Ciencia | Publicado el 31 de agosto de 2018

Hallan túneles entre el cráneo y el cerebro humano

Los canales encontrados facilitan una respuesta más rápida a la inflamación. Foto SVG

Por Ramiro Velásquez Gómez

No se habían visto antes, ni en microscopio. Científicos reportaron en Nature Neuroscience el descubrimiento de pequeñísimos túneles que conectan el tuétano del cerebro con las membranas que lo cubren, las meninges. Un hallazgo que podría dar luces sobre cómo el cerebro responde a las lesiones y enfermedades.

“Siempre pensamos que las células inmunitarias de nuestros brazos y piernas se desplazaban por la sangre hacia el tejido cerebral averiado. Estos hallazgos sugieren que esas células pueden tomar un atajo para llegar rápido al área de la inflamación”, explicó Francesca Bosetti, del US National Institute of Neurological Disorders and Stroke, que financió el estudio.

“La inflamación desempeña un papel crítico en varios trastornos cerebrales y es posible que los nuevos canales descritos puedan ser importantes en un número de esas condiciones”.

Matthias Nahrendorf, biólogo molecular de Harvard Medical School and Massachusetts General Hospital en Boston (MGH), y colegas, descubrieron los canales mientras trataban de determinar de dónde provenían las células inmunitarias luego de un derrame o ataque del corazón. En ratones con un derrame, es más probable que las células llamadas neutrófilos provengan del cráneo según encontraron. Pero en ratones que habían tenido un ataque al corazón, un número similar llegó del cráneo y de la tibia.

En los derrames, las imágenes mostraron neutrófilos saliendo del cráneo desplazándose a través de esos túneles desconocidos hacia el tejido dañado. Un análisis de muestras de cráneos humanos luego de cirugía reveló que esos canales no son exclusivos de los ratones.

“Mientras aprendemos sobre ellos, pienso que su rol muy especial como conductos para la comunicación por inflamación entre la médula y el sistema nervioso central, es muy diferente a cualquier otra vasculatura”, dijo Nahrendorf.

“Además de esos canales llevando células inmunitarias del tuétano del cráneo al cerebro, pensamos que las sustancias inflamatorias que se derivan del cerebro deben alertar la médula del cráneo sobre una lesión más rápido que el tuétano del resto del cuerpo”.

Como la inflamación es parte de varias dolencias cerebrales “sería importante aprender cómo esos canales contribuyen a esas enfermedades y si modulando esa contribución se podrían cambiar los resultados”, agregó Nahrendorf

“Otra idea es que esos canales podrían servir como una ruta para suministrar medicinas, permitiendo el transporte a las meninges de drogas puestas en el tuétano del cráneo”.

Otras Noticias