internacional | Publicado el

Cuando no hacer nada también es censura

ElColombiano
Estos son los dos periodistas y el conductor ecuatorianos secuestrados en la frontera con Ecuador.

Ayer (jueves) a la 1:30 p.m., la Fundación para la Libertad de Prensa recibió tres fotos muy delicadas con relación a los tres trabajadores del periódico ecuatoriano El Comercio, secuestrados el 26 de marzo. En el momento en que se escribe esta columna, la veracidad de las imágenes está por confirmarse. El actuar de los gobiernos colombiano y ecuatoriano frente a este caso tan grave ha sido deplorable.

El gobierno ecuatoriano, al comienzo, dio un irresponsable parte de tranquilidad. Después, en el momento que RCN publica las pruebas de supervivencia de los periodistas encadenados del cuello, ese gobierno ataca y hace exigencias a los medios de una forma que recuerda los peores tiempos de Rafael Correa. Todo esto, porque la realidad no coincidía con los pronunciamientos oficiales.

Lea aquí: FLIP recibió un comunicado que confirmaría muerte de periodistas

El gobierno colombiano se lavó las manos desde el principio. A pesar de que el grupo que secuestró a los periodistas se origina y opera en Colombia, el Ministro de Defensa se limitó a decir que estaría listo cuando lo llamaran. La gravedad de los hechos exige más diligencia.

Lo responsable era que desde el comienzo los dos gobiernos acudieran a una instancia humanitaria que facilitara la liberación de los periodistas. También es de esperarse que frente a este tipo de situaciones se actúe con más transparencia.

La vida de los trabajadores de El Comercio y el derecho de la sociedad a recibir sus investigaciones está en riesgo. El último homicidio de un periodista durante un secuestro en Colombia fue en 1993. En Ecuador no se ha presentado un hecho de este tipo hasta el momento.

Juan Manuel Santos se ufana constantemente de ser periodista. Lenin Moreno ha hecho todo para distanciarse de la censura de Rafael Correa. Su omisión es tan grave como cualquier ataque de sus predecesores.

“Asesor de la Fundación para la Libertad de Prensa-FLIP


Powered by