internacional | Publicado el

Cataluña avala consulta y sube el pulso con España


FOTO EFE

Con 72 votos a favor, 11 abstenciones, y la ausencia de 63 diputados opositores, el Parlamento catalán aprobó ayer la ley del Referendo de Autodeterminación, que convoca para el 1 de octubre la consulta independentista para la comunidad autónoma española.

“Cataluña tiene derecho a su autodeterminación, Cataluña es una nación y ha buscado ser reconocida como tal en el marco del pacto constitucional”, afirmó el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont.

En Madrid no solo se produjo un contundente rechazo de las instituciones y partidos frente a la decisión de los catalanes, sino que se interpusieron recursos ante la justicia para frenar la iniciativa.

“Las actuaciones del Parlamento de Cataluña son un acto de fuerza y una patada a los catalanes, más propia de regímenes dictatoriales. El gobierno ha solicitado al Tribunal Constitucional que declare nulos y sin efectos los acuerdos adoptados”, anunció en rueda de prensa la vicepresidenta Soraya Sáenz.

Atentado y pulso

Los ataques de La Rambla y Cambrils, el 17 de agosto, tomaron a Cataluña en pleno debate sobre la necesidad de llevar a consulta la cuestión independentista. De esta forma, para expertos consultados por EL COLOMBIANO, no resulta raro que ambos temas parezcan mezclarse en las semanas previas.

“Mientras que la sociedad catalana ha reaccionado con cohesión, serenidad y carácter ante lo ocurrido, y debate sobre la necesidad de integración, desde el gobierno central la política es diferente. Han intentado desprestigiar a las instituciones catalanas por promover el referendo mientras que se están sanando las heridas del ataque. Lo intenta mostrar como insensible”, dijo Marta Rovira Martínez, socióloga y docente de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Por otra parte, a la policía autonómica (Mossos d’Esquadra), la critican por haber hecho caso omiso de alertas recibidas supuestamente de la CIA. Pero los sectores independentistas, tal como argumenta Rovira, replican que “es España la que recibe alertas externas y no Cataluña”.

Desde Madrid, en anterior diálogo con EL COLOMBIANO, Humberto Montero, periodista del diario La Razón, anticipó que es muy difícil determinar hasta dónde llevará un pulso que ninguna de las partes quiere abandonar.

“¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno de Cataluña? La previsión es que llegará hasta el final, pero tendrá que asumir las consecuencias”, explicó. Estas incluirían no solo sanciones (ver radiografía), sino en últimas la suspensión del estatus de autonomía catalana.

Paradójicamente, hay una duda en la que coinciden españoles e independentistas, y es qué harían las autoridades policiales catalanas (Mossos d’Esquadra) en caso que desde Madrid les llegue la orden de impedir la consulta.

“Están en una encrucijada. Por un lado, si incumplen las órdenes del gobierno catalán quedan marcados como contrarios. Y si las obedecen, corren el riesgo de ser condenados”, dijo.

De cualquier forma lo previsible es que el debate independentista catalán siga mezclado con el dolor del atentado, polarizando a la sociedad antes de la consulta.

El atentado terrorista que dejó 15 muertos en Cataluña ha afectado notablemente la discusión sobre la iniciativa independentista de sus gobernantes y ha mantenido la división.

Contexto de la Noticia

Hay cuatro salidas que podría utilizar el gobierno español para presionar a los líderes catalanes en el pulso actual: sanciones a funcionarios o vía penal; suspensión de cargos públicos a “quienes incumplan sus funciones”; decretar pre-estado de excepción por un asunto de seguridad nacional; y por último, la más extrema, suspender la condición de comunidad autónoma para Cataluña.


Powered by