antioquia | Publicado el

A que no sabía que todos estos animales viven en El Poblado


Loros y pericos han ido retornando en los últimos años a las zonas verdes de la comuna de El Poblado. FOTO Róbinson sáenz

Un estudio realizado en ocho parques de El Poblado, por la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín, identificó 205 especies de fauna y flora que aún conserva esa comuna del suroriente de la ciudad.

La investigación se realizó en los parques central, Lleras, La Bailarina, Ciudad del Río, los Ángeles 1 y 2, y los lineales de la quebrada La Presidenta y La Frontera.

El secretario de Medio Ambiente, Óscar Hoyos, quien ayer presentó un video con el inventario, al iniciarse la semana de la Colombiodiversidad, dijo que este trabajo se realizó en 4 meses y se hizo como un llamado a la comunidad para que conozca y valore los recursos naturales que tiene en su entorno y ayude a preservarlos.

Sobre las plantas, dijo que encontraron musgos, helechos, bromelias, guayabos, mangos, zapotes, madroños, algarrobos, naranjos, ceibas, búcaros, café, pencas sábila, guanábanos y limones, entre otros. Entre mamíferos fueron encontrados abundantes ardillas, murciélagos y zarigüeyas.

Destacó que la flora de El Poblado hallada en estos parques permite capturar al año cerca de 1.832 kilos de CO2, gas de efecto invernadero.

Se perdió biodiversidad

Fernando Álvarez, coordinador de la Mesa Ambiental de El Poblado, expresó que el estudio es muy importante, pero asegura que no se puede desconocer que la construcción hizo desaparecer, ahuyentó y desplazó numerosas especies que hasta hace cinco años aún se observaban en este sector de Medellín.

Indicó que un ejemplo de ello es la quebrada La Sucia, en la Loma de Los González, que tenía peces y pequeños cangrejos, hoy desaparecidos, al igual que los monos tití, que se observaban en el sector de Santa María de Los Ángeles, e, incluso, las iguanas, que habitaban en las riberas de las principales quebradas de El Poblado.

De otra parte, muchas de las especies de aves que quedan se han tenido que adaptar a los retos de la construcción y hacen sus nidos en postes de energía y marquesinas de los edificios.

Juan Guillermo Páramo, director de AnimaNaturalis, dijo que le alegra saber que existe toda esta variedad de especies, pero es preocupante las que se han tenido que ir por la gran cantidad de construcciones que las han desplazado al destruir su hábitat.

“Esperamos que las que aún quedan no corran con la misma suerte. Confiamos en que estos programas de la Secretaría de Medio Ambiente y del Área Metropolitana, de reforestar y controlar la tala de los árboles, permitan crear los hábitats para que esta cantidad de especies no se vayan ni de El Poblado ni del Valle de Aburrá”, dijo el experto.

Opinó que es importante que, en medio de tanta destrucción, los animales se resisten a morir, “pero tenemos que crearles ambientes propicios y educar a la gente para que no los mate, como pasa con las zarigüeyas, que la gente las ataca y las envenena”.

La ornitóloga Ana María Piedrahíta, quien hace 22 años tiene cebaderos en el balcón de su casa en el barrio Patio Bonito, dijo que las especies que han sido desplazadas por la construcción en la parte alta de El Poblado están aumentando allí, como aves, ardillas, lagartijas y, desde hace seis meses, han aparecido numerosas ibis o coquitos en la cuenca de la quebrada La Presidenta, que pasa al frente de su casa.

Relató que en estos momentos llegan a su balcón 22 especies, entre, colibríes, carpinteros, loros y pericos.

Agregó que en la observación que le hace a diario a los árboles de los entornos de su vivienda y a los de la cuenca de la quebrada, notó que entre octubre y abril (los meses más fríos en el hemisferio norte) llegaron aves migratorias, provenientes de Norteamérica, como las pirangas y reinitas.

3

parques: el central, de La Bailarina y La Presidenta tienen ceibas petandra.

El Poblado, hasta el siglo XX, fue una zona semicampestre llena de especies de fauna y flora. Algunas se adaptaron al cambio generado por la construcción y otras desaparecieron.

Contexto de la Noticia

El estudio fue una iniciativa presentada por la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín a la comunidad de El Poblado que aceptó que se realizara con el presupuesto participativo.

La investigación fue realizada, entre octubre de 2016 a enero de 2017, por biólogos y expertos de la Secretaría y ecologistas de El Poblado.

Tuvo un costo de 250 millones de pesos.

Paralelo con el trabajo de investigación de las especies también se hicieron talleres y capacitaciones a la comunidad.

Llamó la atención de los investigadores que en los 8 parques analizados hay árboles de mangos.


Powered by