antioquia | Publicado el 4 de abril de 2018

Ir a las regiones, reto de universidades en Antioquia

Sede de la Universidad de Antioquia en Apartadó (Urabá). FOTO: MANUEL SALDARRIAGA

Valentina Herrera Cardona

En 2016, según la Secretaría de Educación de Antioquia, 60 municipios del departamento contaban con estudiantes matriculados en pregrados y 17 tenían estudiantes inscritos en programas de posgrado.

Esto se ha logrado gracias a la regionalización de las universidades departamentales, es decir, que la descentralización de sus servicios académicos ha sido una estrategia exitosa y ha contribuido a mejorar la cobertura en educación superior en el país.

Ese proceso inició con los Centros Rurales de Educación Superior y ahora es liderado por cada establecimiento educativo. No obstante, para Mónica Ospina, docente de Economía de la Universidad Eafit e investigadora en educación, en Antioquia, aún no se alcanza un cobertura que responda a las necesidades de la región.

Indagamos en el departamento para conocer cómo están los centros de educación superior en este proceso.

Pionera en extensión

La Universidad de Antioquia, cuenta una o varias sedes en los municipios que son centralidad en cada subregión.

Luis Alfonso Escobar, director de Regionalización, contó que actualmente cuentan con 6.900 estudiantes matriculados y que, de los 86 programas que se dictan en Medellín, 62 se ofrecen las regiones.

Escobar aclaró que para seleccionar los programas, se tiene en los requerimientos de cada región como las fortalezas de la insitución y, la planta docente está conformada por profesores de cátedra y de planta.

Cupos especiales

La Universidad Nacional, sede Medellín, no cuenta con sedes físicas diferentes a las del Valle de Aburrá.

John Branch, su vicerrector, detalló que la apertura de las subregiones se da a través de planes especiales, un proceso en el cual los inscritos tienen un puntaje de corte diferencial, a la hora de presentar el examen de selección.

En Antioquia el programa tendrá este año su primer examen de admisión y acogerá a aspirantes del Suroeste. “Son 100 inscritos de municipios como Amagá, Titiribí, Angelópolis, Santa Bárbara y Fredonia. Esperamos sean admitidos 50 en cualquiera de los 26 programas ofrecidos”, dijo Branch.

El directivo contó que, durante el primer año, los seleccionados cursarán las asignaturas en sus municipios de residencia. Luego pasarán a cursar sus carreras en Medellín, con el respectivo acompañamiento económico.

En posgrados, la universidad cuentan con ofertas en diferentes subregiones de Antioquia, dictadas en convenio con otras entidades. De estas carreras se han beneficiados cerca de 250 personas.

El Politécnico Colombiano Jaime Izasa Cadavid, además de sus sedes en Medellín y Bello, cuenta con infraestructura en Apartadó, Marinilla y San Jerónimo. “Tenemos cerca de 1.500 estudiantes matriculados en las sedes regionales, que también están enfocadas al desarrollo de prácticas y al trabajo con las comunidades de influencia”, anotó Libardo Álvarez, rector del politécnico.

Educación no formal
Desde lo privado, el trabajo se centra en fortalecer las sedes ubicadas en ciudades, así como crear oferta de educación no formal (diplomados, semilleros, entre otros).

Juan Luis Mejía, rector de Eafit, explicó que la universidad hace presencia en Pereira y Bogotá, con programas de posgrado, y en Llanogrande, con cursos de idiomas. “Crear otra sede implica inversiones costosas. Nuestro interés es fortalecer la sede en Medellín y, para las regiones, programas sociales o de educación no formal. Aunque Llanogrande se plantea como futura sede para pregrado y posgrado, es algo que aún no se tiene asegurado”, enfatizó Mejía.

Clara Sánchez, directora de académica de la universidad CES, detalló que sólo cuentan con las sedes de El Poblado, Envigado y Sabaneta, y el centro veterinario en El Escobero, pues la extensión a regiones está representanda en “programas de posgrado, relacionados en la casi siempre al área de la salud, que se dictan en Apartadó, Bogotá, Pasto y Bucaramanga”.

Finalmente, el padre Julio Ceballos, rector de la Universidad Pontificia Bolivariana, contó que el trabajo regional de esta institución se centra en el Urabá, en programas relacionados con la formación en licenciaturas.

Aunque en Antioquia se ha avanzado en la extensión de la cobertura de educación superior en regiones, sigue la necesidad de fortalecer los procesos y mejorar la variedad de programas.

Contexto de la Noticia

Juan L. Mejía, rector de Eafit, explicó que la creación de oferta acádemica en otras regiones ha respondido principalmente a la demanda por parte de egresados que residen en esas zonas, cursaron su pregrado en Medellín y quieren seguir la formación. Luis Escobar de la U. de A., contó que este proceso de extensión obedece al interés oficial de mejorar el acceso a educación superior y a su vez, que los estudiantes retribuyan lo aprendido en sus regiones.

Otras Noticias