internacional | Publicado el

EE. UU., en alerta por Florence


Imagen satelital del huracán Florence llegando a la costa de Estados Unidos. FOTO: EFE

Tras cuatro días de alarma, el huracán Florence llegará hoy a las costas del sureste de Estados Unidos. Este fenómeno meteorológico es tan grande, que diez millones de personas están en alerta.

Para dimensionar su impacto, es necesario conocer la velocidad a la que viaja. Según ha reportado el Centro Nacionalde Huracanes (NHC), Florence mantiene vientos sostenidos de 165 kilómetros por hora, es decir, el doble de velocidad a la que podría viajar un vehículo por la Autopista de Medellín. Incluso, este huracán alcanzó la categoría cuatro el pasado lunes, pero se debilitó camino a la costa.

A pesar de la pérdida de fuerza, los expertos alertan que, al ser un sistema de gran tamaño, mantiene su potencial destructor ya que podría generar inundaciones e intensas precipitaciones a su paso. La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (Fema) explicó que “el mayor peligro que representa Florence es la tremenda cantidad de agua que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia”.

EE.UU. y los huracanes

Un elemento fundamental para que se puedan formar huracanes es que haya una fuente de energía y de agua, características que se cumplen en el Atlántico o el Caribe.

Paola Andrea Arias Gómez, jefa de la Escuela Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia, explicó a EL COLOMBIANO que estos fenómenos se presentan en regiones oceánicas que puedan tener temperaturas superiores a 27 grados centígrados y que no estén en toda la región ecuatorial, porque ahí la rotación de la tierra no ayuda a que se forme este tipo de circulación o que se pueda desplazar.

“Una región en la que típicamente se forman este tipo de procesos que pueden llegar a ser huracanes, pero donde también se originan depresiones y tormentas tropicales, es justamente el Atlántico norte y el mar Caribe”, afirmó Arias.

Y es que el mar Caribe es una zona en donde las temperaturas logran aumentar poco, a comparación de otras regiones, y eso hace que tenga bastante energía y agua para que se creen estos fenómenos.

“Lo que ocurre es que Estados Unidos, sobre todo esa costa este en donde están Florida, Georgia, Carolina del Norte y del Sur, es una región que está cercana y la trayectoria de los huracanes”, concluye. Estos fenómenos también pueden afectar la región centroamericana, donde están islas como Cuba y Haití.

Huir de un huracán

Fue tal la alerta en Carolina del Norte que su gobernador, Roy Cooper, ordenó la evacuación de un millón de personas que están en zonas de alto riesgo, la mayoría de estos, residentes de casas prefabricadas cerca de la playa. Uno de ellos es Óscar Pérez, un jardinero mexicano que vive hace doce años en Estados Unidos.

“Estas casas son muy frágiles, y con un huracán en camino, no tenemos otra opción que irnos”, contó a AFP.

Y es que es posible que su vivienda no quede en las mismas condiciones tras el paso del huracán, por lo que reconoce que “lo más importante es mantenerse vivo. Lo material es secundario”.

En contraste, hay quienes decidieron quedarse. En Wilmington, ciudad de este estado, los bares mantuvieron sus puertas abiertas a la espera de sus clientes ya que, ante la emergencia, las oficinas cerraron y la gente no tiene que ir a trabajar. Jordan Berry, camarero de Cape Fear Wine and Beer, un bar local, contó que “no hay nada que puedas hacer para detener el huracán, así que, si tienes que morir, muere feliz”, muestra de que hay una parte de la población que decide quedarse a pesar de la inminente llegada del huracán Florence.

Mientras unos escapan, otros refuerzan las puertas y ventanas de sus viviendas ante el inminente impacto del huracán que ha tenido en vilo a este sector del país.

El huracán Florence tiene en alerta a la costa sureste de Estados Unidos, especialmente a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Este fenómeno obligó a la evacuación de unos sectores.
EE. UU., en alerta por Florence

Contexto de la Noticia

1
Los estados más afectados de EE.UU. son Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.
2
Las órdenes de evacuación alcanzan a 1,7 millones de personas en estos tres estados.
3
El nivel de agua en zonas que suelen ser secas podrían alcanzar hasta cuatro metros de altura.

Powered by