antioquia | Publicado el

Cinco personas fueron asesinadas en menos de 24 horas en Medellín


FOTO ROBINSON SÁENZ

Una nueva jornada de violencia se vivió en el norte y occidente de Medellín el pasado jueves. El saldo es de cinco personas asesinadas, tres de ellas en el corregimiento de San Cristóbal y dos más encontradas en el río Medellín.

La primera víctima aún no ha sido identificada. Las autoridades la recuperaron de las aguas del río Medellín a las 8:00 a.m. en el barrio Playón de los Comuneros, en límites con el municipio de Bello. Tenía cinco impactos de bala: tres en el cuello y dos en el pecho.

Según el reporte oficial, su edad aproximada es de 25 a 30 años, contextura delgada, piel trigueña y cabello largo de color castaño. Las autoridades, dicen, aún no tienen pistas sobre las circunstancias en las que fue asesinado.

Una hora y media después, y a 50 metros de donde apareció el NN, las autoridades sacaron del agua el cadáver de Julián Andrés Pérez, quien había sido asesinado con tres disparos.

Según el reporte del Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia, Sisc, Pérez llevaba dos semanas trabajando para una empresa de taxis.

El vehículo que manejaba fue encontrado en la madrugada en una calle del barrio Machado de Bello con las luces estacionarias encendidas, el vidrio de la puerta del conductor abajo y uno de los vidrios del asiento trasero reventado. En el piso, había seis vainillas de un arma 9 milímetros y un proyectil.

El propietario del taxi le dijo a la Policía que desde las 5:00 p.m. del miércoles -cuando inició el turno-, no había logrado contactarse con Pérez.

Homicidios en los buses

Pasado el mediodía, los reportes de asesinatos llegaron desde el corregimiento de San Cristóbal. A la 1:45 p.m. y dentro de un bus, las autoridades encontraron el cadáver de Johan Andrés Galeano Cuartas, de 22 años y quien había sido ultimado con un disparo en la cabeza.

Los investigadores pudieron establecer que el joven viajaba como pasajero en un bus que venía desde la estación San Javier del metro. Según testigos, dos hombres tocaron el timbre para avisar su parada en la vereda La Loma, y antes de bajarse dispararon contra Galeano y salieron huyendo.

El conductor llevó al joven hasta la unidad intermedia de salud de San Javier, pero el registro médico da cuenta de que llegó sin signos vitales.

Media hora después, en pleno parque principal y también dentro de un bus, fue asesinado Alejandro Martínez Barrientos, de 17 años.

De acuerdo con el Sisc, el joven estaba cobrando una extorsión al bus pero un hombre armado hizo bajar a los pasajeros y arrastró a Martínez hasta el fondo del vehículo, donde le disparó tres veces en la cabeza. Hasta ahora se desconoce la identidad del agresor, pero las autoridades analizan las cámaras de seguridad de la zona para obtener más pistas sobre lo sucedido.

Finalmente a las 6:35 p.m. en la vereda Pedregal de San Cristóbal, fue asesinado León Mauricio Bolívar, de 20 años.

Testigos del hecho le dijeron a las autoridades que el joven había llegado corriendo, porque huía de un hombre que lo venía persiguiendo. El atacante logró alcanzarlo antes de que entrara a una carnicería y, con sevicia, le disparó cuatro veces por la espalda, otras cuatro en la cabeza y dos más en el pecho.

La familia dijo desconocer amenazas contra Bolívar.

Con ellos ya son 220 las personas asesinadas en Medellín entre 1 de enero y el 14 de junio, 7 casos menos que los reportados en el mismo período de 2016.

112 de esos crímines son atribuidos por la Alcaldía a disputas entre grupos de crimen organizado o bandas.


Powered by