internacional | Publicado el

Marchas en EE.UU. contra la política tolerancia cero de Trump


FOTO EFE

Varias ciudades principales de Estados Unidos fueron el punto de concentración de miles de personas que marcharon y protestaron contra la política de “tolerancia cero” de Donald Trump, que separa a padres migrantes de sus hijos al llegar a la frontera suroeste del país norteamericano con México y que a la fecha, se calcula ha afectado a más de 2.000 menores de edad.

En Nueva York, los manifestantes, entre los que se encontraban activistas, religiosos, políticos y sindicatos, salieron en silencio desde el centenario Brooklyn Bridge hasta el edificio que alberga la corte federal, en Brooklyn. Reclamos de “estamos en la lucha” y “sí, se puede” se escucharon en español en la popular plaza Foley Square en Manhattan, a sólo pasos de la sede de Inmigración, donde manifestantes portaron letreros como “el secuestro es un crimen, pedir asilo no”, “nosotros somos muchos, ellos son pocos, vota”, “construye puentes, no muros” o “no prohibición, no muros, no jaulas”.

Por otra parte, en Washington, la concentración se dio frente a la Casa Blanca, Allí, más de 30.000 personas se unieron a la petición de abolir dicha política. Durante el evento, la cantante Alicia Keys, la actriz America Ferrera y el dramaturgo de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda lideraron desde el escenario la manifestación.

“Nuestra democracia está en juego. Nuestra humanidad está en juego. Estamos aquí para salvar el alma de nuestra nación”, dijo Alicia Keys en un emotivo discurso.

Keys y Ferrera, que es descendiente de inmigrantes hondureños, leyeron las historias reales de una madre separada de su hijo y un abuelo cuya petición de acoger y cuidar de su propia nieta fue rechazada por las autoridades estadounidenses. “Esta lucha no pertenece a un grupo de gente, a un color, a un género. Nos pertenece a todos”, afirmó Ferrera, conocida por su papel en la serie “Ugly Betty”.

Bajo el lema “Families Belong Together” (”Las familias deben estar unidas”), los manifestantes pedían reunificar a los más de 2.500 niños separados de sus familiares desde abril, como resultado de la política de “tolerancia cero” por la que EE.UU. procesa con cargos criminales a quienes crucen irregularmente la frontera sur.

También exigían acabar con esa política y con los “campos de detención” de inmigrantes, en los que Trump quiere recluir durante extensos periodos de tiempo a los menores indocumentados y a sus familias.

Desde el escenario, Lin-Manuel Miranda cantó una canción de su éxito de Broadway “Hamilton” y pidió a los asistentes que no se detengan “hasta que esos padres puedan volver a cantar nanas a sus hijos”.

La semana pasada Trump firmó un decreto para frenar la separación de familias de inmigrantes, pero ha pedido a un tribunal que le permita recluir a menores durante extensos periodos de tiempo.

FOTO EFE
FOTO EFE

También , en ciudad Juárez, localidad fronteriza con Estados Unidos, activistas y organizaciones de la sociedad civil se manifestaron contra las decisiones del mandatario norteamericano. Luego de marchar por toda la ciudad, llegaron al puente fronterizo donde el tráfico vehícular estuvo detenido mientras duró la protesta.

“Los padres no saben qué pasa con sus hijos, y están albergados en zonas insalubres, en jaulas como perros con cobijas”, dijo José Luis Castillo, uno de los activistas que participó en la protesta.

En las pancartas también se leían consignas contra el muro fronterizo que el presidente estadounidense Donald Trump insiste en construir y contra la militarización de la frontera.

Desde mayo pasado hasta mediados de junio, 2.300 niños habían sido separados de sus padres detenidos cuando cruzaban la frontera como resultado de la política “tolerancia cero” a la inmigración ilegal aplicada por el gobierno de Trump.

Marchas en la frontera entre Estados Unidos y México. FOTO EFE
Marchas en la frontera entre Estados Unidos y México. FOTO EFE

Se firmó abolir la restricción pero sin un plan claro de ejecución

La semana pasada Trump firmó una orden ejecutiva para poner fin a la separación de las familias en la frontera con México pero no cuenta con un plan efectivo de cómo se llevará a cabo ese proceso, destacó en su página la coalición de organizaciones que convocaron la marcha. La orden ejecutiva obliga a los menores a ser encerrados en centros de detención para poder seguir al lado de sus padres.

“El régimen de Trump está haciendo todo lo que puede por dividir a familias migrantes”, dijo Donna Lieberman, directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles, miembros de la coalición.

“La actual crisis no finalizará hasta que cada niño que ha sido separado sea reunificado con sus padres, cada familia sea tratada con dignidad y el debido proceso y nuestra política de inmigración refleje nuestros valores”, afirmó.

Después de ser separados de sus padres, los niños inmigrantes han sido realojados en albergues por diferentes puntos del país, como Nueva York, y algunos han pasado al cuidado de familias de acogida.

La pasada semana Nueva York lideró una coalición de 18 fiscales generales que demandó a la administración Trump y pidió al tribunal federal que declare inconstitucional la práctica de separar los padres y niños y que ordene la reunificación de unos 2.300 menores con sus progenitores.

Reclamaron además que “tolerancia cero” es una práctica discriminatoria porque sólo se ha puesto en marcha contra inmigrantes que entran al país por la frontera con México.

“La crueldad contra los niños es definitivamente aterrorizante. No es sólo fascista, es terrorismo”, dijo a la prensa uno de los que acudieron hoy a la marcha en Nueva York.

Perla López, una joven activista con Se Hace Camino Nueva York afirmó que conoce lo que es ser separada de su madre, experiencia que le marcó cuando tenía diez años.

“Sé lo traumático que es ser separada de tu madre y no saber cuándo serías reunida con tu familia. Estos centros de detención no son lugares para niños o familias. Debemos trabajar unidos para poner fin a esta política racista y xenofóbica de esta administración”, indicó en un comunicado.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el viernes una resolución propuesta por México que condena la práctica de separar familias inmigrantes en Estados Unidos y que pide medidas para reunificarlas “lo más rápido posible”.


Powered by