Cine | Publicado el 3 de January de 2018

Este director trajo la fantasía a Netflix

David Ayer trabajó en Bright con Will Smith. Ambos ya habían estado también en Escuadrón Suicida. FOTO cortesía Netflix / Matt kennedy

Un usuario en redes sociales criticó al director David Ayer por su película Bright, estrenada el 22 de diciembre en Netflix. Ayer le respondió que él no persigue a la audiencia y que su trabajo es hecho con amor.

Eso se siente, por lo menos, cuando el director habla de su trabajo, uno reconocido, pues se ha hecho a un nombre en la industria gracias a los filmes que ha dirigido como Fury y Suicide Squad. Además, David, participó en la ejecución de los guiones de la primera entrega de Rápidos y Furiosos y de la cinta S.W.A.T.

EL COLOMBIANO habló con él sobre su más reciente película: Bright.

Cada vez que empieza un proyecto, ¿hace borrón y cuenta nueva o usa alguna referencia de lo que ya ha hecho?

“Siempre tengo cosas en mente que quiero tratar o desarrollar: técnicas, modos de dirigir, imágenes. Esa es la vida de un director, tener la cabeza llena de ideas; y con cada película siento voy aprendiendo más. Entonces, para hacer Bright, traje mis aprendizajes de Suicide Squad, y usé todos esos conocimientos y técnicas para ponerlos en ella”.


Escuadrón Suicida fue un éxito en la taquilla. Las películas exclusivas de Netflix no miden el éxito de la misma manera. ¿Cómo se podría hacer?

“El éxito de la película, en parte, se va a medir con la conversación que genere en los medios y en las redes sociales. Aparte de una manera económica, o sea, si Netflix quiere continuar desarrollando el universo de Bright o seguir trabajando conmigo (risas). Pero, para mí, desafortunadamente, el negocio del cine es como una carrera de caballos; a veces el viernes, el día del estreno en las salas, ya se sabe cuánto éxito va a tener la película durante el fin de semana, cuánto va a recaudar. Muchos elementos de un filme no pueden controlarse y si no logran éxito en taquilla, se pierden. Eso es una tragedia. Con Netflix hay una garantía, y es que mucha gente la va a ver”.

¿Cree que los filmes deberían tener su estreno en las salas de cine antes de competir en festivales?

“El mundo está cambiando mucho, pero esa discusión se la puedo dejar a gente más inteligente que yo (risas). Soy artista, me encanta hacer películas y Netflix me dio la oportunidad de desarrollar una con mi visión y con los recursos suficientes. Todos vimos que el año anterior fue muy diferente en la industria cinematográfica, y este seguro también traerá transformaciones. Los dinosaurios se mueren, ya ves”.

¿Qué tanto lo inspiró la ciudad de Los Ángeles?

“Grabé en los barrios y vecindarios donde crecí, donde tengo amigos y familia. Lo diferente esta vez es que le puse esta capa de fantasía, con los rótulos en el lenguaje de los elfos y los orcos. Es un mundo un poco más duro del que se ve allí realmente”.

Usted escribe, produce y dirige, ¿con cuál rol se siente más cómodo?

“Me encanta escribir, estar ahí con una página vacía, tener el terror de hacerlo; además no cuesta nada, escribir es gratis, es cuando tengo más control. Pero cuando grabas estás lleno de aparatos, actores, utilería, tienes la presión del tiempo; es difícil, pero también lo disfruto. Y producir es encontrar el camino para llegar a eso, es un método para tener control de lo que estoy grabando y del proyecto. Todo eso junto me da la oportunidad de presentar mi visión”.

Después de ver el resultado de Bright, ¿qué fue lo que más le gustó?

“La amistad entre los dos protagonistas porque tienen cierta química, y es muy lindo su humor, la humanidad y la vida que le dan a la película; son la espina, el elemento crucial para que esta historia funcione bien”.

¿Encuentra diferencias entre el cómic y la fantasía?

“Son iguales, porque los cómics son fantasía, en Suicide Squad hay un cocodrilo que habla” (se ríe nuevamente).

Para hacer una película de fantasía debe tener algo específico en mente...

“Cuando estoy grabando una escena tengo que tener una imagen de cómo será el resultado final, si no me pierdo, fracaso. Como director todo el mundo me está viendo, debo tener la mano en el timón,”.

¿Cree que el mensaje sobre el racismo llegó a la gente?

“Este filme es para entretener, sin eso, no hay nada; podría tener el mejor mensaje del mundo, pero si no hay un buen mecanismo para transmitirlo, no pasa nada. Yo espero que la película estimule conversaciones, que la gente pueda hablar de los problemas de hoy a partir de ella”.

El estadounidense David Ayer, de 49 años, es el director de la película Bright, el reciente estreno de Netflix que se ve en la plataforma desde diciembre. Ayer también dirigió Suicide Squad. Contexto de la Noticia Paréntesis Esta es la trama de Bright

Ambientada en un presente alternativo, donde los humanos, los orcos, los duendes y las hadas conviven desde tiempos inmemoriales, esta película dirigida por David Ayer (Escuadrón suicida, Último turno y guionista de Día de entrenamiento) sigue a dos policías de orígenes muy distintos, Ward (Will Smith) y Jakoby (Joel Edgerton). En una noche de patrulla rutinaria, se encuentran con una fuerza maligna que cambiará el futuro. Entonces, combaten sus propias diferencias personales y un ataque de enemigos, trabajar juntos para proteger a una joven elfa y a una reliquia olvidada que podría destruirlo todo.


Otras Noticias