internacional | Publicado el

Papa abogó por los grandes conflictos ante diplomáticos


El Papa Francisco habló de las grandes crisis actuales del mundo ante el cuerpo de diplomáticos del Vaticano. FOTO afp

El papa Francisco manifestó su preocupación por la crisis de Venezuela y abogó por elecciones en ese país en su tradicional saludo de ayer al cuerpo diplomático acreditado, desde 185 países, en la Santa Sede.

En su largo discurso ante los 183 embajadores y representantes acreditados ante la Santa Sede, el papa argentino analizó los varios focos de conflicto que amenazan al mundo y se refirió en particular a la situación de Venezuela.

“Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria cada vez más dramática y sin precedentes”, señaló.

“La Santa Sede, mientras que exhorta a responder sin demora a las necesidades primarias de la población, desea que se creen las condiciones para que las elecciones previstas durante el año en curso logren dar inicio a la solución de los conflictos existentes, y se pueda mirar al futuro con renovada serenidad”, subrayó.

Francisco, que emprende este mes un viaje a Chile y Perú, recordó su histórica visita en septiembre pasado a Colombia.

“Por último, en Colombia deseé bendecir los esfuerzos y la valentía de ese amado pueblo, marcado por un vivo anhelo de paz tras más de medio siglo de conflicto interno”, recalcó.

Jerusalén

Francisco recordó también las resoluciones de Naciones Unidas para que se respete el status quo de Jerusalén y advirtió que “setenta años de enfrentamientos obligan a que se encuentre una solución política que permita la presencia en la región de dos Estados independientes dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas”.

Al igual que durante su mensaje de Navidad antes de la bendición “Urbi et Orbi”, el pontífice argentino hizo referencia al conflicto entre israelíes y palestinos, “tras las tensiones de las últimas semanas” y expresó “su dolor por los que han perdido la vida en los recientes enfrentamientos”.

Francisco, que ya expresó en varias ocasiones su oposición al reconocimiento a principios de diciembre del presidente de EE. UU., Donald Trump, de Jerusalén como capital de Israel, reiteró hoy su llamamiento “a ponderar toda iniciativa para que se evite exacerbar las contradicciones”

Asimismo instó al “compromiso por parte de todos para que se respete, en conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, el statu quo de Jerusalén, ciudad sagrada para cristianos, judíos y musulmanes”.

“Setenta años de enfrentamientos obliga a que se encuentre una solución política que permita la presencia en la región de dos Estados independientes dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas”, agregó.


Powered by