Seguridad | Publicado el 2 de enero de 2018

¿Es conveniente militarizar los parques?

El Parque de Berrío y la Plazuela Nutibara, sitos propuestos para reforzar vigilancia con soldados. FOTO Carlos Velásquez

Ante la propuesta hecha, en un consejo departamental de seguridad, por el Gobernador, Luis Pérez, de enfrentar los casos de hurtos en Medellín, en especial en los parques del centro de la ciudad, con piquetes del Ejército, expertos y oficiales retirados calificaron la iniciativa como inviable constitucionalmente e inapropiada para la función de soberanía que cumplen los soldados.

El coronel retirado del Ejército, abogado y consultor internacional en seguridad, John Marulanda, opinó que los militares en el país no están entrenados ni equipados para combatir delitos menores como hurtos a personas en zonas urbanas, porque su misión constitucional es la de velar por la integridad territorial y, hasta cierto punto, por la estabilidad política de la Nación.

Agregó que sacar los soldados como medida disuasiva para cuidar un parque urbano es un error que se puede pagar muy caro, “porque la gente les puede perder el respeto que estos generan. Pero, además, no tienen la experiencia ni el entrenamiento de la Policía para atender casos de delincuencia”.

Explicó que los militares están entrenados para otro tipo de acciones y, por eso, portan armas de largo alcance, que no son aconsejadas para sitios poblados como las zonas urbanas, ya que su uso, en caso de una actuación en contra de un delincuente que los enfrente, se pone en peligro numerosas vidas, lo que les llevaría, en especial a los oficiales y altos mandos del Ejército, a tener que responder por violaciones a los derechos humanos, lo que no les pasa a los mandatarios locales que piden la militarización.

Concluyó que los militares sí pueden vigilar la ciudad, pero por períodos cortos, en áreas específicas y solo como apoyo a la Policía, porque los soldados no tienen funciones judiciales.

Efecto disuasor

El también experto en seguridad, el coronel retirado de la Policía, Ricardo Salgado, añadió que el Ejército en las ciudades sí tendría un efecto de disuasión, pero su presencia en parques y calles urbanas puede generar una sensación de inseguridad, ya que ver a un soldado fuertemente armado, con cascos y uniformes camuflados le indicaría a la gente que el sitio es tan peligroso, que le dan un tratamiento de guerra.

Recordó la militarización que hizo Luis Pérez cuando fue alcalde de Medellín en la comuna 13, donde los primeros meses hubo una reducción en los delitos, pero cuando los delincuentes se enteraron de que los militares, por norma, no podían actuar, esta decisión terminó en un desgaste para la imagen del Ejército Nacional.

Aconsejó que lo que hay que hacer en los parques afectados por la delincuencia es tener más presencia institucional, ordenar el espacio público, más aseo e iluminación y hacer uso de los recursos tecnológicos actuales y más investigación contra las bandas.

Por su parte, el decano de la Escuela de Ciencias Humanas de la Universidad Eafit, Jorge Giraldo, enfatizó que tener soldados enfrentando los hurtos en la cuidad “es un completo despropósito, teniendo en cuenta que hay regiones en Antioquia que requieren presencia del Ejército, que hace más falta en el Bajo Cauca y Urabá, que en el parque de Berrío”. Recordó que cuando Luis Pérez perdió la Alcaldía en 2012 con Aníbal Gaviria, presentó, como prepuesta formar un soldado universal para poderlo llevar a las comunas.

Aumento de hurtos

Según el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia, Sisc, hasta el 16 de diciembre de 2017, los hurtos denunciados en Medellín eran 15.920, lo que equivalió a un aumento del 24, 2 %. En 2016, fueron 12.813.

El Centro fue la comuna con más casos. En 2016 hubo 4.459 hechos y el año pasado, 5.559, con el 24,79 % de incremento. Le siguieron Laureles con 1.826 (en 2016 hubo 1,.582) y El Poblado, con 1.775 (1.269, en 2016).

El celular es el objeto más robado con 8.704 denuncias en 2017, frente a las 5.905 que hubo en 2016.

Contexto de la Noticia ¿CÓMO FUNCIONA? Militarizar es potestad de Presidencia

La constitucionalista de la Universidad de Antioquia, Bernardita Pérez, dijo que el poder ejecutivo (gobernador y alcalde) tiene a su disposición, como mecanismo de control y prevención, a la Policía, la que cuenta, excepcionalmente, con funciones judiciales. En cambio, la militarización es potestad del ejecutivo nacional y depende del Ministerio de Defensa, por lo que utilizar soldados en la ciudad requiere de un trámite ante esta cartera como ocurrió con la comuna 13 cuando el alcalde del momento, Luis Pérez contó con el aval del Presidente para militarizarla. Expresó que la Policía es preventiva y el Ejército defensivo.


Otras Noticias