tecnología | Publicado el

Marte se habría corrido de órbita


Marte tiene una composición diferente a la Tierra. Foto Nasa

A veces los planetas se mueven. No solo alrededor de su órbita sino que se acercan o alejan de su estrella. Y ese parece ser el caso de Marte que habría ‘nacido’ en un lugar distinto al que ocupa hoy.

Eso sugiere un estudio que simuló el ensamblaje del Sistema Solar hace 4560 millones de años. De acuerdo con el modelo, el planeta rojo se habría formado donde hoy se encuentra el cinturón principal de asteroides (entre Júpiter y Marte), habiendo pasado luego a una órbita más cercana al Sol.

Eso, a juicio de los científicos, explicaría porqué ese planeta tiene una composición química tan diferente a la Tierra, dijo Stephen Mojzsis, coautor del artículo, geólogo de la Universidad de Colorado en Boulder.

En los últimos años se ha aceptado la hipótesis de que los planetas no siempre se forman y se mantienen en la misma órbita, lo que se ha sugerido en muchos casos de planetas extrasolares gigantes que residen muy cerca de su estrella.

Una de las hipótesis sobre la formación del Sistema Solar sugiere que Júpiter se corrió hasta donde hoy está Marte, pero un jalón gravitacional de Saturno lo volvió a alejar.

Otra hipótesis sugiere que Júpiter influyó para que se apilara material cerca de donde está la Tierra hoy, formándose los planetas Venus y Tierra y con los residuos se formaron Mercurio y Marte, pero eso no explica los ingredientes diferentes del planeta rojo, como el oxígeno 17 y el oxígeno 18.

Ramon Brasser, del Instituto de Tecnología de Tokio, Mojzsis y colegas, hicieron sus simulaciones y encontraron que para un Sistema Solar como el que tenemos, Marte debió formarse mucho más lejos de donde está. Al moverse Júpiter hacia el Sol, empujó Marte hacia el sistema solar interior. Júpiter también habría movido el material del que se formaron los planetas, por lo que Marte tiene menor masa y tuvo otros elementos que le ayudaron a formarse.

El artículo aparecerá en junio en Earth and Planetary Science Letters.


Powered by