internacional | Publicado el

Los ataques contra objetivos en Siria han “terminado”: EE.UU.

ElColombiano
FOTO REUTERS

Estados Unidos lanzó este viernes en coordinación con Francia y el Reino Unido múltiples ataques contra objetivos en Siria, operaciones militares que Damasco clasificó como una “violación flagrante” del derecho internacional.

En un mensaje desde la Casa Blanca, el presidente Donald Trump afirmó que el objetivo de los ataques fue “establecer una firme contención” a la capacidad siria de “producir, diseminar y utilizar armas químicas”.

Los ataques -de los que participaron fuerzas francesas y británicas- constituyeron una respuesta a las denuncias de uso de un arma química el pasado sábado en la ciudad siria de Duma, en Guta Oriental.

Trump aseguró que el sábado el gobierno del presidente sirio Bashar al Asad “utilizó armas químicas para masacrar civiles inocentes (...) cerca de la capital”, un acto que definió como “despreciable y maligno”.

Poco más de una hora después, el secretario estadounidense de Defensa, el general Jim Mattis, aseguró que los ataques han “terminado” y que por el momento no hay nuevas operaciones militares planificadas.

“Violación flagrante”

En Damasco, el gobierno sirio afirmó que los ataques conjuntos fueron una “violación flagrante” del derecho internacional.

“La agresión es una violación flagrante del derecho internacional, es una infracción a la voluntad de la comunidad internacional y está destinada a fracasar”, señaló la agencia estatal SANA.

A su vez, el embajador de Rusia en Estados Unidos, Anatoly Antonov, señaló en un comunicado que la acción militar conjunta tendría “consecuencias”.

“Hemos advertido que tales acciones no quedarían sin tener consecuencias. Toda la responsabilidad por ellas está ahora sobre Washington, Londres y París”, apuntó Antonov.

Instantes después del discurso de Trump en Washington, un reportero de AFP en Damasco reportó que se escucharon fuertes explosiones en las proximidades de la capital siria.

De acuerdo con la entidad Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), los ataques golpearon un centro de investigación militar en la provincia de Homs, en el centro de Siria.

En el Pentágono, Mattis dijo que los ataques de este viernes fueron un “mensaje claro” al gobierno de al Asad sobre las consecuencias de utilizar armas químicas.

Siria no “aprendió la lección” cuando el año pasado ese país ya había sido sometido a bombardeos estadounidenses por denuncias de uso de arma química, dijo el secretario de Defensa.

“Esta vez, nuestros aliados han golpeado con más fuerza. Hemos enviado un mensaje claro” al gobierno de Bashar al Asad, dijo Mattis.

Lea: Trump anuncia que atacará a Siria por sus armas químicas

Apoyo de aliados

Los aliados de Washington justificaron de inmediato la iniciativa.

En un comunicado oficial, la primera ministra británica, Theresa May, aseguró que no existía una “alternativa” al uso de la fuerza y que por ello su gobierno se sumó a los ataques.

“Esta noche he autorizado a las fuerzas armadas británicas a llevar a cabo bombardeos coordinados y dirigidos para degradar las capacidades de armas químicas del régimen e impedir su uso”, señaló.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que las acciones militares se circunscriben “a las capacidades del régimen sirio sobre las armas químicas”.

El ministerio de Defensa británico informó que aviones Tornado participaron de un ataque a un complejo militar situado a unos 24 kilómetros de Homs, donde lanzaron misiles Storm Shadow.

Según ese ministerio, el ataque “ha dado como resultado un ataque exitoso”.

Durante su discurso en la Casa Blanca, Trump formuló severas advertencias a Rusia e Irán, dos países aliados del gobierno de Siria.

De acuerdo con Trump, en 2013 el gobierno ruso aseguró que garantizaría la eliminación del arsenal sirio de armas químicas.

“El ataque con arma química (del sábado) y la respuesta de hoy (viernes) son el resultado directo del fracaso de Rusia en cumplir sus promesas”, dijo el mandatario.

Además, Rusia e Irán son “responsables por apoyar, equipar y financiar al régimen criminal” de Siria, dijo.

Agravamiento de tensiones

El ataque de este viernes coronó una jornada marcada por intensa movilización diplomática en la ONU, donde el secretario general, Antonio Guterres, formuló un dramático llamado a todas las partes involucradas a actuar con “responsabilidad” para evitar que se agravara un conflicto ya catastrófico.

Guterres dijo que era imperioso evitar una “escalada militar total” en Siria, situación que atribuyó en parte a la “incapacidad de encontrar un compromiso para establecer un mecanismo de investigación” sobre lo ocurrido en Duma.

Sin embargo, las decisiones se precipitaron después de que el Departamento de Estado informara que poseía “pruebas” de que efectivamente el gobierno sirio había utilizado un arma química en la región de Duma.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, el representante de Francia, François Delattre, apuntó que era necesario “detener la escalada química” en Siria, y subrayó que Naciones Unidas no podría “permitir que un país desafíe al Consejo de Seguridad y al derecho internacional”.

A su turno, la embajadora británica, Karen Pierce, apuntó que Rusia impulsaba una violación de las normas internacionales solo para sostener al gobierno sirio.

En respuesta, el embajador de Siria, Bashar Jaafari, adelantó en el Consejo de Seguridad que su país no tendría “otra opción” que defenderse de una agresión militar.

“Esto no es una amenaza. Esto es una promesa”, dijo el diplomático sirio en medio de un grave silencio en la sala.

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) anunció que sus expertos comenzarán el sábado su trabajo para investigar las denuncias sobre el uso de gases tóxicos en Duma.

Image
Image

Powered by