Elecciones 2018 | Publicado el

Los cerebros detrás de los candidatos presidenciales


Candidatos a la Presidencia en el Debate Caribe. FOTO COLPRENSA

No les gusta ser visibles, prefieren el bajo perfil. Según varios de ellos, el único protagonista es el candidato; pero ahí están, pendientes de cada detalle, en la tramoya, pensando, gestionando, proyectando, calculando, analizando, planeando y evaluando cada paso que se da.

Si alguno de los miembros de la orquesta falla, por más bueno que sea el director, el bache se siente, y si en lugar de uno son más los músicos que se desconcentran, la melodía pierde su brillo, se nota la improvisación y los asistentes podrían ver otro show.

Según Eugenie Richard, doctora en Estudios Sociales y docente de Comunicación Política de la U. Externado, no basta tener un buen candidato; es clave quién arma la estrategia de campaña, el cerebro. Agrega que se necesitan un manager, un asesor político y un abogado para los asuntos de derecho electoral.

Profesionalización política

Una campaña ya no es solo la reunión de dirigentes que invitan a votar por determinada opción. Es un proyecto, una empresa, y por eso es necesario un equipo humano calificado para sacarla adelante.

Alicia Peñaranda, docente del Centro de Análisis Político de la U. Eafit, explica que la comunicación y la tecnología acortaron las distancias y obligaron a las campañas a diseñar mensajes atractivos e inmediatos, y para eso se requiere gente especializada.

De paso, las teorías de la administración, en su sofisticada faceta del mundo de los proyectos, llevaron a que, según Peñaranda, en los procesos electorales también existieran metas, indicadores y permanente seguimiento.

“El nivel de profesionalismo se explica por la optimización de los recursos físicos, económicos y humanos. La definición de roles y jerarquías es uno de los primeros pasos. Títulos como jefe de prensa y de debate se han usado mucho, sin embargo, nuevos cargos aparecen con las necesidades actuales, como director de mercadeo o coordinador de voluntarios”.

La meta: conseguir votos

El candidato no puede hacerlo todo, no debe, como ocurre en la campañas pequeñas, en las que, por falta de recursos o conocimiento, terminan haciendo desde las publicaciones en redes hasta la logística.

En palabras de Nury Gómez, politóloga y máster en Asesoramiento de Imagen de la U. Camilo José Cela (España), la única función que debe tener un candidato es conseguir votos, convencer al elector y gestionar la financiación.

“No es aconsejable tener una cantidad de excelentes profesionales sin una buena dirección. Es indispensable un objetivo y meta clara: los votos, una estrategia orientada a los públicos segmentados y tácticas flexibles. En síntesis, un objetivo claro, una dirección organizada y un equipo coordinado y empoderado”.

¿Y las funciones?

Aunque pueden ser múltiples los cargos y nombres al interior de una campaña, y varios tienen incluso gerentes regionales, como Humberto de la Calle, EL COLOMBIANO, con apoyo de un grupo de estrategas, estableció los siete principales roles en las campañas.

Según Jaime Carrión, docente del área de Sistema Electoral de la U. Nacional, sede Medellín, el cargo de gerente financiero es muy importante porque, según la ley 1864 de 2017, es el que responde por posible financiación ilegal.

Sobre la importancia de tener buenos asesores políticos y gerentes operativos, Nicolás Liendo, vicedecano de la Escuela de Política de la U. Sergio Arboleda, afirma que las campañas deben estar compuestas por un mix de profesionales técnicos y políticos para lograr los objetivos tácticos.

El director de comunicaciones tiene en sus hombros la estrategia mediática y publicitaria y el jefe de prensa mantiene el contacto con los medios de comunicación.

Para Carlos Arias, docente de Comunicación Política de la U. Externado, es clave el estratega de campaña, porque establece el rumbo y determina cuáles son los posibles virajes en acciones tácticas. “Debe ser una persona ajena al círculo emocional del candidato, para que pueda ser crítico”.

Agrega que también es fundamental el director de la estrategia digital, no solo porque allí se encuentran el grueso de los votantes indecisos y el mayor porcentaje de los que se abstienen de votar, sino porque en este escenario se configura el debate con validadores, medios de comunicación e influenciadores.

En últimas, las personas que tienen estas responsabilidades en la campañas hablan mucho del proyecto político que representan.

Contexto de la Noticia

En diversos episodios personas con roles importantes dentro de las campañas se han visto envueltas en escándalos por presunta corrupción, como el de Roberto Prieto, gerente de la campaña de Santos, quien reconoció el ingreso de dineros de Odebrecht. Prieto era cercano a Santos desde tiempo atrás. En la actuales campañas, la mayoría de los candidatos tiene a su lado gente con la que han trabajado antes. En el equipo de Duque están varios exfuncionarios de Álvaro Uribe, en el de Fajardo están sus antiguos colaboradores en la Gobernación de Antioquia y en el de Germán Vargas gente de su partido.


Powered by