antioquia | Publicado el 17 de agosto de 2018

Socios ratifican que el ferrocarril irá de Caldas a Barbosa

FOTO: JAIME PÉREZ

Juan Diego Ortiz Jiménez

La Junta de Socios de la promotora del Ferrocarril de Antioquia, conformada por el Metro, el IDEA, el Área Metropolitana y la Gobernación, ratificó este viernes que el proyecto, tal cual está concebido, será entre los municipios de Caldas y Barbosa a lo largo de 80 kilómetros de longitud.

“La propuesta de este ferrocarril a nivel regional es que mientras se extiende al sur y norte del Departamento y se integre sobre todo a las zonas costeras, sirva de expansión en el Valle de Aburrá al sistema integrado de transporte y se conecte con el Metro”, afirmó el comunicado.

La declaración conjunta se dio luego que el gobernador Luis Pérez Gutiérrez radicara este viernes, durante un nuevo período de sesiones extras de la Asamblea, un proyecto de ordenanza para darle celeridad al estudio y análisis de la estructuración del megaproyecto que pretende revivir el tren metropolitano después de seis décadas.

LEA ACÁ: Con un trazado más corto, ¿sería viable el ferrocarril?

Asimismo, el comunicado respondió a la propuesta de los diputados Juan Esteban Villegas y Santiago Martínez, que el martes pasado sugirieron concentrarse solo en el tramo Aguacatala – Pradera, para sacar adelante el proyecto.

“Dejar al Sur sin tren de cercanías es inequitativo”, opinó Mauricio Tobón, gerente del IDEA.

De la Promotora Ferrocarril de Antioquia S.A.S., son socios el Metro, con una participación del 24 %; junto a los demás socios como lo son el Instituto de Desarrollo de Antioquia (IDEA), con el 24 %; el Área Metropolitana, con el 24 %; y la Gobernación de Antioquia, con el 28 %.

La vinculación del Metro

Según la declaración de Pérez ante los diputados, por Ley de Metros se solicitaría al Gobierno Nacional una aporte hasta del 60 % de los recursos requeridos para recuperar el ferrocarril.

También señaló que el tren compartiría la infraestructura de la Línea A del metro, de manera paralela, para bajar los costos de construcción. Además, añadió el gobernador, la empresa de transporte está dispuesta a financiar el costo de los vagones del ferrocarril a cambio de una estrategia de manejo de pasajeros.

“La importancia estratégica de tener definido un corredor férreo compatible en todos sus sistemas a la línea A del Metro busca ofrecer una alternativa de movilidad sostenible a los habitantes del Valle de Aburrá entre Caldas y Barbosa aprovechándose además en atender el sector de la Universidad Nacional y una nueva estación de transferencia del Metro en el sector de La Macarena”, explicó la Junta.

LEA ACÁ: Construir más líneas, única salida para enfrentar fallas en el metro

En definitiva, según la estructuración del proyecto, esta nueva línea férrea funcionará como un alivio a la actual línea A del Metro en las horas pico y un complemento de la misma en los tramos donde en las horas valle puedan compartir vía férrea ambos sistemas.

¿Si vale $6,5 billones?

En relación con la estructuración del proyecto, la Junta dijo que no ha acogido los diseños ni ha aprobado la cifra de 6,5 billones de pesos entregada por la gerencia sobre el costo total del proyecto.

Reiteró que autorizó un estudio de prefactibilidad para la estructuración del proyecto, con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que arrojó un valor de 2,2 billones de pesos y un estudio de factibilidad que aumentó el presupuesto a 2,8 billones de pesos, cifra que es la que se tiene estipulada para el desarrollo de la megaobra.

“Los diseños presentados por la Gerencia no fueron acogidos por la Junta de Socios al considerar que estaban sobredimensionados en cuanto a la propuesta de viaductos”, aseguró el comunicado.

Además del transporte de pasajeros, el ferrocarril está concebido como soporte para la operación logística de carga, al integrar los dos puertos secos que presupuestan en el Valle de Aburrá, ubicados en Caldas y en el Hatillo.

El tercer componente es el transporte de los residuos sólidos ordinarios que se realizará durante la noche, minimizando impactos sobre la ciudad.

¿Qué sigue?

El gerente de la Sociedad Ferrocarril de Antioquia Guillermo León Alzate le explicó el martes a este diario que una firma independiente realizará la ingeniería de valor del proyecto, herramienta que permite optimizar las obras de infraestructura y movilidad, reduciendo su costo.

“Se conserva su funcionalidad. Lograríamos una reducción del costo entre 15 y 20 %”, aseguró.

Alzate contó que la ingeniería de valor duraría 40 días. Luego, añadió, que el proyecto será radicado ante el nuevo Gobierno Nacional, para que haga el tránsito al Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes). Antes de ser elegido, el ahora presidente Iván Duque dijo que iba a apoyar la obra.

Otras Noticias