Moda | Publicado el

Los 15 minutos de 3 diseñadores jóvenes


Camilo Álvarez (Diseñador) - Andrea Landa (Diseñadora) - Andrés Pajón (Diseñador)

Tres nombres de tres paisas en el diseño se han vuelto recurrentes en Colombiamoda: Andrea Landa, Camilo Álvarez y Andrés Pajón. Todos sienten la feria como su casa, un lugar que les ha permitido crecer y desarrollar sus carreras como artistas del vestuario.

A cada uno le dieron una noche de esta semana para mostrar su trabajo, las llamaron las Fashion Nights de Chevrolet, y Andrea fue la primera en presentarse, lo hizo ayer al poner en la pasarela su colección Wabi-Sabi.

Todos empezaron en la feria de maneras distintas, uno hace más años que los otros. Pajón, por ejemplo, comenzó como acomodador, y luego como vestuarista con Informa Models. Andrea lo hizo como diseñadora emergente en la pasarela de El Cubo, recién terminados sus estudios en el exterior, y Camilo como un talentoso estudiante al que se le abrieron las puertas.

Sus procesos creativos, igual que sus búsquedas en el diseño son diferentes, pero todos representan el talento joven que ferias como Colombiamoda han hecho visible y que se consoliden como una muestra del trabajo que se hace para compartir tanto local como mundialmente. Pajón es un ejemplo: ha llevado su ropa a pasarelas en México y en Nueva York. Hablamos con Camilo, Andrea y Andrés.

Contexto de la Noticia

¿Cómo ha evolucionado su propuesta desde su primera presentación en Colombiamoda?

“Se ha transformado mucho. Ahora está más estructurado el componente de negocio y la marca ha ido creciendo de una manera orgánica. Esta vez, por ejemplo, a diferencia de las anteriores, vamos a tener una presencia más sólida en la feria, no solo mostrando en pasarela la colección, sino también con un estand; además tenemos citas con compradores y fortalecimos la distribución. Se juntan varios frentes que como diseñadores tenemos que atender”.

¿Cuál es ahora el ADN de la marca? ¿Cómo se la contaría a quien no conoce su propuesta?

“Soy un diseñador de prendas cotidianas con un aproximación especial desde la construcción del vestuario; parte de lo esencial para crear prendas que sean usadas.

Nosotros llegamos a lo básico de una forma diferente, con influencias de lo deportivo y lo urbano. La persona que viste Camilo Álvarez es fuerte en presencia y carácter, toma ciertos riesgos y es muy sensible al arte y a la cultura en general”.

¿Cómo surgió esta nueva colección?

“Se llama Fortuna y surge de una revisión de una agenda, de todo, que estaba armando hace un poco más de un año. Un cuaderno de apuntes, de esos que llevo desde el comienzo y termino completamente, por eso me duran tanto. En ella había un montón de cosas que escribía y acumulaba sin ninguna intención. Palabras subrayadas de diferentes colores, textos y dibujos.

Coincidencialmente, la agenda en la que recogí todo eso era sobre la retrospectiva del artista William kentridge, y la definición de fortuna de él es súper acorde con lo que pasó con el cuaderno: se trata de un tema de encuentro, de descrubrimiento, más que de invención. Kentridge la define como el azar controlado, que fue más o menos lo que hacía yo, subrayar de un color, a veces pasar a otro porque surgían otros tonos. En esa agenda hubo un proceso de control y libertad y así nace la colección, de lo aleatorio”.

¿Qué hay en esta propuesta?

“Tenemos jeanswear, siluetas muy deportivas con alta exigencia en la confección y construcción. Todas esas piezas se influencian de lo deportivo y urbano junto con lo complejo de la costura. Y lo esencial, que es lo que la gente reconoce en la marca, como una chaqueta de denim, vestidos y tops en tejidos de punto, además, mucho algodón”..

¿Cómo ha evolucionado su propuesta desde su primera presentación en Colombiamoda?

“Yo empecé en 2013, y todo fue muy espontáneo, no era algo que tuviera planeado. Surgió por muchas cosas, entre ellas, un premio por el que me ofrecieron un desfile y por el que me comenzaron a llamar de tiendas. Así fui desarrollando la marca hasta que llegué a El Cubo, el espacio para las nuevas propuestas.

Cada año he ido creciendo paso a paso, pasando por Non-Stop, todo se ha ido mejorando, los acabados, las puestas en escena, cada cosa”.

¿Cuál es ahora el ADN de la marca? ¿Cómo se la contaría a quién no conoce su propuesta?

“El Cuero manual es lo que he desarrollado desde el comienzo y con él he pasado por todas las técnicas. Cualquier tema que presente viene acompañado de cuero y trabajo manual, esa es la esencia también de esta colección”.

¿Cómo surgió esta nueva propuesta?

“Cada colección está muy conectada con algo muy personal. Esta vino después de un proceso grande que hice en el que cambié mi forma de vida y me transformé. Está inspirada en el término japonés wabi-sabi, que es la belleza de la imperfección. Mi material siempre es el cuero y las técnicas que uso son a mano. Esta vez escogí cueros envejecidos, rasgados, que expresan el paso del tiempo. Las siluetas son muy holgadas, obedeciendo a lo que pasa ahora en la moda, gente buscando la comodidad y la simplicidad. Y aunque es cuero, la colección tiene una atmósfera orgánica. Es un trabajo muy minucioso y hecho en el taller por muchas personas. Esta vez hubo siete looks masculinos, es la primera pasarela en la que lo muestro”.

Tenga pasarela o no, el proceso creativo en el taller de este joven es constante. La mujer, para él, es como un hada, una ninfa poderosa, esa es su inspiración. Para la colección que mostrará hoy, una extensión de la pasada, Criaturas, se inspiró en artistas que ilustraban cuentos de hadas y lo llevó a esa identidad de su marca. Ahí miró colores, pensó en materiales y terminó creando algo que será un capullo y se convertirá en Mariposa.

¿Cómo fue el comienzo de Pajón en Colombiamoda?

“Empecé por Non-Stop, que es una de las pasarelas de la feria. Comenzando desde ahí entendí que el trabajo que se hace con Colombiatex es el de educar al diseñador. Antes de tener mi primer desfile quería tener una empresa para responder con todas las exigencias que hay alrededor de este trabajo; además, buscamos la identidad de la marca, qué colores se ven mejor, qué siluetas... Y gracias al a exposición que hemos logrado conseguimos llevar nuestro trabajo a Nueva York y a México”.

¿Qué se verá en la colección que presentará esta noche?

“Este trabajo tiene toda la identidad de Andrés Pajón en cuanto al brillo y a las siluetas fluidas. Esta vez experimentamos con volúmenes que no habíamos tenido. También hay estampados y cerramos con un vestido nupcial. En general, cualquiera de los vestidos, llevándose a un color crema, podría usarse para una boda, siempre he creído que lo interesante es que haya algo diferente para las novias, que se salga del molde. Esta colección es una extensión de Criaturas”


Powered by