Antioquia | Publicado el 10 de agosto de 2018

Polémica en Jardín: sacaron camas de hogar juvenil para dárselas a policías

Momento en que se ve como los policías retiran los camarotes del Hogar Juvenil de Jardín. Foto: Cortesía

Víctor Andrés Álvarez Correa

La indignación ronda en parte de la población de Jardín, Suroeste antioqueño, luego de que se conociera la denuncia de un presunto atropello contra los habitantes del Hogar Juvenil Campesino de esa localidad.

Directivas del lugar afirmaron que una funcionaria de la Alcaldía local ordenó retirar seis camarotes para dárselos a personal de la Policía y una avanzada del gobernador Luis Pérez Gutiérrez.

Los hechos sucedieron el pasado 30 de julio cuando la secretaria de Gobierno Patricia Jaramillo llegó al hogar, en el que se albergan jóvenes pobres de zonas rurales y que estudian en el casco urbano, para retirar los elementos en los que duermen.

Así lo detalló la denuncia formal que realizaron directivas del hogar ante autoridades locales y que es firmada por varias personas que pertenecen a la junta, entre ellas Nelly Castaño, quien hace las veces de administradora.

“La doctora Patricia se presentó en el Hogar para reclamar seis camarotes de hierro que hace más de 9 años el Municipio había ofrecido y entregado en comodato (...)”, dice el documento en el que reposa la denuncia, y en el que se estipula, además, que hubo exceso de autoridad por parte de la funcionaria.

El Hogar Juvenil es iniciativa liderada por la Parroquia de Jardín hace 47 años. El párroco del municipio, padre Norberto Gallego Marín, indicó que lo sucedido ha sido mal interpretado por la administradora del lugar y justificó a la Alcaldía por retirar los camarotes.

“Estos camarotes estaban en comodato. Vino el gobernador en estos días a Jardín y se necesitaban para una avanzada (escoltas y logística), para que durmieran. Además se amplió el pie de fuerza en el municipio y necesitaban albergar más policías. A mi me comentaron la necesidad y yo dije que muy bien, que con mucho gusto. Hicieron un documento y yo lo firmé”, dijo el párroco.

Según el padre Gallego Marín, en ningún momento hubo abusos o exceso de fuerza por parte de la secretaria de Gobierno ni los policías. “La secretaria fue con los agentes a recoger los camarotes, pero estos se quedaron afuera y la funcionaria entró y habló con la administradora del hogar”, apuntó.

Concluyó el sacerdote que “en el hogar hay camas suficientes para los niños, incluso se cuenta con más hospedaje para otras personas. No sé si las camas que se llevaron las estaban utilizando, pero hay muchas más”

El alcalde de Jardín, William Enrique Rendón Agudelo, confirmó el retiro de los camarotes del Hogar, pero dijo que la secretaria de Gobierno es quien respondía sobre el hecho, entregando los argumentos para hacer actuado de esa manera. EL COLOMBIANO buscó contactarse con la funcionaria, peor hasta el momento no ha habido respuesta.

Otras Noticias