negocios | Publicado el

Menos ventas y el pago de obligaciones afectaron a Fabricato


FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

Un menor ritmo de ventas por el desempeño económico del país, sumado a la estrategia austera para cumplir con pagos de reestructuración financiera, fueron las principales causas que afectaron los estados financieros de Fabricato en el primer semestre del año.

Por ejemplo, registró un Ebitda (flujo de caja operativo) de 4.914 millones de pesos, que significó una caída del 56,6 % frente a los 11.331 millones registrados entre enero y junio de 2016. Aquí es donde más se notó la medida de garantizar recursos para cumplir con obligaciones financieras, proveedores y clientes (ver gráfico).

“Se prefirió bajar el volumen de producción para no llenarnos de inventario, porque las ventas no respondían. Esto hace que el costo suba y se note en el Ebitda y la utilidad”, explicó ayer en teleconferencia el presidente de la textilera, Carlos Alberto de Jesús.

Uno de los pasos dados fue reducir un 80 % la utilización de la capacidad instalada para mejorar el flujo de caja.

Además, la mejor temporada del año para la empresa está entre julio y octubre, como antesala a las ventas de diciembre con producto terminado.

También se registró una pérdida de 24.110 millones de pesos en la utilidad operacional frente a los 4.038 millones de pesos de ganancia registrados en dicho periodo. El margen operacional cayó 13,5 % frente al 2,1 % de dicho lapso de 2016.

Se aclaró que la utilidad neta estuvo afectada negativamente por los factores explicados, pero tuvo una variación positiva en unos 45.000 millones de pesos por la transferencia de los derechos fiduciarios de Pantex (lote inmobiliario), que hacen que el indicador no sea comparable.

Así las cosas, se espera que al finalizar este año se sanee completamente la empresa y comience a construirse un año base comparable con los ejercicios venideros.


Powered by