antioquia | Publicado el 29 de September de 2015

Vamos a devolverle la seguridad a los antioqueños: Andrés Guerra

Guerra propone la creación de ocho circuitos viales productivos en Antioquia. FOTO donaldo zuluaga

Daniel Palacios Mejía

Una vez superado el lío de la candidatura de Liliana Rendón a la Gobernación de Antioquia por el Centro Democrático, el exdiputado Andrés Guerra Hoyos, quien fue inscrito en su reemplazo, parece haber consolidado su aspiración y reunido en torno a su nombre las distintas vertientes de la colectividad.

En la actualidad, Guerra recorre el departamento de la mano del expresidente Álvaro Uribe asegurando que le devolverá la seguridad a Antioquia y que trabajará por hacer que el campesino antioqueño sea más productivo, ofreciéndole capacitación y financiación. EL COLOMBIANO inicia de esta manera una serie de entrevistas programáticas a cada uno de los aspirantes, tanto a la Gobernación como a la Alcaldía de Medellín, que se publicarán diariamente de acuerdo al orden alfabético del apellido de los aspirantes.

Usted ha sostenido que quiere recuperar la seguridad en Antioquia, ¿cómo

lo hará?

“La extorsión y el boleteo están disparados en Antioquia y por eso tenemos seis puntos fundamentales que serán nuestra hoja de ruta para recuperar la seguridad: primero excelentes relaciones con las Fuerzas Militares recuperando los consejos de seguridad todos los días a las 7 am; el segundo, mejorar la relación con los alcaldes del departamento; tercero, excelente relación con la Asamblea y los Concejos municipales; cuarto, mejorar la administración de justicia, no puede ser que tengamos 85 vacantes entre fiscales e investigadores en Antioquia; quinto, vamos a pasar del 1 al 5 por ciento en presupuesto de seguridad, lo que equivale a 130.000 millones de pesos para tener mejor movilidad reacción y tecnología y por último, recuperar el diálogo popular para lo cual haremos los consejos comunales sábados y domingos por todo el territorio”.

¿De dónde saldrán esos cuatro puntos adicionales para el presupuesto de seguridad?

“Esos puntos saldrán del presupuesto de educación. Vamos a reducirlo, pasando del 51 al 43 por ciento en esa materia. Creemos que el 51 por ciento en educación está disparado, que hay que generar equilibrios y cuando el gobierno tiene el 51 por ciento para educación y solo el 1 por ciento para seguridad se da un desequilibrio, pero el 43 por ciento de educación sigue siendo muy alto y esos 8 puntos que le quitaremos a la educación los vamos a distribuir así: 4 puntos para seguridad, 2 para agricultura y otros 2 a la cultura y al turismo”.

¿Le parece que esta administración ha descuidado

la seguridad?

“Yo tuve una discusión de 30 meses como diputado. Defendí los parques educativos, y son viables con educación pertinente, pero creo que existe un error muy grande al entregarle el 51 por ciento a la educación y solo el 1 por ciento del presupuesto a la seguridad, hoy los resultados nos lo dicen, tenemos que volver a llenar de confianza nuestro territorio y a nuestra gente”.

Usted ha sostenido que en Antioquia debemos volver a las Autopistas de la Montaña...

“Lo que ocurre es que hoy no hay un solo metro de esas autopistas construido y estamos muy preocupados, porque en los pliegos se les daba un año de plazo a los contratistas para empezar y la información que recibo es que no van a cumplir ese plazo. Lo que hoy se está ejecutando en Antioquia es lo que dejó Uribe y el exministro Andrés Uriel Gallego, pero independiente del nombre, Antioquia está esperando ejecución, pasamos de dobles calzadas a autopistas de una calzada. Yo preferiría la mitad de las obras anunciadas, pero que sean en doble calzada, no conozco ninguna autopista en mundo que sea de una calzada”.

Además de las autopistas, ¿qué otras obras necesita el departamento?

“Entre muchas otras, la culminación de Hidroituango. Quiero que tenga cuatro turbinas en 2018 y otras cuatro en 2022; la construcción de Puerto Antioquia; el proyecto Cañafisto y por eso es fundamental que no vendan a Isagén. Proponemos un tren de cercanías multimodal; un puerto multimodal en el Río Magdalena para activar la dinámica económica de Puerto Berrío; un tranvía que llegue hasta el aeropuerto José María Córdova y lograr sacar adelante los túneles de Oriente y del Toyo. Esas son nuestras propuestas para la infraestructura, claras y contundentes”.

Pero también hay un déficit muy grande en las vías terciarias del departamento...

“Sí. Nosotros tenemos 17.000 kilómetros en vías de los cuales 1.600 son de una red primaria que maneja la Nación, otros 4.600 en red secundaria que son del departamento y 10.500 kilómetros en red terciaria y nosotros proponemos la creación de ocho circuitos rurales productivos que lo que buscan es unir las regiones que están por fuera de las vías que tenemos, unos circuitos que van a tener producción agrícola. Los que tenemos pensados son: 1. El Retiro-Montebello; 2. Jericó-Tamesis-Jardín-Buenos Aires; 3. Salgar-Concordia; 4. Urrao-Caicedo-Santa Fe de Antioquia; 5. Sopetrán-Belmira-San Pedro de los Milagros; 6. Santa Rosa de Osos-Carolina del Príncipe- Gómez Plata-Puerto Berrío; 7. Barbosa-San Jóse-San Vicente Ferrer; y por último, el circuito de los embalses”.

¿Cómo va a financiar esos circuitos?

“La Secretaria de Infraestructura tiene un muy buen presupuesto, que después de la de educación, es la que más recursos tiene y vamos a mantener ese presupuesto. Necesitamos que el IDEA nos apalanque, que vuelva a ser para lo que fue creada en 1964 y no para prestarle a los privados sino a los municipios, apoyados en el gobierno departamental”.

Una de sus propuestas consiste en recuperar la clase media rural productiva del departamento, ¿por qué ese empeño?

“Es vital recuperar la memoria agrícola y la clase media rural productiva, porque la edad promedio del campesino en Antioquia son 55 años. Hoy tenemos un campesino empobrecido, envejecido, endeudado y sin seguridad social y el espejo de ese campesino es el joven que está acabando bachillerato y el 95 por ciento de esos jóvenes no quieren seguir en la región rural y se quieren venir a vivir al área metropolitana y por eso queremos modificar la educación que se imparte en las áreas rurales para que desde noveno, décimo y onceavo se tenga educación técnica para recuperar la memoria agrícola y para ello nos serán muy útiles los parques educativos”.

Usted ha propuesto la creación de un fondo de emprendedores para el campesino, cuéntenos un poco de esa idea...

“Ese fondo tiene unas líneas fundamentales: primero, crédito a largo plazo sobre bajos intereses; segundo estudios de suelos, porque los antioqueños tienen que saber para qué sirven sus suelos, no solo para producir sino para saber cómo abonar su tierra; tercero bajar los precios de los insumos y eso lo haremos con el compromiso del sector privado; cuarto recuperar la sociedad y el cooperativismo y por último la necesidad perentoria de que el sector privado ayude a apalancar el plan padrino. Queremos que el sector privado del área urbana nos apadrine una empresa en el sector rural para recuperar esa productividad”.

¿De dónde saldrían los 100.000 millones de pesos con los que según su programa se financiaría ese fondo?

“Vamos a bajar el presupuesto de educación del 51 al 43 por ciento, quedando así un sobrante de 8 puntos de los cuales cuatro irán a seguridad, y otros dos a la agricultura. Esos dos puntos son más o menos 50.000 millones anuales. Además vamos a gestionar un crédito con el BID para que cuando lleguemos a la gobernación tengamos otros 50.000 millones y ahí tendremos los 100.000 millones de pesos anuales de los que he hablado”.

¿No se verá muy afectada la educación con una disminución en el presupuesto de ocho puntos?

No porque esos 8 puntos equivalen prácticamente a la construcción de los parques educativos que ya están construidos. Lo que queremos hacer es darle políticas públicas de sostenibilidad a los gobiernos municipales para que los parques no se conviertan en un elefante blanco. Si nosotros le dejamos al alcalde el parque educativo, téngalo por seguro que no podrá administrarlo, porque mínimo necesita 10 personas para su administración y eso en muchas ocasiones es lo que tiene un alcalde para manejar todo su municipio, por eso hablamos de trabajar con el sector privado para llevar a los parques educativos educación técnica superior pertinente”.

Por último, ¿qué tienen de cierto esas versiones que aseguran que usted podría adherir a otra campaña y que no llegaría hasta el final con su candidatura?

“Mi candidatura va hasta el final, eso está claro. Tengo un compromiso con el partido, con unas bases, con los congresistas, con nuestros candidatos y estoy entregando lo mejor de mí, llegaré a la meta y vamos a ganar. La mejor respuesta a quienes desde un escritorio han tratado de torpedear esta candidatura y decir que soy un comodín, es el trabajo. Tengo plena confianza en el expresidente Uribe, quien además será mi asesor y para quien no tengo más que palabras de agradecimiento” .

Aumentar los recursos para la seguridad departamental reduciendo el presupuesto para educación en un ocho por ciento es una de las principales propuestas de Andrés Guerra Hoyos.

Contexto de la Noticia

1
Si bien la intención de darle más recursos a la seguridad del departamento es buena, disminuir en ocho puntos el presupuesto asignado a la educación, que pasaría del 51 al 43 por ciento es una propuesta que ha generado debate.
2
Aunque el propósito de conectar el área metropolitana con el oriente antioqueño a través del túnel de oriente beneficiaría la competitividad, la viabilidad en términos ambientales de esa obra ha sido cuestionada por defensores del medio ambiente.
3
Que Hidroituango tenga un número determinado de turbinas no es una decisión del resorte de la Gobernación, pues es una decisión que fue tomada por EPM desde el momento en el que se definió y se estructuró el proyecto como tal.
4
Si bien la creación de los ocho circuitos rurales productivos beneficiaría un número importante de municipios del departamento, dejaría por fuera otros tantos y daría pie a que esas administraciones sientan que reciben un trato desigual.

Otras Noticias