deportes | Publicado el

El Mundial tiene buenos vientos


El clima es ideal, según los pronósticos del tiempo. Vientos cálidos, tardes calurosas, cielo despejado. Buena temperatura. Y con este panorama, Roldanillo, Valle del Cauca, vive el ambiente de Mundial de parapente.

Desde ya las calles de este pequeño poblado vallecaucano de 217 kilómetros cuadrados y una población que, acaso, si supera los 50 mil habitantes, empieza a ver el transitar de hombres y mujeres cargando a sus espaldas grandes morrales que caracterizan a los parapentistas.

Allí empiezan a fundirse idiomas poco comunes al lugareño: ruso, italiano, alemán, francés, portugués, inglés y hasta mandarín, que encarnan las principales lenguas de los deportistas extranjeros venidos a la gran cita del año del cross country mundial.

“Es la mejor oportunidad para que el turismo y la economía de Roldanillo se reactiven”, explica Luis Fernando Jiménez, director del Mundial.

Para Édinson Álvarez, piloto santandereano que competirá con los colores de Colombia, “es un reto importante no solo para los parapentistas nacionales sino para la población que recibirá mucha gente de otros países. En lo deportivo hay muchas expectativas y esperamos cumplirlas aprovechando las ventajas de localía”. .


Powered by