internacional | Publicado el

Rajoy está al borde de su destitución en España


Mariano Rajoy. FOTO AFP

Contrario a todos los pronósticos, ayer en Bilbao a las 2 p.m, la balanza de la moción de censura contra Mariano Rajoy se inclinó a favor de quien la impulsa: Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (Psoe). A esa hora, de la sede del Partido Nacionalista Vasco (PNV), los militantes de dicha bancada salían con un acuerdo entre manos: votar favorablemente por la destitución del mandatario.

El diario El Mundo, uno de los primeros en revelar desde Madrid el acuerdo con el PNV, aseguró que fue clave en dicha negociación el socialista Andoni Ortuzar, quien logró consenso utilizando líneas como “la solución para Cataluña con diálogo institucional, respeto a los compromisos plasmados en el presupuesto cerrado con Rajoy y el ninguneo a Ciudadanos —bancada que permitió investir a Rajoy en 2016 y que se opuso a la moción— tanto en el desarrollo de la operación de sustitución, como ante el calendario de elecciones —respetar el cronograma y no anticiparlas—”.

Debate sentenciado

Es así que, si bien en la mañana Rajoy compareció ante el Congreso de los Diputados —y alcanzó a defender al oficialismo argumentando que “ningún partido puede presumir de incorrupto”—, una vez conocido el viraje del PNV los populares recibieron un golpe anímico evidente en el retiro del mandatario del recinto en que se daba tan importante debate —la votación es hoy—.

También ganó confianza el discurso de los líderes de los grupos que intentan formar gobierno tras la eventual salida de Rajoy: fundamentalmente Sánchez y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos (izquierda). Estos y otros opositores se enfocaron ya, ante la ausencia de Rajoy y la certeza sobre el apoyo vasco, en discutir las prioridades que deberá tener el próximo mandatario en temas como la crisis separatista catalana, la lucha contra la corrupción, y el retorno a un sistema de mayores ayudas sociales —factor que llevó en parte al país al borde del impago tras la crisis económica de 2008—.

Precariedad futura

Es un poco por estos mismos complejos temas que, analistas como Adolfo Vidal, director del portal Crónica Económica, se mostraron escépticos ante la perspectiva de un “gobierno Frankenstein”, por sus diversos y precarios apoyos.

“Es un monstruo, imposible casi de manejar. Es previsible que en un plazo razonable y después de intentarlo, a Sánchez no le quede más camino que convocar elecciones. Si su eventual gobierno toma una decisión frente a temas tan complejos, y afecta a una región así beneficie a otras, perdería un solo diputado que lo deja sin mayoría, ya que apenas tiene 176 votos frente a 175 de Rajoy. Si todos están de acuerdo vale, pero en el momento en que haya una mínima fractura se bloquea toda la coalición de gobierno”, dijo.

La incertidumbre no finalizará con la eventual salida de Rajoy del poder. La mayoría en la que se basará un gobierno de Sánchez es precaria y debe mucho a intereses soberanistas.
Rajoy está al borde de su destitución en España

Contexto de la Noticia

La justicia consideró probado que el Partido Popular realizó dos prácticas ilegales: una manipulación de gastos en gobiernos locales para favorecer empresas de su propiedad a costa del erario público (caso Gürtel), y un entramado que se encargaba de girar comisiones corruptas dentro del partido mediante una nómina clandestina (caso Bárcenas). Tras las respectivas condenas, la oposición se unió.


Powered by