antioquia | Publicado el

Turistas no se dejaron intimidar por el naufragio en Guatapé


Como si nada hubiera pasado. Así era el ambiente en Guatapé. Los controles para pasear en las embarcaciones eran más estrictos. Todos los pasajeros usaban chaleco. FOTO donaldo zuluaga

El clima fue perfecto; un cielo despejado y un sol radiante acompañaron a miles de turistas que ayer escogieron a Guatapé como destino de recreación en este puente festivo de San Pedro y San Pablo. El hundimiento de la embarcación El Almirante, con 167 personas a bordo de las cuales nueve perdieron la vida, no influyó para cancelar el plan de navegar por las aguas mansas del embalse.

Los visitantes no le fallaron a este municipio del Oriente antioqueño. Caminaron por el malecón, admiraron los zócalos, visitaron el parque principal, llenaron sus restaurantes, aprovecharon el comercio ambulante y muchos disfrutaron de un paseo en bote, lancha o planchón.

Aunque el número de turistas de este puente festivo ha sido bueno, Reinel García Parra, miembro de la asociación Colancheros de Guatapé, comentó que esperaban más personas.

“En un puente festivo cualquiera, a esta hora (11:00 a.m.) ya debíamos estar haciendo el primer recorrido, pero vea, todavía estoy convenciendo gente para que den el ‘paseíto’. Hemos notado que muchos vienen con miedo. No quieren navegar por las noticias que vieron”, sostuvo el asociado.

Dice que, antes de zarpar, uniformados de la Policía revisan los pontones, el planchón, verifican que que todo esté en orden y dan recomendaciones a los turistas.

“En el transcurso de la semana el inspector fluvial nos hizo un control, revisó el estado de las embarcaciones y que cumpliéramos con todos los requisitos; se fijó en que tuviéramos chalecos suficientes, botiquín, radio, etc.”, aseguró Reinel.

Ante lo sucedido el pasado domingo 25 de junio, Reinel considera que ningún transporte náutico recreativo está exento de sufrir un accidente, pero reconoce que los controles de hoy, una semana después de la tragedia, son más estrictos —y como deben ser— que los que hacían antes.

Inspecciones

Durante los últimos ocho días, entre cuatro y seis funcionarios de la Superintendencia de Puertos y Transporte han estado inspeccionando todas las embarcaciones atracadas en el malecón de Guatapé, para habilitar o negar los permisos de operación en el embalse.

Según le contó a EL COLOMBIANO un funcionario de la Supertransporte, las inspecciones consisten en revisar el estado de la estructura de cada nave, los elementos de seguridad exigidos (herramientas, luces, banderas, extintores); la disponibilidad de chalecos salvavidas, según la capacidad de pasajeros permitida (se marca cada uno); y que cada empresa tenga la documentación en regla: patentes, permisos, licencias, capacidad autorizada, pólizas de seguro, etc.

Cabe recordar que el pasado miércoles 28 de junio la Supertransporte ordenó suspender inmediatamente el permiso de operación de todas las motonaves afiliadas a la empresa HJ Vallejo – Asobarcos Guatapé. La entidad advirtió que esta medida preventiva se mantendrá hasta que la empresa de servicio público de transporte fluvial de pasajeros –involucrada en el accidente– acredite el cumplimiento de las condiciones técnicas y de seguridad de sus 13 embarcaciones afiliadas.

Además, por orden del Gobierno Nacional, funcionarios de la Dirección General Marítima (Dimar) apoyan a la Supertransporte en las labores técnicas de inspección de todas las embarcaciones que prestan el servicio en el embalse.

¿Y El Almirante?

Una parte del pecio de El Almirante, como se le dice a los fragmentos de un naufragio, todavía permanece en el fondo del embalse. En una operación restringida para los medios de comunicación, la Armada Nacional, buzos de la Policía y organismos de rescate avanzan en sacar a flote lo que queda de la embarcación, ya que en la tarde del sábado 1 de julio sacaron una de las piezas principales y el motor.

La maniobra utilizada por los expertos fue, según fuentes de la Alcaldía de Guatapé, la activación de las bombas de aire que tiene la embarcación por dentro, lo que permitió que parte del barco emergiera.

“Al sacarlo a flote se facilitan las investigaciones que pretenden adelantar la Fiscalía, la Dirección Marítima, Dimar, y el Ministerio de Transporte”, precisaron las autoridades.

Se espera que hoy lunes festivo terminen las actividades de recuperación del pecio de El Almirante.

Luego de una semana de inspecciones y controles, las autoridades de transporte le dieron visto bueno a un grupo de embarcaciones para volver a transportar pasajeros por el embalse.

Contexto de la Noticia

policías de guatapé
Inspectores de seguridad
Antes de zarpar, los policías le dicen a los turistas: “lo primordial es la seguridad de cada uno de ustedes. Con la campaña: “todos somos salvavidas” la principal recomendación es el uso del chaleco. Hay que ponérselo y abrochárselo. No descuiden a los niños ni permitan que se acerquen a los bordes de la embarcación, porque cualquier movimiento brusco del bote los puede lanzar al agua; por favor sigan las recomendaciones del motorista. Así tendrán una navegabilidad sin riesgos”.

Powered by