entretenimiento | Publicado el

Este es el carro volador que quiere financiar Toyota


El coche es un monoplaza de 2,9 metros de largo, 1,3 de ancho y 1,1 de altura. FOTO efe

Cuando el equipo de Cartivator concibió su coche volador SkyDrive en una de sus sesiones de lluvia de ideas hace ya más de cuatro años, nunca planeó que un gigante como Toyota se convirtiera en uno de sus inversores.

Lo confiesa Ryutaro Mori, jefe de planificación de negocio de esta “comunidad voluntaria, que no compañía” de ingenieros cuyo principio básico es “dar sueños a las generaciones futuras”.

Toyota les ha garantizado una financiación de 42,5 millones de yenes (340.000 euros/380.000 dólares) en los próximos tres años para que alcancen su objetivo: que el SkyDrive encienda el pebetero olímpico durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

“Es cierto que nunca hubiéramos imaginado exactamente esto, pero estábamos seguros de que podíamos hacer cualquier cosa posible siempre y cuando soñemos alto y trabajemos duro hacia nuestra meta”, expone con entusiasmo Mori.

El apoyo de Toyota, dice, “representa un gran impulso para que los ingenieros jóvenes sueñen a lo grande y lo materialicen”.

Con los fondos obtenidos, que les permitirán “invertir más tiempo en el desarrollo y menos en preocuparse por los costos”, tienen planeado construir un prototipo tripulado para finales de 2018.

Contexto de la Noticia

· Los sueños de los ingenieros de Cartivator no se extinguen con la llama olímpica. El equipo aspira a lanzar un modelo comercial de coche volador en 2025.


Powered by