entretenimiento | Publicado el

Por qué una actriz negra se arrepiente de interpretarse como negra


La actriz Viola Davis llega al estreno de Widows en el Festival Internacional de Cine de Toronto, Foto: Agencia AFP

Ronal Castañeda

Su papel en la película The help le valió a la actriz afroamericana Viola Davis su segunda nominación a un Óscar y le dio un buen lugar en Hollywood. Hoy se arrepiente de haber hecho ese papel.

En una entrevista con The New York Times publicada el martes, a la actriz de 53 años se le preguntó si lamentaba haber rechazado algún papel. Davis habló de “una o dos”, pero que le preocupaba más las interpretaciones que ha hecho: “The Help está en esa lista”, dijo.

La película trata sobre una periodista blanco (interpretada por Emma Stone) que escribe un libro sobre las experiencias de las criadas negras que trabajan en Mississippi. Davis interpreta a una de las jóvenes, llamada Aibileen.

“Cuando vi la película sentí que no se escucharon las voces de las criadas”, dijo Davis al Times. “Conozco a Aibileen. Conozco a Minny (personajes). Son mi abuela. Son mi madre. Y sé que si haces una película donde está toda la premisa, quiero saber cómo se siente trabajar para los blancos y criar niños en 1963, quiero escuchar cómo te sientes al respecto. Nunca lo escuché en la película “.

Una poderosa voz

Davis tiene mucho que decir sobre Hollywood y el lugar para actrices como ella: negra, de mediana edad, morena y de pelo natural afro, alejado de los modelos de pelucas que ha llevado puestos en pantalla.

Ahora también está cansada de ver los mismos “buenos” papeles para las actrices en Hollywood. “Ellos los mantienen bonitos. Ellos los mantienen agradables. Atienden a las fantasías masculinas. Atienden a la mirada masculina”.

Se refiere a un cine hecho por hombres blancos, que muestran un mundo modelado a sus intereses y que revelan un lado particular de la historia: el de ellos.

Su más reciente película, Widows (2018), dirigida por Steve McQueen (12 años de esclavitud), presenta otra cara de la moneda. McQueen le dijo que para su papel debía llevar su propio cabello –rizo e hirsuto– en lugar de ocultarlo con una peluca que la hiciera ver como no es.

Aparecer en la pantalla con su pelo corto y rizado ha sido casi un acto liberador y ahora es visto como una provocación contra los modelos dentro de la industria de cine de Estados Unidos.

Inclusión

No obstante, no es un tema nuevo. La actriz ha sido durante mucho tiempo una poderosa voz que lucha por la diversidad y la inclusión en Hollywood; y ha utilizando ese protagonismo que tiene como actriz reconocida para inspirar el cambio en este sector

Lea también: ¿Habrá más diversidad este año en los nominados al Oscar?

Lea también: Mujeres, afroamericanos y lgbti en Hollywood son más ahora

Después de ganar un Emmy en 2015, dijo: “Lo único que separa a las mujeres de color de cualquier otra persona es la oportunidad”.

En su momento se generó una discusión sobre cómo la industria del entretenimiento puede proyectar actores –sutilmente una peluca dice más que el aspecto– y escoger maneras específicas de contar historias.

Su lucha no ha parado. En 2016, Davis dijo en el canal CBS que había sido difícil encontrar papeles correctos en su carrera. “Tengo una voz profunda. Probablemente tenga ‘un look particular’, soy una mujer de cierto color. Esos papeles, ese tipo de papeles diversos, no se escribieron para nadie que se parezca a mí”, dijo.

Continúa el debate

En un tuit publicado este miércoles, Ava DuVernay, directora de Selma y 13th, apoyó a la actriz en sus declaraciones del Times: “Esa película me empujó a hacer la mía, por las razones que dice Viola. Estoy agradecida”.

La diversidad en Hollywood es un tema actual de discusión. Un estudio reciente mostró que en 2017, 43 de las 100 mejores películas carecían de personajes femeninos negros, 65 carecían de personajes femeninos asiáticos o asiático-americanos y 64 no representaban a un personaje latino.

El debate ahora se extiende a otras poblaciones de la industria cinematográfica, como los colectivos LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros/Transexuales e Intersexuales) y las denuncias de los colectivos Me Too y Time’s up.

Viola Davis suma su voz a una discusión que crece y pide justicia en el cine.


Powered by