Antioquia | Publicado el 12 de septiembre de 2018

“Asumo con nobleza las críticas de la oposición”

Al fondo se observa la construcción del megacolegio rural de La Quiebra. El Gobierno Nacional aportó recursos para este proyecto. FOTO Cortesía

Daniel Quintero Mesa

El alcalde de Caldas Carlos Durán Franco sacó el retrovisor a la hora de defender su gestión: dice que recibió deudas y no obras, que el presupuesto es muy limitado para las necesidades del municipio y que, además, heredó problemas de la anterior administración. Todo ello enmarcado en los enormes desafíos que ha tenido que asumir en estos casi tres años de gobierno.

La demolición de la Casa Consistorial para construir un nuevo palacio municipal, el anuncio de modificar el actual Plan de Ordenamiento Territorial y la implementación de nuevos cupos para taxis, son parte de los cuestionamientos que le hacen los ciudadanos, algunos organismos de control y los opositores políticos.

A estos últimos, especialmente, Durán les atribuye el hecho de que su gestión sea la de más baja aprobación, según los resultados de la Gran Encuesta Metropolitana de EL COLOMBIANO.

¿Piensa que los habitantes de Caldas lo han abandonado o realmente cree que está en deuda con el municipio?

“Nosotros hemos recibido el aprecio y apoyo por parte de la gente del municipio, sin embargo, el resultado de la encuesta fue en un mal momento en el cual enfrentamos muchos problemas, aspiramos a hacer las cosas mucho mejor toda vez que nuestra labor contribuye al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de Caldas”.

¿La oposición incidió en la mala percepción ciudadana?

“Muy seguramente eso pudo incidir y más aún porque estamos en momentos complicados sobre todo en lo político. Además las manifestaciones públicas entorno al tema de los taxis también pudo incidir a la hora de responder la encuesta. Es simplemente un concepto que yo tengo. Quiero respetar el trabajo que se hizo, avanzar y enfrentar cualquier tipo de situación que se nos venga”.

¿Qué es lo que sucede con los cupos de taxi en Caldas?

“En Caldas, hace 20 años no se inscribía un solo cupo de taxi, únicamente tenemos 120 taxis frente a una demanda de 80.000 habitantes, la falta de cupos para estos vehículos hace que la informalidad llegue y se convierta en un riesgo para todas las personas”.

¿Se han concertado mesas de trabajo con representantes de los taxistas?

“Ellos interpusieron unas acciones legales y decidimos suspender durante dos semanas la inscripción de nuevos cupos hasta que no hubiese una respuesta o definición legal. Los transportadores perdieron las dos tutelas y nosotros seguimos firmes en la inscripción de los cupos para estos vehículos. Sin embargo, hay algo que deben saber y es que el acto administrativo que establece la implementación de estos cupos viene de la administración anterior donde se hizo el estudio y el análisis de la implementación de la norma, concertado obviamente con las autoridades de control de esa época”.

¿Qué otros problemas ha tenido que enfrentar?

“Es indudable que cuando uno está en una alcaldía la oposición se convierte en un dedo señalador de ciertas situaciones. Nosotros tenemos la convicción de estar haciendo bien las cosas y de la mejor manera. Otro problema contra el que venimos luchando es la estafa inmobiliaria, a las personas les venden proyectos de vivienda aparentemente lícitos pero no lo son, hemos encontrado construcciones que no cuentan con las licencias ambientales al día.”

¿Cómo están combatiendo la estafa inmobiliaria?

“Lo que hacemos es invitar a la gente para que se acerque a la oficina de Planeación y verifique que el proyecto que van a comprar ya ha cumplido con todo el tema legal, que se ha revisado sus estructuras, que haya pagado los impuestos de construcción y las cargas urbanísticas previamente”.

¿Cómo va la construcción del palacio municipal y cuáles son los tropiezos en el camino con la Casa Consistorial?

“Tomamos la decisión de demoler la Casa Consistorial para salvaguardar la vida de más de 300 personas que trabajamos allí. Se han invertido más de 22.500 millones de pesos en la construcción del nuevo centro administrativo, proyecto en el que participa el Área Metropolitana. Tuvimos una dificultad con el hallazgo de una fuente de agua, razón por la cual tuvimos que profundizar en el estudio de suelos, el problema fue superado y ya estamos en proceso licitatorio para la construcción del palacio municipal”.

¿Se logró demostrar que la Casa Consistorial no era un Bien de Interés Cultural?

“Siempre hemos tenido claro que la Casa Consistorial no era Bien de Interés Cultural. Hemos ganado las demandas interpuestas, un Juez Administrativo de Antioquia determinó que no era un bien de esa naturaleza y el Tribunal Contencioso Administrativo falló en segunda instancia a nuestro favor, por lo tanto podíamos disponer de ese predio. En estos momentos cursa otra demanda a la cual estamos respondiendo”.

Luego de anunciar la modificación del PBOT, ¿qué consideraciones tuvo en cuenta para tomar esta decisión?

“A sabiendas de que el municipio tiende al crecimiento, estamos adelantando el proyecto de modificación del PBOT, las empresas ya están llegando a Caldas pero no han podido instalarse con plenitud, porque el municipio no cuenta con un PBOT moderno. Por eso necesitamos ampliar la cobertura de construcción para utilizar zonas rurales o zonas de ampliación urbana para la creación de estas organizaciones lo que ayudaría en el recaudo de impuestos y en la generación de empleo”.

¿Qué tan importante ha sido la inversión social para esta administración?

“Uno de nuestros fuertes es precisamente la cercanía con el tema cultural y artístico hacia las comunidades, hay pocas cosas para hacer en cuanto a lo que ofrecen las instituciones privadas. Por eso desde lo público estamos respondiendo y tratando de implementar mayor cobertura de actividades para el aprovechamiento del tiempo libre”.

¿Cuáles son las dificultades que han tenido con el PAE?

“No hemos tenido dificultades, el único inconveniente fue hace tres meses que el Concejo Municipal nos quitó las facultades de transferir recursos. Teniendo el dinero, no lo podíamos transferir a la alimentación de los niños, pero eso ya fue solucionado”.

¿Y cómo ha manejado sus relaciones con la oposición?

“Nosotros ganamos esta Alcaldía con muchas dificultades en tanto que los políticos tradicionales nunca nos acompañaron. Somos una fuerza alternativa ajena a la política tradicional. Esto ha hecho que los ataques cada vez sean más fuertes, nos toca asumir con nobleza y respeto los señalamientos de los opositores”.

En cuanto a la seguridad, ¿qué situación vive el municipio?

“Según los reportes estadísticos de la Policía Nacional, Caldas es uno de los municipios más tranquilos del Área Metropolitana, obviamente no nos escapamos de los problemas que tiene el Valle de Aburrá, por ejemplo, el microtráfico y el hurto. Este último ha afectado a nuestros pensionados porque están siendo abordados por fleteros al momento de retirar sus mesadas. Estamos trabajando con la Policía Nacional para eliminar este fenómeno”.

Otro de los anuncios fue la implementación de una ruta circular de buses. ¿Caldas si cuenta con la infraestructura para soportar este tipo de transporte?

“La ruta de transporte masivo público se implementó para la atención de las personas que se mueven hacia los barrios y veredas de Caldas. El municipio por supuesto cuenta con la infraestructura, por eso estamos arreglando la malla vial y aumentando el número de carreteras”.

¿Qué está haciendo la administración para reducir los índices de desempleo en el municipio?

“El índice de desempleo se disminuye generando oportunidades para la creación de nuevas empresas y eso es lo que estamos haciendo con la solicitud que haremos ante el Concejo para la modificación del PBOT. Si llegan nuevas empresas a Caldas aumentarán las vacantes y plazas para nuestros habitantes que se encuentran desempleados”.

¿Cuáles son los proyectos que se van a entregar antes de finalizar la administración?

“Queremos entregar el palacio municipal con un avance del 80%, el Centro de Desarrollo Infantil, la cancha de la Locería, el megacolegio rural de la vereda La Quiebra, una pista de patinaje para la cual ya dispusimos todos los recursos y el más importante, el hospital de Caldas”.

INVESTIGADO POR PLAN TERRITORIAL

Al alcalde de Caldas, Carlos Durán, en la Procuraduría Provincial del Valle de Aburrá le figura una investigación disciplinaria (caso N°D-2017-959756) en etapa de recolección de pruebas. Se relaciona con una queja por presuntas irregularidades en la aprobación del Plan Básico de Ordenamiento Territorial, en la que también está implicado el Concejo. La misma Procuraduría archivó a su favor otro proceso, por una queja que lo señalaba de dañar el patrimonio arquitectónico, por la demolición de la antigua casa de gobierno.

El Juzgado Civil del Circuito de Caldas también le archivó este año una demanda de un grupo de constructores, que lo señalaban de cobrar “comisiones por proyectos”.

Durán no tiene sanciones de la Contraloría ni expedientes abiertos en la Fiscalía, aunque en esta última entidad puso una denuncia como víctima de amenazas, al parecer derivadas de la llegada masiva de taxis a la localidad.

Lea también:
En Barbosa: “que hablen las obras, no la lengua”
No permito actos de corrupción en Bello: César Suárez Mira
“Quieren adobes y mi propuesta es social”

Otras Noticias