internacional | Publicado el

4 de 5 gobernadores de oposición juraron ante la Constituyente de Venezuela


FOTO EFE

Cuatro de los cinco gobernadores opositores rompieron el lunes con la posición oficial de su coalición al jurar ante la Asamblea Nacional Constituyente, dominada por el oficialismo, en un revés para los críticos del gobierno socialista de Venezuela.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática había dicho que ninguno de sus candidatos ganadores en la elección regional de principios de este mes, en la que los socialistas obtuvieron la mayoría, se “arrodillaría” ante la constituyente que impulsó el presidente Nicolás Maduro.

La oposición se ha negado a reconocer la Constituyente desde su instalación tras una polémica elección en julio.

Lea aquí: Oposición denuncia fraude en las elecciones regionales de Venezuela

Sin embargo, los gobernadores recién electos de los estados de Táchira, Mérida, Nueva Esparta y Anzoátegui, todos del partido Acción Democrática, juraron el lunes ante la directiva de la Asamblea Constituyente, un requisito para tomar posesión del cargo.

“Esta es una muy buena noticia para el país”, dijo la presidenta de la asamblea constituyente, Delcy Rodríguez, a la televisión estatal tras la ceremonia realizada a puertas cerradas.

Rodríguez cuestionó al opositor que ganó la gobernación del estado petrolero de Zulia, Juan Pablo Guanipa, quien no rindió juramento ante la Constituyente.

Siga leyendo: Santos recomienda a Venezuela llamar a elecciones generales

“Las leyes de la República están para cumplirse y para respetarse, así que estas acciones tendrán sus consecuencias”, agregó Rodríguez.

Maduro había advertido que podría haber una nueva elección en cualquier estado donde el candidato ganador no jure lealtad a la asamblea.

Guanipa, del partido opositor Primero Justicia, que ha tomado una línea militante más dura contra Maduro que Acción Democrática, dijo que no legitimaría la Constituyente por considerarla “fraudulenta”.

“Pasemos la página”

La presencia de los cuatro gobernadores ante la Constituyente es un golpe para la coalición opositora, que participó como favorita en las elecciones del 15 de octubre, pero ganó sólo en cinco de los 23 estados del país petrolero.

La oposición acusó un fraude en las elecciones regionales, pero además reconoció que hubo abstención entre sus partidarios, lo que ha puesto en duda sus posibilidades para las presidenciales de 2018.

Le puede interesar: La salida política está cada vez más lejos en Venezuela

Los críticos del Gobierno ven a la Asamblea Nacional Constituyente, cuyos poderes están incluso sobre los de la Asamblea Nacional -dominada por la oposición-, como la consolidación de una dictadura en Venezuela.

Maduro, sin embargo, dijo que era la única manera de recuperar la paz, luego de protestas de la oposición que se prolongaron por cuatro meses, período en el que murieron 125 personas, miles resultaron lesionados o fueron arrestados y la propiedad y la infraestructura sufrieron extensos daños.

El presidente dijo el lunes en una cadena de radio y televisión que llamó por teléfono a los cuatro gobernadores opositores, que los felicitó y que quería reunirse con ellos el martes.

“Yo les he dicho: pasemos la página (...) vamos a trabajar”, sostuvo Maduro.

La decisión de Acción Democrática, uno de los partidos más grandes y antiguos de Venezuela, enfureció a muchos partidarios de la oposición, que la vieron como una traición.

El paso dado por los cuatro gobernadores podría presagiar una reformulación completa, o posiblemente una ruptura de la coalición formada por más de dos decenas de partidos y que ha enfrentando luchas internas durante mucho tiempo.

“Sin duda vamos hacia una NUEVA UNIDAD! En las peores crisis y circunstancias siempre surgen oportunidades! Por encima siempre Venezuela!”, escribió en Twitter el líder opositor Henrique Capriles, del partido Primero Justicia, insinuando cambios inminentes.

El mayor triunfo de la oposición fue su contundente victoria en las elecciones legislativas de 2015. Pero ha estado estancada desde que Maduro sobrevivió a las protestas de este año. Muchos venezolanos perciben a sus líderes como elitistas.

Además de criticar a sus adversarios, Maduro nombró a cinco funcionarios de alto rango como “protectores” de los estados en los que ganó la oposición, debilitando la influencia de las autoridades regionales mediante la concesión de fondos y responsabilidades a figuras del gobierno en dichas zonas.


Powered by