internacional | Publicado el

“El hábitat empodera a las mujeres”: Falú


Ana Falú pertenece al Advisor Group for Gender Inclusion (AGGI) y es coordinadora de Género de ONU Hábitat. FOTO cortesía

Bogotá acogió entre miércoles 10 y jueves 11 de mayo el foro internacional “La Ciudad que queremos Vivir”, organizado Red Mujer y Hábitat de América Latina. En él se abordaron experiencias de toda la región para ayudar, desde las soluciones urbanas y territoriales, a disminuir las inequidades de género y a frenar la violencia contra la mujer. ¿Cómo están vinculados ambos temas?

La arquitecta argentina Ana Falú, doctora en Vivienda Social de la Universidad de Delft (Holanda), asesora de ONU Hábitat y docente de la Universidad Nacional de Córdoba, dio respuesta en diálogo con EL COLOMBIANO.

¿Por qué se interesó en venir a Colombia?

“Vengo a participar de este foro que está trayendo experiencias de toda América Latina para ver cuáles son los impactos distintos en género respecto a los territorios.

Veo con mucho interés que hay avances, por ejemplo en Bogotá. En esta administración hay un Consejo Consultivo de Mujeres, y se está tratando desde la Secretaria de la Mujer de poder influenciar el Plan de Ordenamiento Territorial. Creo que esta es la forma de trabajar, con articulación entre los distintos actores para revisar la planeación de la ciudad.

También en Colombia es muy importante todo este proceso con el compromiso de la paz, lo que se vincula con las leyes que han logrado avanzar, con las redes de mujeres que están trabajando para afianzar el proceso, como la Red Nacional de Mujeres, o la Ruta Pacífica. Y cómo esto se aborda en la vivencia cotidiana en los territorios, la seguridad, el poder transitar en espacios que siguen pensándose en clave masculina, que son vedados para las mujeres.

Es un tema de cómo las mujeres perciben la violencia en esos lugares de forma distinta, porque casi siempre la violencia contra ellas va a tener un componente sexual. Esto hace que debamos tener una mirada particular”.

Denos ejemplos concretos de cómo soluciones en materia de hábitat impactan en equidad de género...

“Por ejemplo la ciudad de Córdoba ahora, donde yo vivo, está acordando con las empresas que en los horarios nocturnos el transporte público tenga una parada más. Que entre las dos habituales, tenga una intermedia, para que ponga a la gente más cerca de su casa. De noche que hay menos tránsito, esto no va a afectar los horarios de recorrido, pero sí permite que la gente camine menos tiempo por territorios inhóspitos.

En Toronto, Canadá, fue simplemente mejorar la iluminación de las calles. Porque en la noche, además de que nosotras las mujeres tenemos derecho a gozar de la ciudad, muchas trabajamos. Entonces ¿cómo hacen estas mujeres que tienen que caminar de noche en zonas marginales? Ahí se puede no solo iluminar, sino mantener alertas a los vecinos, tener guarderías próximas a los trabajos. Hay mucho por hacer para pensar las ciudades en clave femenina y no solo en clave masculina. También hay que decir que las mujeres no han dejado de trabajar así las urbes hayan sido construidas de esa forma. Han transgredido sus obstáculos”.

¿El fenómeno de los feminicidios puede ser impactado con cambios en el hábitat?

“Por supuesto si una vivienda está a nombre de las mujeres, que son quienes por lo general están a cargo de los hijos, estas van a sentirse seguras. Muchas veces aguantan casos de violencia que aumentan en hogares pobres, porque ¿cómo hacen para criar a sus hijos? Pero creo que es otro el factor de peso: transformar el concepto de qué es una mujer para los hombres, ese concepto que cosifica a la mujer y le da ese supuesto derecho al hombre de ejercer violencia contra ella”.

¿Cómo ve a la región?

“Hemos mejorado. Un ejemplo es que usted me está entrevistando, la problemática es cada vez más visible. Se aprobaron más leyes contra la violencia de género. Pero falta mucho. Los gobiernos deben comprometerse más consistente y continuamente con recursos, con la articulación de actores sociales y con la escucha a ONG feministas”.

Dar soluciones de hábitat puede ser fundamental en la lucha para disminuir las inequidades de género e incluso para combatir y frenar los delitos sexuales en los territorios.

Contexto de la Noticia

¿Cómo describiría la situación en materia de género en Argentina?

“En Argentina la situación es difícil. Fíjese que según la Casa del Encuentro, en mi país matan casi una mujer por día. Más de 300 mujeres por año han sido asesinadas por motivos de género. Eso evidencia una cosificación de la mujer. Hoy hay un movimiento fortalecido que es #Niunamenos. Esto habla de un cambio de percepción, pero no es suficiente y hay que seguir trabajando”.


Powered by