América Latina | Publicado el 3 de junio de 2018

Ya van 25 muertos en erupción de volcán en Guatemala

Erupción de volcán en Guatemala deja hasta ahora 25 víctimas mortales este domingo. FOTO EFE

EFE

Las autoridades de socorro del país centroamericano subieron a 25 el número de personas que han fallecido por la violenta erupción que registra este domingo el volcán de Fuego en Guatemala.

Así lo confirmó el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de desastres, David León, a las 9:00 de la noche (10:00 en Colombia). También señaló que iban 653 personas albergadas (378 en el departamento de Escuintla y 275 en Sacatepéquez). Más temprano había señalado que más de 2.000 han sido evacuadas de diferentes comunidades.

El volcán, de 3.763 metros de altura, se ubica entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, a 50 kilómetros al oeste de la capital Ciudad de Guatemala.

La furia del volcán de Fuego, que registra la segunda erupción de 2018, llegó hasta regiones del oriente y norte del país. La lluvia de ceniza lanzada por el coloso alcanzó los 10.000 metros de altura y se desplazó hasta comunidades de los departamentos de El Progreso (oriente) y Baja Verapaz (norte), entre otros.

En la capital guatemalteca provocó el cierre del aeropuerto internacional La Aurora, que afectó la salida de cuatro vuelos internacionales hacia Miami (Estados Unidos), México y Panamá.

La medida que se tomó es para garantizar la seguridad de pasajeros y aeronaves, tanto comerciales como privadas, aseguró la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Cuadrillas de la capital salieron a limpiar las calles y avenidas, que quedaron llenas del material lanzado por la erupción, la más fuerte de los últimos años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

La actividad volcánica generó flujos piroclásticos fuertes que arrastró hacia las barrancas Seca, Cenizas, Onda, Las Lajas, Mineral y Taniluya.

Al menos 300 empleados de dos fincas ubicadas en las faldas del cono, de 3.763 metros de altura, fueron evacuados y enviados a sus residencias para evitar cualquier eventualidad.

Cientos de vehículos de varias zonas de la capital quedaron atestados de ceniza volcánica. El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, informó que las comunidades más afectadas por la caída de material volcánico son las ubicadas en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla.

La erupción también genera fuertes retumbos con ondas de choque que provocan vibraciones en las casas a una distancia de 20 kilómetros del cono volcánico.

El cambio del viento, que por la mañana era hacia el sur y luego al norte, hizo que las partículas de la ceniza llegaran primero a la capital y luego hasta las regiones del oriente y norte de Guatemala

En su primera erupción del año, el pasado 1 de febrero, el volcán estuvo 20 horas en actividad, tiempo durante el cual expulsó flujos de lava y causó actividad sísmica y explosiones.

En esa ocasión, la caída de ceniza afectó las comunidades de Santa Sofía, Morelia, El Porvenir, Finca Palo Verde, Sangre de Cristo, San Pedro Yepocapa, Panimaché 1 y 2, Alotenango, Ciudad Vieja y La Antigua Guatemala.

Otras Noticias