antioquia | Publicado el 1 de August de 2018

Destrucción de pólvora en Rionegro tuvo visos de espectáculo

La pólvora fue transportada cuidadosamente a su lugar de destrucción. FOTO CORTESÍA

Gustavo Ospina Zapata

Aunque parecía el júbilo de una celebración, no había tal, y lo que para algunos desprevenidos era una fiesta, en realidad se trató de un operativo policial y de seguridad para la destrucción de más de tres toneladas de pólvora incautada en 2017 en el municipio de Rionegro.

Lo llamativo fue que la quema de la pólvora originó explosiones y figuras en el aire propias de festejos en fechas especiales, algo que a muchos ciudadanos les gusta disfrutar.

La destrucción del explosivo, en total 3.059 kilos, se realizó el martes 31 de julio en una zona despoblada de la localidad del Oriente antioqueño, con apoyo de varios organismos de socorro.

Decenas ciudadanos acudieron a presenciar el operativo y en realidad disfrutaron de un espectáculo pirotécnico, sin que esta fuera la intención de las autoridades.

La explosión se hizo por cargas de 40 kilos y duró aproximadamente diez horas.

Fue tan cuidadoso el operativo, que en el mismo intervinieron, además de la Policía, el Ejército, la Secretaría de Gobierno local, la Subsecretaría de Gestión de Riesgo y el cuerpo de Bomberos del municipio. En total 39 personas.

El alcalde, Andrés Julián Rendón, confirmó la destrucción de la pólvora y expresó que “en Rionegro preservamos la vida y promovemos las celebraciones libres de elementos que la puedan afectar. Rionegro sin pólvora, mi tarea”, expresó el mandatario.

El explosivo, que estaba almacenado en cajas, fue llevado cuidadosamente hacia la zona despoblada, en un operativo coordinado y rigurosamente ejecutado por las autoridades.

Para su explosión se hizo un hueco en la tierra, se depositó la pólvora y se instaló una malla de protección.

Se hizo en un sector conocido como El Tranvía, en la zona urbana, “buscando que no implicara peligro para ninguna edificación y menos para las personas”, explicó Hernán Darío Álvarez, secretario de Desarrollo Económico, que precisamente al martes tomó posesión del cargo.

Fue un pequeño adelanto de diciembre, pero con un mensaje claro de parte del Alcalde: la lucha contra la pólvora será frontal en esta localidad antioqueña.

Otras Noticias