antioquia | Publicado el 6 de September de 2018

¿Por qué son una amenaza los gatos abandonados en el Jardín Botánico de Medellín?

Gatos abandonados en el Jardín Botánico, un problema para otros animales del lugar. FOTO ARCHIVO

Diego Zambrano Benavides

La problemática con los gatos abandonados en el Jardín Botánico de Medellín no es nueva. Desde hace más de dos años las directivas del lugar vienen haciendo un llamado de atención a la ciudadanía porque este espacio no es el adecuado para los felinos porque ponen en peligro a otras especies.

En enero de 2016 desde esta entidad denunciaban la presencia de más de 80 de estos animales y, aunque recientemente parece que la cifra bajó, sigue siendo un asunto al que no se ha podido dar solución por la falta de consciencia de los visitantes.

Eugenia María Giraldo, quien visitó por estos días el Jardín Botánico, al principio notó cómo algunos felinos caminaban por los jardines y no les prestó mucha atención hasta que un trabajador del lugar la hizo caer en la cuenta que no debería ser su lugar.

“Nos contó que la gente sigue llenando el lugar con gatos, los tiran por encima de las rejas o los llevan escondidos en las mochilas para abandonarlos allí. Dijo que tienen más de 12 de estos animales y que están comiéndose las ardillas y las aves que habitan en el jardín”, expresó.

Aunque las directivas del lugar tratan de cuidar a los animales que la gente deja allí para deshacerse de ellos, piden a la ciudadanía no llevarlos a este espacio cuya misión no está concentrada en el cuidado de mascotas domésticas.

De hecho, en la página del Jardín Botánico incluyen también a los perros dentro de los animales que causarían inestabilidad para la fauna de este centro:

“Los felinos son cazadores por instinto, a ellos les gusta las ardillas (grandes dispersoras de semillas) y las aves más pequeñas. Los perros estarían detrás de los gatos, los patos les gusta la comida de los gatos, las iguanas intimidarían a los perros. ¿Se imaginan lo que podría pasar? El Jardín se convertiría en un campo de competencia por la sobrevivencia y la defensa del territorio, conductas que afectarían la fauna silvestre y la vegetación natural del ecosistema”.

Por ello piden a la gente que no desea tener más a sus mascotas en casa, contactar con fundaciones u otras entidades que sí se especializan en recibir este tipo de animales.

Otras Noticias