Europa | Publicado el 16 de August de 2018

El barco humanitario Aquarius llegó a Europa

141 migrantes llegaron a suelo europeo a bordo del Aquarius. FOTOS: Reuters y EFE

AFP

El barco humanitario “Aquarius” llegó al puerto de La Valeta, tras el acuerdo entre cinco gobiernos europeos que permitió desembarcar a esta nave con 141 migrantes rescatados el viernes en aguas internacionales próximas a Libia.

El “Aquarius”, propiedad de las oenegés SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF), entró en el puerto maltés pocos minutos después de las 14H00 (12H00 GMT) del miércoles, tras haber errado varios días en el mar por la negativa de los Estados europeos a aceptar su desembarco.

El ejército maltés se movilizó para facilitar el desembarco de los migrantes, la mayoría de ellos procedentes de Somalia y Eritrea, que pasarán una revisión médica a su llegada a tierras maltesas, según las autoridades locales.

Rescatados el viernes en las aguas próximas a Libia, la mitad de estos migrantes son menores de edad y más de un tercio, mujeres.

“Hay dos niños de cinco años y tres de menos de 13 años”, declaró Aloys Vimard, el coordinador de Médicos Sin Fronteras a bordo del “Aquarius”, quien recordó que estos se encontraban “exhaustos, afectados por su viaje y su paso por Libia”.

Dos meses después de haber estado en el centro de una intensa crisis diplomática, el “Aquarius” erró durante varios días en el Mediterráneo, lo que evidenció las “responsabilidades” de Europa.

Después de que Italia, pero también en un primer momento Malta, le impidieran desembarcar, esta embarcación humanitaria obtuvo finalmente el martes la autorización de atracar en La Valetta (Malta) tras un acuerdo entre cinco países de la Unión Europea (UE): Francia, Alemania, España, Portugal y Luxemburgo.

Estos cinco países se repartirán los 141 migrantes de la nave humanitaria y otros 114 que llegaron a bordo el lunes desde el territorio maltés.

España, que en junio acogió el “Aquarius” en Valencia tras un mediático periplo por el Mediterráneo, anunció el martes que acogerá 60 de los migrantes de la embarcación.

Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron fue criticado en junio por no acoger el “Aquarius”, también recibirá unos 60 refugiados.

Alemania se comprometió a aceptar “hasta 50”, mientras que Portugal acogerá unas 30 personas.

“Peligroso e inmoral”

La oenegé SOS Méditerranée se congratuló el miércoles en Twitter del acuerdo entre los diferentes gobiernos europeos “para compartir las responsabilidades a través de una respuesta (...) coordinada”.

El Alto Comisario de Naciones Unidas para los refugiados, Filippo Grandi, valoró positivamente en un comunicado “el final del impasse del Aquarius”, pero lamentó que “esta situación nunca tendría que haber llegado hasta este punto”.

“Es falso, peligroso e inmoral el hecho de seguir dejando a los barcos de recate errar por el Mediterráneo, mientras que los gobiernos compiten por deshacerse de sus responsabilidades”, insistió Grandi, quien consideró “urgente” superar la situación actual en que se analiza “barco por barco para saber donde desembarcan sus pasajeros rescatados”.

Tras el rechazo de Malta y del nuevo gobierno xenófobo italiano, el “Aquarius” ya vivió otra odisea en junio con más de 600 personas a bordo. Este viaje de más de una semana por el Mediterráneo concluyó con su mediático desembarco en Valencia.

Los dirigentes de la UE se reunieron el 24 de junio en Bruselas, pero no alcanzaron un acuerdo con los partidarios de una política de cierre de las fronteras, como el gobierno italiano o los del grupo del Visegrado (Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia).

Otras Noticias