entretenimiento | Publicado el

A la ropa interior la seduce la comodidad


FOTOS CARLOS VELÁSQUEZ y cortesía Ellipse

Si hay una prenda que se ha transformado a lo largo de la historia es la ropa interior. Ha cambiado tanto como los gustos, las necesidades y las pequeñas y las grandes rebeliones de las mujeres. También ha variado según la musa del momento, desde Isadora Ducan hasta Madonna.

Aun en una misma época es evidente la diferencia entre lo que demandan las jóvenes y las mayores. “Hoy las millenials buscan comodidad al extremo, que no sientan ni siquiera que tienen un brasier puesto, mientras que las mayores buscan beneficios, que moldeen el busto, que tapen rollitos y que sea más sensual”, asegura Julián Gallón, gerente comercial de Chamela.

Estos gustos hacen que el mercado femenino de estas prendas, que en Colombia es relevante, deba innovar a diario. “Vemos que las mujeres a las que le gustaban los básicos ahora quieren experimentar con los encajes y viceversa. En general yo veo a una mujer que quiere verse sensual, independiente de la ocasión y de si la ve o no la ve alguien más”, precisa Ana Urrea, directora creativa de Ellipse.

En estas prendas Colombia impone moda y sus creaciones están muy cotizadas en mercados internacionales. Las compran en Rusia, Estados Unidos, España y hasta en Indonesia. Consultamos con expertos las tendencias que vienen en materia de lencería para que esté a la moda hasta en la intimidad.

Contexto de la Noticia

En la pasada Colombiamoda se vio cómo la ropa interior invitaba a la seducción, sin recato. La diseñadora Juanita Arcila, de Noise Lab, piensa que esa tendencia “está dirigida a la mujer y no busca una validación de pareja”. Las transparencias, bordados y encajes se conjugan con tiras cruzadas. Los ligueros siguen vigentes y en combinación de tonos distintos al panti.

La idea es que haya soporte, pero que no queden marcas varias horas después de usar la ropa interior. Esto se da tanto para prendas superiores como para inferiores. Las propuestas incluyen usar telas que hacen el papel de elásticos, pero que no lo son. “Son como una segunda piel, no se marcan en la ropa”, precisa Urrea.

Se define como un sostén que no tiene ni estructura ni copa, ni arco, ni realce. La historia los ubica en los años 20, pero fue opacado por los que luego se crearon para levantar el busto. Marta Isabel Bravo, diseñadora de Leonisa, considera que son los reyes de los básicos este 2017. Gallón confirma que es la prenda más solicitada por las compradoras internacionales.

Es una tendencia que se ha mantenido en los últimos años y su transformación radica en los materiales usados. El terciopelo es uno de ellos. “Se mezclan con encajes muy delicados y se genera una prenda que se puede ver”, confirma Urrea. “Cada marca y diseñador se apropia de esta tendencia a su estilo”, añade Arcila.

En cuanto a los tonos más comunes, este año se encuentran los blancos, rojos y azules, aunque también el taupé, que es color intermedio entre gris y café.

Otra tendencia son las prendas con encajes color piel y bordados en terciopelos oscuros que cubren solo zonas precisas. Además se usan las cargaderas de otro color diferente a las del brasier


Powered by