entretenimiento | Publicado el

Estos carros sí que son de película


Batimóvil 1966

El cine y el automóvil han tenido un desarrollo casi paralelo. Ambos nacieron a finales del siglo XX y desde entonces han trabajado casi de la mano en miles de películas. Incluso, hay cintas en las que el protagonista es única y exclusivamente un carro, como Cupido motorizado (Robert Stevenson, 1968), con un Volkswagen Escarabajo de 1963, El auto (Elliot Silverstein, 1977), con un Lincoln Continental Mark III de 1971 o Christine (John Carpenter, 1983), con un Plymouth Fury de 1958.

La televisión tampoco ha sido ajena a tener automóviles en sus créditos principales. Los años 80 fueron prolíficos en series de este tipo y allí aparecieron el recordado General Lee de Los Dukes de Hazzard o El Auto Fantástico de Michael Knight, sin contar con la pick up GMC de Profesión peligro o la van que llevaba en sus misiones a Los magníficos.

EL COLOMBIANO da un repaso a los automóviles más icónicos del cine y la televisión, los que se han quedado en la imaginación y los gustos de millones de espectadores a lo largo de la historia.

El de James Bond

Fue un Aston Martin DB5 1964, y si bien el agente 007 ha utilizado innumerables automóviles a lo largo de toda su saga, que incluye 24 películas, el primero fue este, con la mítica matrícula BMT 216A y diseñado en Italia por Carrozzeria Touring Superleggera.

Aparte de debutar en la primera (Goldfinger), apareció además en otras seis entregas de la serie, incluyendo las dos últimas, Skyfall (2012) y Spectre (2015).

El DB5 del famoso agente del MI6 es recordado por su equipamiento, que incluía vidrios antibala, ametralladoras, cambiador de matrículas, localizadores GPS, máquina de humo y aceite y un largo etcétera. Tiene un motor de seis cilindros en línea 4.0, tres carburadores Weber, 282 caballos, caja ZF de cinco marchas y alcanza 233 km/h. En octubre de 2010 el carro original se vendió por 4.6 millones de dólares en una subasta.

El de Volver al futuro

Es el DeLorean DMC-12 1981. Quienes crecieron en los años 80 llevan en la mejor zona de los recuerdos aquellas secuencias donde el Time machine viajaba, bien al pasado o bien al futuro, con Marty McFly a bordo, protagonizado por un joven Michael J Fox. Tres cintas tuvo esta saga, estrenadas en 1985, 1989 y 1990, con la producción de Steven Spielberg y la dirección de Robert Zemeckis.

Siempre estuvo el De Lorean como protagonista, un automóvil de aspecto deportivo diseñado por Giorgetto Giugiaro, producido en cantidades limitadas, pues solo se hicieron 8.500 unidades entre 1981 y 1982 y que después de su aparición en la pantalla grande se convirtió en un objeto de culto.

Se caracteriza por sus puertas tipo “alas de gaviota” y su carrocería hecha en acero inoxidable y carente de pintura. Lleva un motor V6 trasero de 2,8 litros y 130 caballos con los que alcanzaba 177 km/h.

En la trilogía de Volver al futuro se usaron siete unidades en total, de las cuales solo tres sobreviven, dos están en poder de Universal Studios y la tercera en manos de un coleccionista privado, que adquirió el carro en una subasta en 2011 por 541.000 dólares.

Este cupido iba motorizado

El Volkswagen Escarabajo Deluxe Type I 1963 fue protagonista de varias películas, seis para más señas. Herbie se robó el corazón de los espectadores al ser un tierno vehículo de carreras con vida y expresiones, viéndose involucrado en numerosas aventuras alrededor del mundo desde 1968, cuando apareció la primera cinta de esta saga.

Se caracteriza por su pintura en blanco perla, el número 53 en la carrocería, la placa OFP 857 de California, el techo corredizo negro y las rayas azules y rojas. Lleva un motor de 1,6 litros trasplantado de un Porsche 356B Super con 90 caballos

El Dodge Charger R/T 1969 de Los Dukes de Hazzard.

Emitida por CBS entre 1979 y 1985 y llevada al cine en 2005, tiene como vehículo icónico al General Lee, un Charger con motor V8 HEMI, el más potente del fabricante por ese entonces y que se encargaba de llevar a los primos Bo y Luke Duke a través de numerosas aventuras por el condado de Hazzard en compañía de su prima Daisy y el tío Jessee.

El General Lee lleva ese nombre en honor al general Robert E. Lee, del ejército confederado en la Guerra Civil de Estados Unidos. Tiene la bandera confederada en el techo, lleva las puertas selladas y está pintado en color naranja. Puede realizar saltos a mediana altura y su bocina tiene la canción Dixie, el himno de los antiguos Estados Confederados de América.

Otros carros conocidos de esta serie, son el Dixie, un Jeep CJ-7 Golden Eagle 1979 de Daisy Duke y el Cadillac DeVille Convertible 1970 de Boss Hogg con los cuernos sobre el radiador.

Aquí va Batman

El Batimóvil 1966 es el más recordado, si bien ha habido muchos en las películas del hombre murciélago. Lo creó el especialista George Barris, experto en idear autos para cintas de Hollywood. Se trata de un diseño de Carrozzeria Ghia en Italia, montado sobre un prototipo de Ford para su marca Lincoln, llamado Futura y originario de 1955, que Barris tenía abandonado en su patio.

Con el tiempo en contra, se dio a la tarea de dotar este prototipo con el motor V8, la emblemática turbina trasera con lanzador de paracaídas, los logos del superhéroe, las sirenas y la estética general del carro.

Sin duda es el más reconocido, tanto que aun se exhibe hoy en giras y ferias del tema y hay fabricantes artesanales que se encargan de elaborar réplicas exactas al modelo original por la módica suma de 216.000 dólares la pieza.

El Auto Fantástico

El Pontiac Firebird Trans Am 1982 es el primer protagonista central de una serie de televisión. Se llamaba KITT (Knight Industries Two Thousand) y poseía inteligencia artificial autoconsciente y con capacidad de habla e interacción con su conductor, Michael Knight, interpretado por el actor David Hasselhoff. En la serie, KITT y Michael combatían la injusticia a través de la Fundación para la Ley y el gobierno de Wilton Knight. La serie estuvo al aire entre 1982 y 1986.

KITT estaba revestido con un compuesto molecular que lo hacía resistente a ataques con proyectiles y explosivos. El Firebird Trans Am de calle, sobre el que está basado este modelo, tenía un motor V8 5,0 que producía 190 caballos de fuerza.

En los filmes los autos también son protagonistas, tanto que a veces pasan a la vida real para que los manejen quienes no tienen nada que ver con el cine, pero quieren sentirse así.

Contexto de la Noticia

La GMC G-15 1983 era el modelo que llavaba a ese grupo de excombatientes de la guerra de Vietnam que viajaba por los Estados Unidos instaurando la ley y el orden a los mandos de Hannibal Smith y el recordado Mr. T. Siempre huyendo porque estaban “acusados de un crimen que no cometieron”.

Contaba con un motor V8 de 5.7 litros y obviamente los detalles que nunca olvidaremos, como el alerón trasero y la banda roja que la recorre en su longitud, contrastando con su color negro característico.

Conocido por su color rojo con la línea blanca a los costados, el Gran Torino de Starsky & Hutch, los dos detectives californianos, se hizo tan famoso que la Ford sacó una edición de calle limitada a 1.001 unidades con motor de 351 pulgadas cúbicas. ABC transmitió esta serie entre 1975 y 1979. El Gran Torino de la producción fue modificado con una suspensión más alta, así como unas ruedas más anchas atrás con amortiguadores ajustables de gas. En la serie el carro le pertenecía a David Starsky , mientras Kenneth Hutchinson “Hutch” se burlaba del auto diciéndole “el tomate con rayas”.


Powered by