicen que los actores no nos debemos meter en ciertos asuntos, que es algo que no comparto, en mi caso Twitter lo tengo para debatir y opinar sobre temas sociales y políticos, porque creo que como artista tenemos una responsabilidad, claro está que hay que hacerlo de una manera prudente. Pese a que las redes hacen parte del mercado, hay momentos en los que me provoca mandar lejos todo, porque me parece el colmo que se haya vuelto costumbre en algunas productoras llamar gente a trabajar de acuerdo al número de seguidores, así como también hay colegas que se preocupan más por las redes que por hacer bien su trabajo, así que cuando el tema comienza a desdibujarse me fastidia mucho. Mi actitud en redes va muy ligada a mis gustos y estilo de vida, no me gusta mucho esa sobreexposición”.

¿Sigues dedicado al deporte?
Me tocó dejar de practicar crosffit por una lesión, entonces ya no le puedo tirar tan duro al cuerpo, he hecho deporte desde chiquito, hace parte de mi vida, de mi disciplina. No hago ejercicio por mostrarme, sino porque me gusta”.

Proyecto de familia
“Hace 19 años conocí a la mujer de mi vida -Catalina Gómez- y nos montamos en un proyecto de vida y familia y hoy por hoy soy muy feliz con mi vida, tengo unos hijos y una esposa maravillosa. Vivimos felices, siempre estamos juntos. Lo que tengo es por lo que he trabajado toda la vida. En este momento a mis hijos les gusta cantar y actuar y ahí estamos apoyándolos, que hagan lo que ellos decidan hacer en la vida y que los haga felices”.

Otras Noticias