entretenimiento | Publicado el

Doble misión en moto


La Dominar 400 quiere continuar con el linaje de la Pulsar 200. FOTO CORTESÍA

Para los amantes de la tradicional Pulsar, la Dominar es el siguiente paso. Aunque en la India, de donde viene la marca Bajaj, lleva varios meses rodando, esta monocilíndrica de 373 centímetros cúbicos apenas llega a Colombia para terminar de conquistar el mercado de las motocicletas de mediano cilindraje.

La Dominar 400 es una apuesta combinada en la que otras marcas como Yamaha, KTM o BMW tienen gran recorrido y reputación: deporte y turismo.

Con esta moto, quienes son fieles a la marca tendrán la posibilidad de subirse a un motor DTS-i triple bujía, 4 válvulas, inyección electrónica, una potencia de 34,52 HP y 35 Nm de torque, que la llevan a alcanzar los 100 km/h en solo 8,23 segundos.

A partir de ahí el reto era que la Dominar no solo tuviera el mismo aspecto y respuesta deportiva de la anterior Pulsar 200, también que fuera un vehículo cómodo y seguro para realizar largos recorridos en pavimento y en vías destapadas.

En ruta

EL COLOMBIANO tuvo la oportunidad de conducir la Dominar 400 en los alrededores de la Laguna de Guatavita, ubicada a menos de dos horas de Bogotá.

Su diseño es agresivo como la postura de un león, según lo describe la misma marca. “En materia de ingeniería, uno de los aspectos más destacables es su sólido chasis perimetral, que proporciona rigidez y resistencia lateral. A eso se le suma su bajo centro de gravedad, dando al piloto manejo y control superior del vehículo. El clutch antirrebote evita el bloqueo de la llanta trasera al disminuir los cambios a altas revoluciones por minuto”, precisan desde la compañía.

En el manejo la potencia y suavidad son los comunes denominadores. La respuesta del motor es más que positiva a la hora de acelerar en cualquiera de sus cambios, en las curvas es dócil y sus frenos responden muy bien a la hora de ser exigidos.

A parte de esto, sobresale con su sistema de iluminación LED en su faro frontal que asegura que la moto sea visible a 1.5 kilómetros aproximadamente.

Para el piloto, la Dominar cuenta con dos tableros, uno principal con pantalla LCD que brinda información primordial sobre el vehículo y otra ubicada en el tanque, en la que se encuentran otros testigos como luces altas, ABS, entre otros.

Infortunadamente, los pocos kilómetros recorridos para probar la nueva apuesta de Bajaj en Colombia se quedaron cortos, pues la moto invita a continuar con una ruta mucho más extensa.

Aun así, las sensaciones de la Dominar son positivas: su capacidad para ser un vehículo de uso diario en ciudad o de largos recorridos en carretera garantizan el linaje que se ha ganado la Pulsar a lo largo de sus años, y que invita a sus usuarios a dar un paso adelante con esa nueva apuesta.

Bajaj lanzó en Colombia la última evolución de una de sus motos más exitosas: la Pulsar. Esta vez con el nombre de Dominar y con una mayor potencia en su motor y mejoras en el modo de manejo.

Contexto de la Noticia

Estos no comprometen las capacidades que ofrece la Dominar 400, sin embargo, al entrar en este nuevo nivel y con competidores tan fuertes, la exigencia es alta. Uno de los principales aspectos que llamó la atención durante la prueba de ruta, es el limitador y advertencia del límite de velocidad. El bombillo que indica que el usuario está llegando a las máximas revoluciones se enciende muy pronto, lo que se convierte en un elemento distractor a la hora de conducir. Incluso el motor corta su potencia poco después de las 8.500 revoluciones, cuando el tablero marca hasta las 13.000. A esta Bajaj, por su tamaño, podría hacerle falta un gato central, que viene siendo bastante útil cuando la moto está estacionada. En su tablero, aunque para muchos pilotos no es necesario, hace falta que marque el cambio en el que se encuentra el motor. Para rutas largas, en las que se hacen varias paradas, algunas en medio de la vía, son necesarias las luces estacionarias, algo con lo que no cuenta la Dominar.


Powered by