Internacional | Publicado el

Cruzada contra Lenín evidencia cisma correísta


Ayer, la mayoría de diputados de AP, liderados la vicepresidenta María Vicuña, rechazaron la supuesta decisión de la secretaria ejecutiva Rivadeneira, de cesar a Lenín en la bancada. FOTO efe

El enfrentamiento entre el expresidente Rafael Correa y el actual mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, avanza a paso firme y genera cada vez mayores evidencias de una ruptura dentro del oficialismo.

El martes, un grupo de militantes de Alianza PAÍS (AP), el partido de gobierno, solicitó la destitución de Lenín como presidente del partido al considerar que “no ha mostrado coherencia con el plan de gobierno y el proyecto político”.

La secretaria ejecutiva de PAÍS, Gabriela Rivadeneira, anunció como “decisión tomada por la Dirección Nacional” su salida horas después de la solicitud, y agregó que Moreno no había participado regularmente de las reuniones del partido, lo que también constituyó causal de despido.

En su lugar supuestamente nombró al exministro de Exteriores, Ricardo Patiño, seguidor de la línea del expresidente Correa. Pero ayer, tanto políticos como académicos aseguraron que la destitución de Lenín de la Presidencia de Alianza PAÍS no es una realidad ya que no corresponde a las leyes de los partidos ni a su procedimiento interno.

“No se ha permitido la participación del presidente de Alianza País (Moreno) en la sesión donde espuriamente se ha tomado la decisión de separarlo del cargo. No se ha cumplido con el debido proceso pues no se le ha permitido el derecho a su defensa ni tampoco se ha cumplido con el procedimiento del propio Régimen Orgánico de AP, en donde se determina que hay una Comisión de Ética que debe procesar las faltas leves y graves”, dijo en un discurso José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional.

En diálogo con EL COLOMBIANO, Santiago Basabe, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), afirmó que “es una supuesta decisión de un solo sector de Alianza PAÍS, pero luego la Comisión debe examinar la conducta del presidente. Más allá de eso no ha mediado ningún tipo de procedimiento administrativo para que este se defienda. Entonces, es una acción política de una facción, mas no una decisión colegiada dentro de la alianza”.

De cualquier forma, lo que esto evidencia sin duda, en opinión del experto, “es la creciente crisis al interior del partido de gobierno, y que podría llevar esta disputa al Tribunal Electoral”.

¿Podría esto afectar la gobernabilidad de Lenín Moreno en Ecuador? Para Mauricio Jaramillo Jassir, internacionalista y docente de la Universidad del Rosario “teniendo en cuenta que Lenín fue elegido para conciliar, dialogar y no para seguir por la línea de Correa, es previsible que incluso sin el apoyo de l sector duro del correísmo este pueda seguir implementando sus políticas sin problema”.

Lenín tendrá todavía la capacidad de orientar plenamente los destinos del país vecino al menos hasta febrero de 2018. Entonces copará la agenda la consulta contra la corrupción y la reelección indefinida, lo que agudizará ese pulso y podría significar fracturas definitivas.

5

millones de ecuatorianos votaron por Lenín Moreno en segunda vuelta presidencial.

Contexto de la Noticia

rafael correa
Expresidente de Ecuador
“Por fin reacciona la Dirección Nacional, atendiendo el clamor de la militancia, y en apego al Estatuto. Todo mi apoyo al nuevo presidente de AP, Ricardo Patiño. ¿Quieren Convención? ¡Perfecto! Ahí estaremos, y veremos cuántos de los que permitieron tanta infamia me pueden mirar a los ojos”.
María alejandra vicuña
Vicepresidenta (E) de Ecuador
“La decisión no responde el sentir de la inmensa mayoría de las bases, no responde a lo que demanda la militancia de Alianza País. No se cumplió el debido proceso y por eso emprenderemos todas las acciones políticas, jurídicas y legales contra el atropello de la Dirección Nacional”.

Powered by