internacional | Publicado el

México sufre por cuenta del terremoto y del huracán Katia


FOTO EFE

Los muertos por un poderoso sismo de 8,2 grados en Mexico, el más intenso en un siglo, aumentaron a 65 este sábado al confirmarse cuatro nuevos decesos en el sur, mientras que en Veracruz (este) se reportaban dos fallecidos por la tormenta Katia, que comenzaba a disiparse.

(Lea aquí Huracán Irma obliga el éxodo de seis millones de personas en Florida)

El último deceso reportado fue el de un policía de la localidad de Juchitán, en el estado de Oaxaca, la más afectada por el sismo, quien se encontraba en el interior del palacio municipal, el cual quedó reducido a escombros por el temblor registrado la medianoche del jueves.

Tras horas de búsqueda y con ayuda de perros, este sábado se localizó el cadáver del policía entre los escombros, informaron autoridades locales.

En el vecino estado Chiapas, en cuya costa se registró el epicentro del sismo, se confirmó este sábado la muerte de otras tres personas, dijo a la cadena Televisa Luis Felipe Puente, director general de Protección Civil federal.

El total de víctimas mortales es de 65, todas registradas en el sur del país: 46 en Oaxaca, 15 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

- En busca de alimentos -

En Juchitán, donde se reportan 37 de las víctimas mortales, los socorristas concluyeron sus trabajos y dieron paso a maquinaría pesada para recoger los escombros, cuando ya se percibe un olor fétido resultado del amasijo de ruinas, lluvia y el intenso calor en la zona.

“Ya no queda más gente bajo los escombros. La mayoría fue rescatada casi inmediatamente por familiares y vecinos”, dijo a la prensa Roberto Alonso, coordinador de los “Topos”, una fuerza integrada por especialistas en rescates tras sismos.

Los pobladores lucen cansados y temerosos, muchos pasaron la noche en la calle por la persistencia de las réplicas del temblor que hacían crujir las construcciones.

Una zona del centro de Juchitán estaba convertida en un mercado ambulante, aunque eran pocos los alimentos que se vendían comparado con la cantidad de flores y coronas fúnebres que eran llevadas para rendir tributo a las víctimas.

“Los víveres ya vienen en camino”, decía a los ansiosos pobladores un militar mientras al exterior de algunos comercios había fila para comprar a través de una pequeña ventana, pues los establecimientos temían abrir sus puertas.

- Cientos de réplicas -

Según el Servicio Sismológico mexicano se han registrado más de 700 réplicas, la mayor de 6,1 grados, de un sismo que despertó a millones de mexicanos en el sur, este y centro del país.

En Chiapas, el gobierno estatal se mantiene en alerta ante la eventualidad de que las réplicas terminen de derrumbar a numerosas viviendas que resultaron dañadas.

“Ya fueron desalojadas esas viviendas”, dijo a la prensa Manuel Velasco, gobernador de Chiapas.

El sismo ocurrió a las 23H49 locales del jueves (04H49 GMT del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), en el Pacífico, a unos 100 kilómetros de la costa.

Ciudad de México, devastada el 19 de septiembre de 1985 por un sismo de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos, se estremeció por el sismo, pero salió ilesa.

Autoridades y expertos aclararon que la distancia hacia epicentro explica porque el terremoto fue inocuo para la capital: el de 1985 estaba a menos de 400 km, el del jueves a 700 km.

Katia deja 2 muertos

Al violento temblor se sumó en el este de México el impacto del huracán Katia, que dejó al menos dos muertos en Xalapa, capital del estado Veracruz que se extiende sobre la costa del Golfo de México.

Katia llegó la noche del viernes como huracán categoría 1 de la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5, pero tras tocar tierra se degradó rápidamente y ya sólo quedaban remanentes en la zona central del país.

“Hubo dos decesos por deslizamiento de tierras” resultado de las lluvias desatadas por Katia, dijo Puente al descartar potenciales daños mayores.

México es altamente vulnerable al embate de los huracanes y tormentas tanto del Pacífico como del Atlántico, con al menos una decena al año.


Powered by