colombia | Publicado el 2 de marzo de 2018

Caciques políticos del Occidente afinan su estrategia

Santa Fe de Antioquia, considerada la capital del Occidente de Antioquia, tiene 28.320 habitantes y tendrá, según la Alcaldía, 65 mesas de votación en la zona urbana y 6 en la rural. FOTO Jaime Pérez

Víctor Andrés Álvarez Correa

A la reunión fue con una de sus amigas y la expectativa de escuchar noticias sobre el desarrollo que llegará al Occidente antioqueño. Pasó media hora y a los poco menos de 100 asistentes solo se les habló de votos y promesas.

Emilia Rueda, una mujer conocida en Santa Fe de Antioquia por tener uno de los restaurantes más importantes del pueblo y generar decenas de empleos, no aguantó, tomó su bolso y se marchó.

En el encuentro, hace dos meses, recuerda, había directivas del proyecto Túnel del Toyo -que inicia en su municipio para ponerle el mar de Urabá a menos de 4 horas- y representantes de empresas mineras de la región, principal renglón de la economía local.

“Decían que había que votar por un candidato que porque nos iba a ayudar. Hacían cuentas con los votos de empleados y las posibilidades de ganar. Me han invitado a varios encuentros, pero no me interesa. La gente ya no cree en los políticos”, recalca.

La mujer, empresaria hecha a pulso, si bien manifiesta su apatía por el proselitismo, reconoce que para las elecciones parlamentarias del próximo 11 de marzo votaría por quien sugiera el equipo político del actual alcalde de su municipio, Saulo Rivera, “porque él está haciendo las cosas bien”.

Una zona heterogénea

Políticamente el Occidente de Antioquia es tradicional. La hegemonía ha sido de candidatos liberales y conservadores, aunque nuevas fuerzas han ganado terreno.

Para las elecciones pasadas al Congreso, por ejemplo, la segunda mayor votación en la región la obtuvo León Darío Ramírez, del Partido de la U.

El historiador José Adán Girón, profesor de la institución educativa San Luis Gonzaga, de Santa Fe de Antioquia, destaca que ese municipio, considerado la capital de la región, ha sido de estirpe liberal, pero en las anteriores elecciones parlamentarias la mayoría de votos fueron para el Partido de la U.

“En esta región se ha creado el caciquismo. Se vota por el que le dio trabajo a la hermana, o el que le dio traslado de puesto a la madre. El que tenga más plata pone las condiciones. El voto de opinión es mínimo”, apunta.

Girón explica que en las partes altas de las montañas del Occidente, las familias son más conservadoras y hay concejales de ese partido que ajustan más de cuatro periodos. Agrega que para las próximas parlamentarias, en Santa Fe de Antioquia, los candidatos de Cambio Radical podrán tener más aceptación por ser ese el partido de gobierno local.

Campañas frías

Los pasacalles que promocionan candidatos, contados en los dedos de las manos, apenas se ven en la periferia de Santa Fe de Antioquia. También, saliendo del pueblo por la vía al Mar hacia Urabá, se observa, tímidamente, la propaganda política.

El proselitismo se ha limitado a reuniones con líderes como a la que asistió Emilia. El furor de la política aún no se percibe en la ciudad Madre.

Para José Félix Serna, docente pensionado, las campañas se han limitado al trabajo en redes sociales, “pero la calle, en la plaza pública está quedado”.

“Para el Congreso está dividida la contienda. Hay fuerza del Centro Democrático, Liberal, Conservatismo y de la U. Han venido creciendo movimientos alternativos como el Polo y la Coalición Colombia”, agrega.

Lizeth Sibaja, secretaria de Gobierno de Santa Fe, enfatiza que los candidatos han cumplido con la norma que prohibe la propaganda en el centro histórico del municipio y aclara que su administración garantiza el ejercicio de la política sin importar la corriente de los candidatos y la fuerza que los apoye .

Otras Noticias