Elecciones 2018 | Publicado el

La única cosa que quedó exactamente igual en el nuevo Congreso


FOTO COLPRENSA

Ya están más que claros los integrantes del nuevo Congreso y los analistas han repasado juiciosamente los movimientos en el legislativo: en una votación histórica los verdes alcanzaron 10 curules, el Centro Democrático reafirmó su liderazgo y Cambio Radical se valió de la desaparición del PIN para ampliar su número de escaños. Lo único que no cambió fue la pobrísima representación de las mujeres en el Congreso.

Un 18 % de votación para las candidatas mujeres demuestra la enorme brecha que aún persiste entre ambos géneros y reitera que en Colombia, como en casi todo el mundo, la política sigue siendo cosa de hombres.

Haga clic aquí para leer todo sobre las elecciones

El pasado domingo, 23 mujeres lograron una curul en el Senado de la República y 29 candidatas llegaron a la Cámara de Representantes: exactamente los mismos escaños logrados por el género femenino en las elecciones legislativas de marzo de 2014.

Y no sólo tienen poquitas curules, sino también poquitos votos: no hay ni una sola mujer en la lista de los 10 senadores más votados de Colombia y entre todas las candidatas elegidas al Senado no logran alcanzar siquiera la cantidad de votos de las dos figuras masculinas que lideraron estas elecciones: Antanas Mockus y Álvaro Uribe suman 1.416.337 electores, frente a 1.305.390 tarjetones marcados con los números de ellas.

Así, de los 258 congresistas que se posesionarán el próximo 20 de julio, 52 serán mujeres: el 20 % del total.

El bajo porcentaje de mujeres elegidas es consecuencia directa de la poca representación femenina en las listas de los partidos. Según las cifras de la Registraduría Nacional, de los 2.737 postulantes al legislativo para los comicios del 11 de marzo, 34,53 % eran mujeres (aunque en Colombia, según el reloj de población del Dane, hay más mujeres que hombres).

Le puede interesar: ¿Por qué estos 6 candidatos fueron los más votados en Antioquia?

A pesar de que todos los partidos y movimientos cumplieron con la cuota mínima del 30 % de mujeres en sus listas de aspirantes, exigida por la ley 1475 de 2011, el 80 % de los electores prefieren a candidatos de género masculino ¿Por qué sigue siendo tan difícil la igualdad en la política?

“Hay barreras de los sistemas electorales que tenemos, que siguen siendo muy anquilosados en políticas tradicionales con partidos políticos que no quieren ceder ni un ápice de poder, y eso está muy relacionado con el androcentrismo que impera en la política”, explica Lorena Álvarez, socióloga, magíster en Desarrollo y experta en temas de género.

Para Álvarez, aunque hay elementos de orden cultural que llevan a los votantes a preferir a los candidatos hombres, “los partidos políticos hacen muy pocas medidas afirmativas para que las mujeres lleguen” a las curules. Unos más que otros.

En el Centro Democrático, por ejemplo, la mujeres son bastante fuertes: alcanzaron siete curules al Senado y tres de los cinco candidatos más votados fueron mujeres (Paola Holguín, con 58.005 votos; Amanda González, con 45.505, y María Fernanda Cabal, con 37.905).

Siga leyendo: Así reaccionaron los cinco senadores más votados del país

El Partido Conservador también tiene una alta representación femenina en comparación con otras colectividades. Las mujeres ocuparán el 40 % de las sillas azules en el Senado y el 20 % en la Cámara de Representantes.

Los partidos pequeños que alcanzaron curules, como el movimiento Mira y la Lista de la Decencia, tienen una distribución más equitativa entre ambos géneros. De hecho, el Mira fue el único partido ganador que presentó una lista de candidatos con más mujeres que hombres (62,5 % de género femenino), y eso se reflejó en los resultados: tendrán dos senadoras y un solo senador.

La Alianza Verde, por su parte, tiene a la mujer más votada del país: Angélica Lisbeth Lozano, que llegó al Senado con 105.700 votos. Siguen las conservadoras Nora María García (96.926 votos) y Myriam Alicia Paredes (78.828), Daira de Jesús Galvis (Cambio Radical, 73.687) y Aida Merlano (Partido Conservador, 73.250).

En cuanto a la distribución de los votos femeninos, Casanare y Guaviare son los departamentos que más confían en las candidatas mujeres, con el 46,9 y el 43,3 por ciento, respectivamente. En cambio, los lugares donde menos votan por mujeres son Cauca (9,6 %), Cesar (9,38 %), Valle (11,6 %) y Santander (11,7 %).

Vea en la tabla la distribución por género en el Congreso de la República por cada partido político:


Powered by