internacional | Publicado el

Por decreto, Italia cierra sus puertas a migrantes

ElColombiano
Durante 2018, según la Organización Internacional para las Migraciones, 22.000 personas han cruzado el Mediterráneo rumbo a Italia y Malta. 1.200 han muerto en el intento. FOTO AFP

“Se introduce el apartheid legal”. Así describió la Asociación Nacional de Partisanos Italianos (Anpi) el decreto sobre la migración, aprobado el lunes de esta semana por el Consejo de Ministros de ese país europeo. La iniciativa es un triunfo del ministro del interior y vicepresidente desde junio, el derechista Matteo Salvini, del partido Liga del Norte, quien aseguró que el sistema de protección de solicitantes de asilo seguirá existiendo “para las personas que merezcan ser acogidas”.

Para que el llamado Decreto Salvini entre en vigor se requiere de la aprobación del Parlamento en los próximos 60 días, lo cual no sería un obstáculo. Según el italiano Graziano Palamera, del Observatorio de Análisis de los Sistemas Internacionales de la Universidad Externado, con las mayorías de la derecha italiana en el legislativo es muy probable que obtengan el visto bueno para legalizar la exclusión de los migrantes.

El efecto boomerang
En opinión de Palamera, la iniciativa aprobada esta semana va a “cambiar la arquitectura del sistema de acogida de migrantes en Italia”. La nueva norma elimina las residencias por razones humanitarias, una de las tres formas de protección de migrantes en Italia, junto al asilo y la protección subsidiada. Consiste en que quienes no cumplan con los requisitos para ser considerados refugiados tengan la opción de permanecer en el territorio entre seis meses y dos años.

En su lugar, se implementarían permisos por circunstancias excepcionales como un desastre natural en el país de origen del solicitante o que este haya realizado méritos en territorio italiano. Esto es relevante teniendo en cuenta que un tercio de las peticiones de asilo concluyen en la concesión de residencia por razones humanitarias, una de las primeras consecuencias del nuevo decreto sería que cientos de miles de personas que ya han entrado a Italia quedarían como irregulares y serían perseguidos por las autoridades.

Palamera opina que, debido a lo anterior, el decreto “podría tener un efecto contrario al que plantea. Si los beneficiarios de la residencia por razones humanitarias la pierden, lo que pasará es que aumentará el número de extranjeros no legalizados en Italia”.

La iniciativa contempla, además, la duplicación de 90 a 180 días los tiempos de estadía de los migrantes en los centros para la repatriación a los que llegan. También facilita la expulsión de extranjeros que sean considerados “un peligro para la sociedad” y los que sean condenados en primera instancia. Este punto corre el riesgo de ser reversado por inconstitucional, pues la presunción de inocencia aplica hasta una condena en tercer grado.

Sanción de la UE, un riesgo

La aprobación del Decreto Salvini inscribe a Italia entre los países que han endurecido su postura frente a los migrantes, como Polonia, Austria, Alemania y Hungría. La razón del éxito de esta retórica sería la crisis económica de 2011, que ha llevado a políticos como Salvini a culpar a los migrantes del déficit fiscal que enfrenta este país, según explica José Luis Marín, docente de derecho internacional de la Universidad de Medellín.

Pero la popularidad a nivel interno de estas medidas no exoneran a Italia de recibir sanciones externas. Según Marín, este país se expone a ser sancionado por la Unión Europea como ocurrió con Hungría debido sus medidas contra la migración. El Parlamento Europeo aprobó un castigo que, de concretarse, dejaría sin voto a este país ante la Unión Europea. “A Italia le puede pasar lo mismo”, asegura Marín. “Están violando el Convenio Europeo de los Derechos Humanos, de 1970 que prohíbe la discriminación por motivos de raza”.

Por el momento, la Comisión Europea ha anunciado que “evaluará” el decreto Salvini una vez sea aprobada por el Parlamento. Pero Salvini ya ha anunciado otras medidas que, en conjunto, podrían llevar a Italia a responder ante la comunidad Europea. Una de ellas, no incluida en el decreto, es la expulsión de todos los campamentos gitanos de Italia antes del fin de la legislatura

155

mil migrantes esperan que definan su situación en Italia, según datos del gobierno.

El decreto que endurece las condiciones de los migrantes en Italia, ubica a este país en la misma línea de otros como Hungría. Sin embargo, como estos, se arriesga a sanciones de la UE.

Contexto de la Noticia

Image
Matteo Salvini
Ministro del Interior de Italia
El político de 45 años se ha convertido en la estrella de la derecha en su país. Su partido, Liga Norte, controla el Congreso por su alianza con el Movimiento 5 Estrellas, del primer ministro Giusepe Conte. Salvini, centro de la atención mediática, ha declarado entre otras cosas que denunciará a las ONG que rescatan migrantes que intentan cruzar el mar Mediterráneo.

Powered by